MUCHO MÁS QUE UNA
Compañía

CHOVÍ > Nuestra compañía > Misión, Visión, Propósito y Valores

MISIÓN, VISIÓN, propósito Y VALORES

MISIÓN

Ofrecemos los mejores productos, atendiendo a todas las necesidades, dando sabor y alegría a todos los platos, siendo responsables y colaborativos con nuestro entorno.

VISIÓN

Estar presentes en todas las comidas de todas las personas de forma divertida y sabrosa.

PROPÓSITO

Transformar la alimentación en momentos de disfrute.

Valores

VALORES

Compromiso. Tradición.  Cercanía. Incorformismo.  Pasión por el Cliente.

VICENTE
CHOVÍ

PASIÓN POR
EL SABER

Vicente Choví nació un 25 de Octubre de 1932 en el seno de una familia trabajadora y querida de Benifaió (Valencia). Con ocho años mostró grandes inquietudes culturales: quería recibir clases particulares y aprender a escribir a máquina. Criado en los años de posguerra, las dificultades económicas le llevaron a estudiar de forma autodidacta llegando a acumular más de 2.000 libros en su biblioteca personal.

Su pasión por la literatura y el saber, junto a un carácter emprendedor posiblemente forjado gracias al espejo de su madre Encarna, le han acompañado toda la vida: trabajó archivando papeles en un molino de arroz, como ayudante de notario y en el Banco de Valencia. Con 16 años ayudó a su madre a montar la primera tienda, en la Calle Real de Benifaió, donde vendían productos de primera necesidad de la época: membrillo, “panfígol”, salazones, legumbres, cereales… a la vez que ayudaba a su padre en las tareas del campo, así como alguna jornada trabajando como peón de obra.

En época de cuaresma, su madre cocinaba albóndigas de bacalao. Vicente empezó a hacer con un mortero de cerámica alioli para las albóndigas y lo ofrecía a las mujeres que las compraban en la tienda. Al tener éxito montaron una «parada» en el mercado del pueblo donde el alioli comenzó a venderse muy bien. Es el origen de lo que hoy es Choví. El origen de una forma de trabajar. El origen de un producto y unos valores que acompañarán a la marca para siempre.

PRIMERO SIEMPRE LAS PERSONAS

Con 55 años, después de una dilatada vida profesional dedicada a la familia y la empresa tuvo la oportunidad de volver a la sociedad parte de aquello que esta le había dado, y decide aceptar el reto de servir a su pueblo como Alcalde de Benifaió durante 8 años.

Fue una época donde tuvo ocasión de conocer de bien cerca los problemas del pueblo y de sus vecinos. Más allá de logros materiales, Vicente Choví se sentía orgulloso de poder atender e intentar ayudar a todas las personas del pueblo que pasaron por su despacho del ayuntamiento todos los días durante los 8 años que fue alcalde. Algo que hacía, incluso, en su propia casa, en la que recibía a muchos vecinos en busca de ayuda.

Durante los años siguientes volvió a la empresa para continuar con su pasión, donde vió como sus hijos se hacían cargo del negocio familiar y hacían empresa como él les había enseñado, «primero siempre las personas».