Receta Choví: Blinis con Salsa de Yogur Choví y Salmón Ahumando ¿Cómo se hace?
BgMenu
Blinis con Salsa de Yogur Choví y Salmón Ahumando

Blinis con Salsa de Yogur Choví y Salmón Ahumando

  • 30 min preparación
  • 2 comensales

Compartir

Los blinis con Salsa de Yogur y Salmón ahumado te prometen un exquisito bocado que, además, realzará tu mesa. Aprovecha también el toque que les da la Salsa de Yogur Choví y deja a tus invitados con la boca abierta.

Si te encanta la cocina te gustará saber algunas curiosidades sobre los ingredientes básicos de esta exquisita preparación. A través de esta información podrás realizar un viaje a través del tiempo, adentrarte en la gastronomía eslava y saber otras formas de montar blinis espectaculares.

Qué son los blinis

Los blinis son unas pequeñas tortitas muy similares a las crepes tan vinculadas a la comida francesa. Sin embargo, el origen de esta elaboración tenemos que buscarlo en la tradición culinaria de los países eslavos.

Los ingredientes básicos del blini incluyen harina, levadura, huevos y leche. Este bizcochito se cocina de dos maneras: ligeramente frito o preparado en el horno. A la hora de comerlo vale prácticamente todo. Puedes probarlo solo o rellenarlo con casi cualquier picadillo que se te ocurra.

Sin embargo, nosotros vamos a optar por una rica combinación de salmón ahumado y salsa de yogur. En este sentido, nos aferramos más a los sabores que prefieren los rusos. Los comensales de Rusia son muy fervorosos a la hora de rellenar los blinis con pescados ahumados, como el salmón o el arenque, y su famoso caviar. Está claro que se decantan por los sabores más salados.

En nuestro caso, aprovecharemos la agradable sensación suave, cremosa y fresca que le imprime la Salsa de Yogur Choví.

Curiosidades sobre el yogur

Está clara la importancia que el yogur tiene en nuestra receta de blinis con salsa de yogur. Por ello, no está de más indagar un poco más acerca de este delicioso ingrediente. No en vano, el yogur es uno de los alimentos que se encuentra en cualquier cesta de la compra de casi todo el planeta. Además, es un componente que ha demostrado su solvencia a la hora de elaborar distintas salsas.

Dos milenios de antigüedad lleva el yogur entre nosotros. De hecho, era un alimento ampliamente consumido por grupos nómadas asiáticos y turcos. Su creación fue accidental y cuentan que se produjo al guardar la leche dentro de un odre de piel de cabra. La piel y el calor hicieron que la leche cuajara.

Por lo visto, el resultado fue del gusto de los paisanos de aquellos tiempos. Además de comerlo en su modo original, lo empezaron a utilizar como aderezo destinado a conservar otros alimentos.

Sin duda, esta fue una buena idea y podríamos considerarla como la tatarabuela de la salsa de yogur con el que vas a condimentar tus blinis de salmón ahumado.

Otra receta parecida a los blinis, que podéis aprovechar para sorprender,  son los crepes verdes de pollo y ajonesa que están tan de moda

Ingredientes

  • Huevo - 1
  • Yogur natural o de sabor - 1
  • Leche - 60 ml
  • Harina - 80 gr
  • Pepino en láminas finas - 1/2
  • Salmón ahumado - 250 gr
  • Salsa de Yogur Choví - 10 cucharadas
  • Sal - 1/4 cuchara
  • Levadura química en polvo - 1 cucharadita
  • Eneldo
  • Pimienta molida
  • Ralladura de limón

Instrucciones

Elaboración Blinis con Salsa de Yogur Choví y Salmón Ahumando

  1. En un bol bate el huevo junto con el yogur y la leche.
  2. Añade la sal, la levadura y la harina.
  3. Bate de nuevo, hasta obtener una mezcla homogénea. Deja reposar 20 minutos.
  4. Unta una sartén antiadherente con un poco de aceite.
  5. Cuando esté caliente empieza a añadir porciones de masa para cada blini. Deja espacio entre ellos.
  6. Cuando se hayan dorado por un lado dales la vuelta y cocina 2 minutos más.
  7. Coloca los blinis en una fuente y repite el proceso hasta acabar con toda la masa.
  8. Pon una rodaja de pepino y un trozo de salmón ahumado en cada blini.
  9. Añade un poco de Salsa de Yogur Choví a cada porción.
  10. Corona cada blini con una ramita de eneldo.
  11. Espolvorea con pimienta molida y un poco de ralladura de limón.