Cómo hacer un Kebab en casa en 30 Minutos
BgMenu
Cómo hacer un kebab en casa en 30 minutos

Cómo hacer un kebab en casa en 30 minutos

  • 30 min preparación
  • 2 comensales

Compartir

Preparar kebab en casa es fácil y no te llevará demasiado tiempo: en apenas 30 minutos podrás degustar esta receta de kebab tradicional y muy sabrosa.

El kebab es originario de Oriente Medio y Asia. Existen multitud de variedades tanto en la manera de servirlo como en los ingredientes de preparación y aliño, aunque la forma en que se conoce popularmente es servido dentro de un pan o torta junto con vegetales: lechuga, tomate, zanahoria, cebolla, col, etc. No puede faltar la salsa: salsa de yogur, salsa picante o salsa especial de kebab.

Aun así, todos los kebabs tradicional tienen dos cosas en común: la cocción de la carne (de forma individual, generalmente ensartada en una varilla y a la parrilla) y el adobado o especiado. Y es que kebab quiere decir, literalmente, carne asada o carne carbonizada, pues el proceso de cocción de la misma era muy lento.

Ingredientes

  • Pan de pita - 4 Unidades
  • Pechuga de pollo - 2 Unidades
  • Aceite de Oliva
  • Lechuga
  • Tomate
  • Cebolla
  • Salsas de kebab Choví White
  • Salsa de Kebab Choví Hot

Instrucciones

  1. El primer paso de la receta de kebab casero es preparar la carne. Se cortan unas pechugas en tiras muy finas y se condimentan.
  2. Se pasan las tiras de pollo por la sartén con aceite de oliva durante un par de minutos y se añade especias asegurando que la carne se empape bien.
  3. Se retiran las tiras de pechuga y se ponen en una fuente de horno. El objetivo es que la carne pierda humedad (busca una textura similar a la del pollo asado), así que se hornea durante 15 minutos a 180 grados.
  4. Mientras la carne se hornea se corta la lechuga en tiras finas, el tomate en rodajas y la cebolla finita tipo juliana.
  5. Una vez sacas la carne del horno se monta el kebab casero dentro del pan de pita.
  6. Por último, añádele una salsa u otra (o las dos) dependiendo del paladar y los gustos de cada uno. Que no sobre pero que tampoco falte: este tipo de comidas tienen que tener su condimento.