Conoce las características nutricionales de los boniatos
BgMenu

Conoce las características nutricionales de los boniatos

En esta estación del año aparecen los boniatos, también llamados batatas, son unos tubérculos con una forma normalmente alargada y de distintos colores

Compartir

En esta estación del año aparecen los boniatos. ¿Qué sabéis de ellos?

Los boniatos, también llamados batatas, son unos tubérculos con una forma normalmente alargada y de distintos colores: desde el rojo claro, pasando por el amarillo oscuro, hasta la tonalidad más blanquecina. Las variedades más cultivadas son las de piel rojiza con la carne blanca.

Origen y propiedades de los boniatos

Estos tubérculos de temporada tienen su origen en las zonas tropicales y subtropicales, aunque existen informaciones contradictorias sobre si sus raíces provienen de América o de Asia. En muchos países de estas áreas forman parte de la dieta habitual, como es el caso de México, y también se comen con asiduidad por todo el continente asiático, el mayor productor de todo el mundo. En Europa, en cambio, el cultivo es menor, ya que necesitan un clima más cálido para su desarrollo, siendo España el segundo país líder en su producción, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Si habéis probado los boniatos, os habréis sorprendido al ver que se trata de un alimento bastante dulce, aun cuando podíais pensar que se parece mucho a la patata. Esto es debido a que contiene azúcares.

También se trata de un alimento rico en hidratos de carbono complejos. Esta combinación de hidratos de carbono añadido a otros micronutrientes, hace de los boniatos un alimento muy completo que nos ayuda a recuperar energía, por ejemplo, después de practicar ejercicio físico.

Al contrario de lo que puede pareceros por su sabor azucarado, contienen pocas calorías además de una buena proporción de agua, ideal para hidrataros correctamente, sobre todo en estos meses en que son frecuentes los resfriados.

Por otro lado, posee una buena concentración de carotenos, especialmente las variedades más anaranjadas. Además de estas vitaminas, encontramos cantidades realmente interesantes de las vitaminas C, E y ácido fólico. Entre sus minerales se encuentra el potasio, aunque las patatas tienen un contenido más alto del mismo.

En la cocina suelen usarse como las patatas. Casi todas las preparaciones que realizáis con ellas, también las podéis hacer con los boniatos, teniendo en cuenta su toque dulzón característico. Eso implica que podéis elaborar tanto una tortilla de boniatos, como un delicioso puré o, incluso, boniatos al horno.

No obstante, también podéis quedar muy bien en casa si os marcáis un postre típicamente otoñal con un pudin cremoso de boniato.

¿A qué es delicioso? ¡Este otoño, descubrid los boniatos!