Falafel con Salsa de Yogur: ¿Cómo se hace? - Recetas Choví
BgMenu
Falafel con salsa de yogur Choví

Falafel con salsa de yogur Choví

  • 30 min – 1 hora preparación
  • 3-4 comensales

Compartir

El falafel es uno de los platos estrellas de la gastronomía árabe. Una deliciosa manera de ingerir legumbres para grandes y pequeños. Se trata de una especia de albóndigas o croquetas donde el garbanzo es el rey.

La India, Oriente Medio y Pakistán son los tres lugares donde más se consume el falafel. Sin embargo, dada la extensión de restaurantes de comida oriental a lo largo y ancho del planeta, son muy pocos los que aun no han probado esta exquisitez.

El plato en sí consiste en un pan árabe o de pita relleno de albóndigas de garbanzos, verduras frescas y, en muchos casos, semillas de sésamo. Además, se suele acompañar con salsa de yogur o tahina, que es un aderezo tradicional a base de zumo de limón y sésamo. En nuestro caso, queremos aprovechar la textura y gran sabor de la salsa de yogur Choví para dar un toque más auténtico al plato.

Ni qué decir tiene que la combinación de sabores es espectacular. No es de extrañar que se sirva falafel con salsa de yogur Choví como aperitivo o primer plato en la mayoría de los restaurantes orientales. Por ello, queremos invitaros a preparar esta delicia en casa y así poder degustarla cada vez que queráis sin tener que salir a la calle.

Origen del falafel

El término falafel tiene su origen en la palabra árabe “filifil”, cuyo significado no es otro que “pimiento”. Sin embargo, el ingrediente principal de este plato son las habas, los garbanzos o la mezcla de ambos.

A diferencia de otro tipo de albóndigas o croquetas, las legumbres empleadas en la elaboración del falafel no se guisan. Simplemente se dejan ablandar en agua hirviendo y posteriormente se trituran con ajo y cilantro hasta obtener una pasta arenosa. Con esta masa se preparan pequeñas porciones aplanas que se fríen en aceite muy caliente.

Beneficios nutricionales del garbanzo

La legumbre estrella de este plato es el garbanzo. Sí, os hemos dicho que el falafel también puede ser a base de habas o mezcla de éstas con garbanzos, pero estas opciones solo parecen ser populares en algunos lugares de Grecia.

Dentro de los beneficios nutricionales del garbanzo destaca el hecho de ser una fuente rica en fibra, proteína y ácidos grasos insaturados. Gracias a estos ácidos, precisamente, logramos mantener a raya el colesterol malo y los triglicéridos. Además, el garbanzo también es rico en minerales (hierro y calcio) y vitaminas (especialmente del grupo B).

Así que ya lo sabes, ponte manos a la obra y deslúmbrate a ti mismo cocinando un falafel con salsa de yogur Choví para chuparse los dedos.

Ingredientes

  • Garbanzos - 150 gr
  • Cebolla morada - 1/4
  • Dientes de ajo - 2
  • Pimiento rojo - 1/4
  • Perejil fresco picado - 2 cucharaditas
  • Cilantro fresco picado - 2 cucharaditas
  • Comino en polvo - 1 cucharadita
  • Sal - 1 cucharadita
  • Ralladura de limón - 1 cucharadita
  • Harina de avena o de garbanzo - 2-4 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ingredientes para los toppings:
  • Pan de pita
  • Lechuga
  • Pepino
  • Ingredientes para la vinagreta:
  • Tomate finamente picado - 1
  • Cebolla morada finamente picada - 1/4
  • Perejil picado - 1 cucharada
  • Zumo de lima - 2 cucharadas
  • Sal - al gusto

Instrucciones

Elaboración Falafel con salsa de yogur Choví

  1. Un par de días antes de ponerte a preparar esta receta de falafel con salsa de yogur Choví debes poner los garbanzos en remojo.
  2. Transcurrido ese tiempo, escurre y enjuaga bien los garbanzos. Colócalos en el vaso de una picadora junto con la cebolla, los ajos, el pimiento, el perejil, el cilantro, la sal, el comino y la ralladura de limón. Tritura hasta que se forme una pasta, añade la harina y mezcla con unos segundos más en la máquina. Después, dejar reposar la mezcla una hora en la nevera.
  3. Una vez la masa ha reposado, precalienta el horno a 190°C y forra una bandeja con papel vegetal.
  4. Forma bolitas con tus manos y dales una forma ligeramente achatada. Con ayuda de un pincel de cocina unta cada falafel por ambos lados con un poco de aceite de oliva y colócalos sobre la bandeja forrada con papel vegetal.
  5. Una vez has hecho todas las bolitas achatadas, hornéalas durante 15 minutos a 190°C. A continuación, les das la vuelta y sigues horneándolos otros 15-20 minutos más hasta que queden doraditos. Otra opción es freírlos en abundante aceite. Tú elijes.
  6. Sirve las croquetas de falafel dentro de un bollo de pan de pita con lechuga y rodajas de pepino. Dale el último toque al plato añadiendo la Salsa de Yogur Choví que quieras y el aliño de tomate que has preparado.