SÍGUENOS |

Alimentación saludable para niños: Ideas para mejorar la nutrición de los peques

Alimentación saludable para niños: Ideas para mejorar la nutrición de los peques

Fomentar la alimentación saludable para niños no es sinónimo de buscar comidas aburridas para los peques de la casa. Siguiendo algunas pautas sobre cantidades y tipo de alimentos, podemos poner en la mesa recetas saludables para niños atractivas y sabrosas.

 Sabemos que la teoría es muy sencilla, pero que lo difícil es cuando hay que ponerla en práctica. Por eso hemos decidido darte algunas ideas de recetas saludables para niños que puedes preparar en casa sin complicaciones.

Cómo fomentar desde casa la alimentación saludable infantil

La niñez es el mejor momento para adquirir unas pautas de alimentación saludables que pueden durar toda la vida. De esta forma no sólo estaremos dando a nuestros hijos las dosis de proteínas, hidratos, grasas, vitaminas o minerales que necesita para su crecimiento. También estaremos inculcándoles hábitos saludables muy beneficiosos para ellos en el futuro.

Por otra parte los hábitos saludables vinculados a alimentación de los niños empiezan por sus propios padres, que se convierten en modelo a seguir. Algunas ideas que pueden ayudarnos a poner en marcha otros hábitos de alimentación infantil son:

  • Elaborar un menú semanal saludable para toda la familia y consultar a los peques sobre los mismos para que formen parte de ello.
  • Hacer las comidas más apetecibles y atractivas con condimentos y salsas mejoradas nutricionalmente.
  • Establecer un horario de comidas relativamente predecible.
  • Intentar convertir la comida en un momento positivo y agradable para hablar.
  • Disfrutar en compañía puede ayudarnos a poner en marcha otros hábitos de alimentación infantil saludable.

Pautas básicas sobre nutrición infantil saludable

A nivel nutricional para mantener una alimentación saludable para niños se recomienda:

Atender a las necesidades de cada niño según su edad y desarrollo

Por ejemplo, los niños de 2 o 3 años de edad necesitan entre 1.000 y 1.400 calorías diarias de las cuales la mitad deben ser carbohidratos, entre un 30-40% de grasas y el resto proteínas.

 A partir de los cuatro años necesitan la mitad de carbohidratos, una cuarta parte de grasa y compensar la dieta con más proteínas. Entre los 4 y los 8 años el aporte debe ser de entre 1.200 y 2.000 calorías diarias.

Tomar frutas y verduras a diario

Ofrecer a los niños tres o cuatro raciones de productos lácteos al día y darles dos tomas moderadas de carne o de pescado nos permitirá cubrir sus necesidades de vitaminas, proteínas y calcio todos los días.

Comidas con alimentos de todos los grupos

Programar una alimentación que incluya alimentos de todos los grupos sin abusar de ninguno de ellos. Una de las bases de la nutrición infantil es el equilibrio. No existen alimentos malos sino una frecuencia de consumo o cantidad inadecuada.

No saltarse ninguna comida

Esto implica promover desayunos completos y meriendas saludables con frutas, cereales y lácteos como protagonistas.

Cuidar la hidratación

La hidratación es clave para tener una alimentación infantil saludable. Se recomienda que los niños beban suficiente agua y limitar la cantidad de líquidos dulces como sodas, zumos de frutas y bebidas deportivas.

 Los refrescos deben reservarse para momentos especiales, eliminar de la dieta infantil aquellos que tengan cafeína y, en cualquier otro momento del día, utilizar el agua para saciar la sed.

Utilizar el aceite de oliva tanto para cocinar como para comer en crudo, apostar hidratos de carbono integrales (pan, arroz o pasta) y no olvidar patatas y legumbres son otros aspectos para aportar al cuerpo las sales minerales y la fibra que necesita y  para convertir la alimentación infantil saludable en una característica más de nuestra familia.

Recetas saludables para niños: algunas ideas

Adaptar recetas sanas para los más pequeños es más fácil si se juega con colores, formas y presentaciones. Por ejemplo se puede hacer que las hamburguesas caseras o unos nuggets de pollo tengan forma de estrella o de corazón, o convertir unos calabacines rellenos en un barco pirata.

Te puede interesar→ Recetas con verduras para niños

Algunas recetas de cocina para niños, sanas y divertidas

Mini hamburguesas de jamón con tomate, queso y lechuga. Sírvelas con patatas chips hechas al horno con un poco de mayonesa y kétchup. ¡Deliciosas!

Brochetas de pollo con verduras. A la plancha, al horno o a la barbacoa para primer o segundo plato, y de frutas para el postre. En ambos casos tus hijos pueden elegir las que más le gusten y ayudarte a prepararlas.

Ensaladas divertidas. Elige los colores y sabores que más les gusten a los peques de la casa. Puedes poner hortalizas, verduras de hoja verde, pasta, frutas e incluso algún fruto seco. ¡Completísimas!

Hamburguesas de lentejas, guisantes o garbanzos. Una forma diferente y original de introducir las legumbres en la dieta de tus hijos.

Chips de manzana y de zanahoria al horno. O lo que es lo mismo, un picoteo muy saludable.

Sándwich vegetales al horno, sustituyendo el pan por calabacín o berenjena. Rellénalos con un poco de jamón york o jamón serrano y queso.

¿Qué te han parecido estas recetas? Con ellas será más fácil fomentar desde casa la alimentación saludable para niños. En Choví siempre nos hemos preocupado por la alimentación de los más pequeños. Si te ha gustado este artículo también te interesará: ideas de almuerzos rápidos para niños

Visita nuestro blog y encuentra las mejores ideas para tu cocina. ¡Te esperamos!

Compártelo ahora

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Grupo Chovi especialistas en Alimentación