Recetas de verano: ¡cocina sin encender los fogones!
BgMenu
Recetas de verano: ¡cocina sin encender los fogones!

Recetas de verano: ¡cocina sin encender los fogones!

  • 30 min – 1 hora preparación
  • 2 comensales

Compartir

¿A quién le apetece perder el tiempo en la cocina en verano? Con el calor es normal que te apetezca menos encender los fogones y, además, seguro que tienes muchos planes mejores. Por eso hemos hecho una selección de recetas de verano para disfrutar de tus planes estivales y cuidar tu alimentación.

Como preparar algo de comida es inevitable, es mejor realizar comidas poco abundantes y ligeras. Lo ideal es incluir en ellas los alimentos que la temporada nos ofrece.

La gran variedad de verduras y frutas que se venden en la época estival te permiten disfrutar de una dieta saludable y rica. Entre las frutas y verduras de esta temporada son encontrarás pepino, sandía, melón, tomate, cereza, melocotón… Estos ingredientes son los ideales  para elaborar recetas sabrosas, frescas y ligeras para este verano.

Con estos ingredientes podemos preparar todo tipo de recetas de verano. Las frutas, por ejemplo, te permiten preparar una buena macedonia fresquita y los vegetales como el tomate o la zanahoria son perfectos para ensaladas.

A continuación te ofrecemos un listado de recetas de verano para que puedas empezar a prepararte tu menú para las próximas semanas.

11 Recetas frías para el verano

1. Sándwich de verano de atún y pan de cebolla

Preparar un sándwich te llevará poco tiempo y es la comida ideal para llevarte a la playa o a cualquier sitio. Para darle un toque gourmet a tu sándwich, te recomendamos que utilices pan de cebolla. Puedes encontrarlo en panaderías y le dará un toque de sabor a esta receta de verano.

Para prepararlo, unta dos rebanadas de pan con una cantidad moderada de Mayonesa Choví. ¡No te pases o el pan se quedará blando! En un bol mezcla el atún desmenuzado con huevo duro picado, y después colócalo sobre una de las rebanadas. Añade hoja de lechuga para aportar un toque crujiente y un par de rodajas de tomate.

sandwich

2. Brochetas de frutas de temporada con jamón serrano

Alguna de las frutas de la temporada son el melón y el melocotón. Puedes preparar una receta de verano combinando estas dos frutas y además añadiendo unos cuantos higos dulces.

Para elaborar este plato variado utiliza higos maduros, melón, melocotón, mozzarella y lonchas de jamón ibérico. Trocea la fruta en daditos y móntala en los palillos combinando dados de mozzarella y lonchas de jamón serrano. Una manera deliciosa de darle la vuelta a la clásica receta de verano de melón con jamón.

 

3. Endibias con verduras frescas y trocitos de tofu

Prepara unas endibias aliñadas con un suave toque de verduras y tofu. Para ello necesitarás endibias, tomates, pimiento rojo, pimiento verde, cebolla, aceitunas negras, tofu y aceite de oliva.

Lo primero que tienes que hacer es picar todas las verduras y sazonarlas con aceite de oliva. Si quieres puedes añadir un poquito de vinagre balsámico para darle más sabor. A continuación deshoja las endibias y colócalas en una bandeja. Una vez las tengas preparadas reparte las verduras por encima de las endibias junto con el tofu y las aceitunas negras.

Un consejo para disfrutar al máximo de esta receta de verano es que sirvas este plato bien frío y si además añades un poco de Ajonesa Choví, mejor qué mejor. Le darás un sabor muy especial a tu plato.

¡Es una gran idea para los días más calurosos!

 

endibias con verduras

 

4. Rollitos vegetales fríos al estilo oriental con humus

Parar preparar esta receta de verano necesitas zanahoria, pepino, lechuga, humus y hojas de papel de arroz. Pela y corta el pepino, la zanahoria y la lechuga en juliana. Una vez tengas esto listo llena un plato hondo con agua caliente y sumerge una hoja de papel de arroz en el plato de agua. Déjala unos 10 o 15 segundos y a continuación ponla sobre un paño y sécala con cuidado para que no se rompa.

Para hacer el rollito, te aconsejamos que lo prepares sobre el mismo paño, ya que si mueves mucho el papel de arroz estando seco se puede pegar y romperse. De todas formas, es recomendable que tengas suficientes hojas de papel de arroz a mano para que no te quedes sin tus rollitos.

Una vez tengas listas las hojas de papel de arroz ya puedes empezar a poner el relleno, añade un poco de lechuga y una cucharada humus sobre el papel de arroz y enrolla un poco. Después pon un poco de zanahoria y sigue enrollando y doblando hacia adentro los extremos, añade por último el pepino. ¡Ahora ya puedes cerrar el rollito!

Se pueden servir enteros o cortándolos por la mitad. Además puedes utilizar la salsa que más te guste para acompañarlos. ¿Cuál es tu salsa favorita para acompañar a tus rollitos?

rollitos de verduras

5. Macedonia de frutas rojas de verano

Puedes preparar una buena macedonia de frutas para cualquier comida del día, incluso para los más peques de la casa. Te aconsejamos que utilices las frutas de la temporada, que podrás conseguir en el mercado de forma más económica. Para darle un aspecto único, te proponemos una macedonia de verano con frutas rojas. Necesitarás sandía, cerezas y fresas.

Empieza cortando todas las frutas en trozos pequeños y mézclalas en cualquier recipiente. Para que esté dulce, puedes añadir un poco de azúcar y dejar reposar en la nevera para que suelte su jugo. Es mejor si preparas la macedonia un rato antes de que la sirvas: así la fruta estará muy fresquita y esta receta de verano os resultará mucho más apetecible.

 

6. Pastel frío de salmón ahumado y queso cremoso

¿Pensabas que solo podrías preparar un pastel recurriendo al horno? Te contamos cómo preparar un pastel muy sano sin tener la necesidad de encender los fogones. Para prepararlo necesitarás rebanadas de pan de molde sin corteza, salmón ahumado, queso crema, lechuga, tomate, huevo cocido y Mayonesa Choví.

Para ver la receta completa, visita la receta en nuestro blog.

pastel de salmon

7. Tabulé mediterráneo

¿A quién no le apetece en verano una ensalada mediterránea? Para que sea un poco más consistente, ¡prepárala con cuscús! Necesitas los ingredientes más mediterráneos que existen: atún, pepino, tomate cherry, zanahoria, aceitunas negras, lechuga, queso feta y aceite de oliva.

Hierve el cuscús y deja que repose en la nevera. Mientras tanto, corta el pepino, la lechuga, el tomate y la zanahoria en trocitos pequeños. A continuación añade los otros ingredientes y mézclalo todo con nuestra Salsa de Yogur. Mézclalo todo con el cuscús y vuelve a meter en la nevera hasta la hora de comer.

 

8. Hummus: los mil y un sabores

El hummus es una crema de garbanzos típica de la comida árabe,  pero que se ha ido haciendo hueco en nuestra gastronomía y que hoy todo el mundo prepara en casa.

Sus ingredientes hacen que el hummus sea una de las recetas frías favoritas para comer legumbres de forma diferente y saludable.

El hummus tradicional se hace con los siguientes ingredientes:

  • Garbanzos (puedes utilizarlos ya cocidos)
  • Tahini
  • Un diente de ajo
  • Zumo de limón
  • Comino
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón

Para hacer el tahini

  • Sésamo
  • Agua
  • Sal

El tahini es una pasta de sésamo que tradicionalmente se usa en recetas frías como el hummus o en otras como el falafel. Puedes omitirlo de la receta, pero esta pasta le dará el sabor del verdadero hummus.

Para hacerlo, sólo necesitas tostar el sésamo (si no lo has comprado tostado), y triturarlo con agua y una pizca de sal.

Como muchas recetas frías, tiene la ventaja de que lo puedes guardar y comerlo en varios días.

Elaboración del hummus

  1. Enjuaga los garbanzos cocidos
  2. Añádelos en un vaso para batir con el ajo, el comino, la sal y el zumo de limón
  3. Añade tu tahini
  4. Añade agua poco a poco. Lo más importante del hummus es que quede cremoso.
  5. Coloca tu hummus en un bol o plato, extendiéndolo
  6. Añade un chorrito de aceite de oliva y pimentón a tu gusto.

Una vez domines el hummus clásico, atrévete a crear combinaciones para hacer nuevas recetas frías.

Puedes hacerlo con lentejas, sustituyendo los garbanzos. Debes tener cuidado con la cantidad de agua y zumo de limón, ya que con las lentejas quedará más líquido. Así que añade más, o quita agua.

Además, puedes hacer otras recetas frías tan ricas como la del hummus de remolacha o el de  calabaza, en los que solamente debes sustituir parte de los garbanzos por estos ingredientes.

 

9. Mousse de atún

El mousse de atún es perfecto para untar en tostas o galletas saladas,  y puedes prepararlo para cualquier cena fría de verano, acompañado de otras recetas frías como el hummus.

Para hacerlo, sólo necesitas:

  • Atún en conserva
  • Mayonesa o queso cremoso de untar.
  • Limón

Para elaborar esta tapa fría sólo tienes que usar la batidora y triturar el atún con la mayonesa o el queso y añadir unas gotitas de limón. Para terminar, puedes añadir un poco de pimentón y sésamo.

Si no te queda todo lo consistente que quieres, puedes mezclarlo con una lámina de gelatina neutra previamente hidratada y dejar enfriar.

El mousse es una de las recetas frías más sencillas para cualquier aperitivo en verano. Puedes usarlo también para rellenar otros ingredientes, como tomates, o realizarlo con otro ingrediente principal, como pimientos de piquillo.

¡Está riquísimo!

 

10. La fruta, que no falte en las recetas frías

Además de incluirlas en las ensaladas, las frutas son protagonistas en otros platos fríos de verano.

Esta elaboración es una de las recetas frías más saludables como desayuno o merienda para los niños, ya que contiene cereales, fruta y lácteos.

Para hacer esta receta de cereales con fruta, necesitas:

  • Copos de avena
  • Miel
  • Frutas
  • Yogur

Para elaborar esta receta fría:

  1. Calienta una cucharada de miel en un cazo y añade los cereales.
  2. Saca la mezcla y dale la forma que quieras.
  3. Cuando se enfríe, quedará sólido
  4. Añade encima el yogur y las frutas cortadas en trocitos pequeños

Siguiendo los pasos, puedes crear varias recetas frías con diferentes cereales y frutas. Si estás fuera de casa puedes dejarlas enfriar un poco más y hacer tus propias barritas de cereales caseras para llevarte donde quieras.

 

11. La ensaladilla: en el número uno de las recetas frías para verano

Hay algunas recetas frías con las que triunfarás en cualquier ocasión y una de ellas es la ensaladilla. Es una de las recetas frías más tradicionales y que se preparan durante todo el año, pero especialmente en verano.

Además de la más clásica, elaborada con patata, guisantes, atún y mayonesa, este plato frío se puede preparar de muchas maneras.

Si quieres hacer recetas frías muy ligeras, puedes hacer varios tipos de ensaladilla sin patata. Para ello, puedes utilizar gambas, salmón, verduras crudas o previamente cocinadas, como pimiento, berenjena o calabacín, y dejarlas enfriar.

El secreto para una buena ensaladilla es que todos los ingredientes estén cortados muy pequeños y que estén ligados con una buena salsa, tradicionalmente una buena mayonesa o una salsa cocktail que va muy bien para las recetas frías con marisco.

¡Ya tienes lista una receta de verano muy mediterráneas! Además si te gustan mucho las ensaladas, no te puedes perder nuestro artículo de recetas de ensaladas ligeras y fáciles.