Receta de pimiento del piquillo relleno de bacalo y ajonesa
BgMenu
Pimientos de piquillo rellenos de bacalao y ajonesa

Pimientos de piquillo rellenos de bacalao y ajonesa

  • 40 min preparación

Compartir

Cuando hablamos de cocina, la simplicidad no está reñida con la calidad y el sabor. Preparar pimiento de piquillo rellenos, es un lujo culinario. Elegir con cuidado el relleno, marcará la diferencia entre unos pimientos buenos o buenísimos. Sin duda, estos pimientos de piquillo rellenos de bacalao y ajonesa Choví, pertenecen al segundo grupo.

La receta comienza con la preparación de una variante de la clásica brandada de bacalao, empleado nuestra salsa ajonesa suave. El bacalao y la ajonesa, combinarán a la perfección consiguiendo un relleno delicado y sabroso. Como colofón necesario, una salsa con pimiento y verduras para chuparse los dedos.

Se trata de un plato de fiesta para hacer en casa a diario, un plato de rechupete.

Ingredientes

  • AJONESA - 70 g
  • Bacalao - 250 g
  • Leche - 50 g
  • Patata mediana - 1
  • Perejil
  • Aceite de oliva - 100 g
  • Caldo de verduras - 125 g
  • Harina - 1 cda
  • Vino Blanco - 125 g
  • Pimientos de piquillo - 14
  • Cebolla - 1
  • Sal

Instrucciones

RELLENO
  1. Desalamos el bacalao dejándolo a remojo durante 48 horas. Debemos cambiar el agua del remojo cada 8 horas y tener la precaución de mantener el bacalao en el frigo durante este proceso, sobre todo en épocas de calor. Así evitaremos que el pescado se estropee.
  2. Una vez que tenemos el bacalao desalado, lo cocemos durante 2 o 3 minutos. Pasado este tiempo, dejamos que se temple y le retiramos pieles y espinas, dejándolo en lascas.
  3. Cocemos la patata pelada durante 20 a 25 minutos en agua con sal y reservamos.
  4. En un bol añadimos el bacalao desmenuzado, la patata cortada en dados, la leche y el aceite. Con la ayuda de una batidora, trituramos los ingredientes hasta conseguir una crema.
  5. Añadimos la ajonesa y continuamos triturando la mezcla hasta conseguir una crema lo más fina posible. Comprobamos el punto de sal y añadimos si fuera necesario. Ponemos la crema de bacalao en una manga pastelera, lo que nos facilitará mucho en proceso de rellenar los pimientos.
MONTAJE
  1. Con la manga pastelera rellena de la crema de bacalao, rellenamos los pimientos con mucho cuidado. Vamos colocando los pimientos de piquillo rellenos en la fuente de horno definitiva. Se trata de una operación delicada en la que seguramente se nos romperán 2 o 3 pimientos. Estos pimientos rotos los reservaremos para la elaboración de la salsa. Reservamos.
SALSA Y REMATE
  1. En una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, sofreímos la cebolla cortada en daditos. La cocinaremos a fuego medio bajo para evitar que se tueste. Cuando la cebolla esté transparente añadimos la harina y la cocinamos durante 1 o 2 minutos.
  2. Incorporaos el vino blanco y los pimientos rotos que hayamos desechado. Cocinamos el vino unos minutos para que se evapore el alcohol.
  3. Añadimos le caldo de verduras y continuamos la cocción 5 minutos más. Trituramos la salsa y la vertemos directamente sobre los pimientos de piquillo rellenos que tenemos reservados.
  4. Con el horno previamente caliente, horneamos los pimientos a 180ºC durante 15-20 minutos y servimos en el momento espolvoreados con una pizca de perejil.