Croquetas de pulpo con Salsa Brava - Recetas Choví
BgMenu
Croquetas de pulpo con Salsa Brava Choví

Croquetas de pulpo con Salsa Brava Choví

  • 50 min preparación
  • 4 comensales

Compartir

La croqueta es una vieja amiga de los fogones españoles. A pesar de llevar entre nosotros desde finales del siglo XIX, en los últimos tiempos está viviendo una segunda juventud. A los sabores clásicos, no podemos olvidar las típicas croquetas de jamón, se incorporan nuevas recetas. Es el caso de las innovadoras Croquetas de pulpo con Salsa Brava Choví que te invitamos a probar.

Todo lo que no sabías sobre las croquetas

Se estima que cada español consume al año una media de 80 croquetas. Nadie puede negar que es una comida que engancha por igual a grandes y pequeños. Desde las tabernas más antiguas y castizas hasta los restaurantes de cocina creativa, la croqueta no deja de atrapar los paladares más diversos.

Origen

Como todo en este mundo, la croqueta también posee una historia propia. Aunque ahora sea tan apreciada en los lugares más recónditos del mundo, el origen de las croquetas es francés. Fue el cocinero de Luis XIV el autor de esta deliciosa creación.

Se cuenta que el chef quiso sorprender el paladar del regente y a sus invitados. Para ello se sirvió de una preparación de bechamel recubierta con una gruesa capa crujiente. El nuevo plato pasó a llamarse croquettes à la royale y se convirtió en el bocado preferido de los cortesanos galos.

A la conquista de España

La palabra croqueta procede del vocablo francés croquer, que significa ‘crujir’. Las croquetas llegaron a España en la segunda mitad del siglo XIX. De hecho, se encuentra documentación escrita en algunos libros de autores como Alejandro Dumas o Emilia Pardo Bazán.

En una España con bastante escasez y pocas posibilidades económicas, el invento francés no tardó en hacerse muy popular. El pueblo llano vio una buena oportunidad para reutilizar los restos de otras comidas. Así, la croqueta se convirtió en una de las estrellas de la cocina de reciclaje.

En un principio, las croquetas españolas sustituyeron la bechamel por puré de patata. De este modo, se conseguía que el alimento llenara más y fuera más consistente. A ese puré de patata se añadían las sobras de otros platos. Así, la masa se completaba con restos de verduras, carne o pescado.

En la actualidad, la croqueta se ha convertido en toda una institución. ¡Hasta tiene su propio día! El Día de la Croqueta es el 16 de enero y lleva celebrándose desde 2015. Nosotros honramos esta deliciosa tapa con la receta de Croquetas de pulpo con Salsa Brava Choví.

Si aun no has tenido la oportunidad de preparar una croqueta en tu vida te enseñamos como hacer la masa de croquetas perfecta 

 

Ingredientes

  • Salsa brava Choví
  • Pulpo cocido - 180 gr
  • Aceite de oliva virgen extra - 50 ml
  • Cebolla finamente picada - 50 gr
  • Harina - 80 gr
  • Caldo de pescado - 160 ml
  • Leche entera - 200 ml
  • Huevo - 1
  • Sal y pimienta molida
  • Pan rallado
  • Aceite de girasol

Instrucciones

Elaboración Croquetas de pulpo con Salsa Brava Choví

  1. Tritura los trozos de pulpo cocido con una picadora o pícalos finamente con un cuchillo.
  2. Calienta el aceite en una cazuela pequeña y sofríe la cebolla durante unos 10 minutos.
  3. Echa la harina y, con la ayuda de unas varillas, remueve hasta que se haya integrado con el aceite. Sin parar de remover cocina la harina durante 2-3 minutos.
  4. Mezcla la leche con el caldo de pescado y caliéntalo. Añade la mezcla bien caliente a la cazuela en pequeñas cantidades. A la vez remueve enérgicamente con las varillas para evitar que se formen grumos. Sigue durante unos 10 minutos añadiendo e integrando todo el líquido.
  5. Cocina la bechamel a fuego bajo-medio durante 10 minutos más sin parar de remover. Si te queda algún grumo puedes triturar la masa con la batidora.
  6. Añade el pulpo y 2 cucharadas de Salsa Brava Choví. Remueve para integrar todo y salpimienta al gusto. Echa la masa en un plato hondo, cubre con film transparente para que no se reseque la masa y deja enfriar en la nevera hasta el día siguiente.
  7. Prepara dos recipientes, uno con el pan rallado y otro con el huevo. Da forma a las croquetas con dos cucharas. Las pasamos primero por pan rallado, luego por huevo batido, otra vez por pan rallado y deja sobre un plato limpio.
  8. En una cazuela calienta abundante aceite. Cuando el aceite este cerca de humear, a unos 175° C, cocínalas en tandas a fuego alto. Saca las croquetas a un plato con papel absorbente.
  9. Sirve las croquetas acompañarlas de un poco de Salsa Brava Choví.