Vasitos de pisto con allioli y peladura de patatas - Recetas Choví
BgMenu
Vasitos de pisto con allioli y peladura de patatas

Vasitos de pisto con allioli y peladura de patatas

  • 30 min preparación

Compartir

Las verduras, parte fundamental de la dieta mediterránea, ofrecen infinidad de posibilidades a la hora de cocinarlas. Uno de los platos más deliciosos y significativos de la gastronomía española es el pisto. Acompañado de otros ingredientes y de una deliciosa salsa allioli, se convierte en una comida de lo más apetitosa para los meses de más calor del año.

El pisto manchego procede, como su propio nombre indica, de La Mancha. Hoy en día se ha extendido su elaboración en todo el territorio español, aprovechando las verduras de la huerta según la temporada, con unos ingredientes que pueden variar el resultado final.

Tienes la excusa perfecta para incluir una ración de verduras en tus almuerzos o cenas a través de esta receta de vasitos de pisto con allioli y peladura de patatas que te proponemos. Pero antes de ponernos el delantal de cocina, vamos a descubrir un poco más de historia sobre este plato y cómo se elabora de manera tradicional.

¿Cómo es el auténtico pisto manchego?

Lo que conocemos como pisto, o pisto manchego, es un plato de lo más sencillo que consiste en una fritada de verduras de temporada. Pertenece a la cocina española del siglo XVII, aunque este plato ha formado parte de nuestra gastronomía desde mucho antes.

Gracias a la incorporación a nuestra dieta del tomate y el pimiento procedente de América, después de la llegada de los colonizadores españoles a los nuevos territorios, la receta tradicional cambió drásticamente, pasando de ser un caldo de gallina con verduras a la mezcla que conocemos hoy en día.

El auténtico pisto de la Mancha solo lleva tomate maduro y pimientos verdes. Dependiendo de la zona geográfica, hay otras variedades que incluye pimiento rojo, cebolla, calabacín, berenjena, e incluso ajo. Para hacer tus vasitos de pisto con allioli puedes elegir los ingredientes que más te apetezcan.

Las verduras frescas se cortan y se van pochando a fuego lento en una sartén con aceite de oliva, dejándolo reposar al final para tomarlo templado o frío. De esta manera se potencian más los sabores naturales de la verdura, que junto con la salsa allioli estará incluso más sabrosa.

Mejores recetas para hacer con pisto

Si quieres seguir el estilo tradicional a la hora de degustar un buen pisto manchego, lo habitual es servirlo con huevos fritos o con algún embutido típico de La Mancha. En la mayoría de zonas de Castilla-La Mancha se sirve el pisto en cazuela de barro con longaniza, o bien a modo de tapa con daditos de jamón serrano. Ten en cuenta que, aunque en invierno es un plato que se puede tomar caliente, suele ser más apetecible degustarlo frío en verano.

La actual cocina moderna ofrece una gran variedad de platos diferentes para acompañar con pisto manchego, como esta receta de vasitos de pisto con allioli y peladura de patatas que te proponemos, para disfrutar del mejor sabor veraniego con un toque de allioli de lo más fresco. ¡Te encantará!

Ingredientes

  • Allioli Choví - al gusto
  • Cebolla finamente picada - ½ 
  • Ajos finamente picados - ½ 
  • Pimiento verde finamente picado - ½ 
  • Pimiento rojo finamente picado - ½ 
  • Tomate troceado enlatado - 200 gr
  • Calabacín cortado en cubos pequeños - 1
  • Patatas medianas - 2
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hojas de albahaca para decorar

Instrucciones

Elaboración Vasitos de Pisto con Allioli Choví y Peladura de Patatas

  1. Pon una sartén al fuego y sofríe la cebolla y el ajo. Cuando esté transparente añade los pimientos y cocina unos 10 minutos. Incorpora el calabacín y deja cocinar unos 10 minutos.
  2. Cuando estén listas las verduras añade el tomate, mezcla bien y salpimienta al gusto. Deja al fuego hasta que el tomate se haya reducido, unos 10 minutos.
  3. Para hacer peladuras lava bien las patatas, y pélalas a cuchillo para que las peladuras sean un poco más gruesas de lo que son con un pelador, intenta que tengan como un dedo de anchura aproximadamente.
  4. Calienta abundante aceite en una sartén o cazo y justo cuando vaya a empezar a humear echa las peladuras de patata. Fríe a fuego medio 4-5 minutos, luego sube el fuego un par de minutos hasta que estén doradas.
  5. Sácalas a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite, y sazona al gusto.
  6. Para montar los vasitos pon un par de cucharadas de pisto en la base de cada vaso, añade encima una cucharada de allioli Choví y por último pon las peladuras de patata crujientes que pueden incluso servir de cuchara para degustarlo.
  7. Decora con hojas de albahaca y listo.