SÍGUENOS |

Trucos para conservar el pescado correctamente

Trucos para conservar el pescado correctamente

Una dieta sana y equilibrada debe incluir un mínimo de cuatro ingestas de pescado a la semana en las que se combine pescado azul y blanco.


Preferiblemente fresco, ya que este es una importante fuente natural de Omega 3; vitaminas A, B y E; aminoácidos esenciales y minerales como el hierro, el sodio, el magnesio, el fósforo, el calcio, el yodo o el selenio.

Una serie de nutrientes cuya presencia disminuye a medida que pasa el tiempo. De ahí que los médicos nutricionistas recomiendan consumir pescado fresco y, si es posible, del día.

Cómo conservar el pescado fresco correctamente

El pescado es un alimento perecedero y muy delicado. Es por eso por lo que es fundamental ser especialmente cuidadosos y meticulosos con su tratamiento y conservación para garantizar su seguridad y su calidad.

Pese a la innegable importancia de este grupo de alimentos en nuestra alimentación existe un gran desconocimiento respecto a asuntos como cómo conservar el pescado fresco o cuánto tiempo se puede conservar el pescado congelado.

Veamos qué es lo que dicen los expertos sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la correcta conservación del pescado.

¿Cómo conservar el pescado fresco durante más tiempo?

Aunque lo ideal es consumir el pescado el mismo día que se compra, no siempre es posible. Por suerte, es posible conservar el pescado fresco y en perfecto estado durante bastante tiempo si sesiguen una serie de recomendaciones:

Si puedes, cómpralo por la mañana

Aunque es a última hora cuando se encuentran las mejores ofertas, te recomendamos que lo compres a primera hora, que es cuando mayor es la oferta y, en consecuencia, cuando más fácil es encontrar las piezas de mayor calidad.

A mayor calidad y frescura, mayor tiempo de conservación. Así que ya lo sabes, los días que vayas a comprar pescado, trata de buscar un hueco por la mañana.

Trata de que pase el menor tiempo posible fuera de la nevera

El pescado fresco debe pasar el menor tiempo posible a temperatura ambiente. Razón por la que debe ser lo último que compres antes de volver a casa y lo primero que metas en la nevera nada más estés de vuelta.

Revisa el origen del pescado

Todas las piezas de pescado que se venden tanto en las grandes superficies como en los pequeños puestos del mercado deben estar correctamente etiquetadas e indicar su procedencia.

Echando un vistazo al lugar en el que han sido capturados es posible hacerse una idea de cuánto tiempo ha pasado desde que fueron capturados y, por tanto, de cuál es su nivel de frescura. A mayor distancia, en principio, menor frescura.

Transportarlo entre algodones

El pescado es un alimento extremadamente frágil. Hasta el más mínimo impacto repercute en el estado de su carne y, por ende, en su conservación.

Asegúrate de que el pescadero envuelve y protege las piezas que compras y evita que sufra golpes durante su traslado a la nevera. De esta forma evitarás que la carne se vea afectada y ampliarás su periodo de conservación.

Consúmelo antes de que pase tres días en la nevera

Si en algo coinciden todos los médicos nutricionistas es en que el pescado no debería de pasar más de dos o tres días en la nevera. También en que este debe conservarse a una temperatura constante de entre 0 y 4 grados centígrados.

En el caso de que tu nevera tenga una zona especial para pescado o una zona fría, utilízala para colocarlo allí hasta que llegue el momento de consumirlo.

Si no existe este apartado, tienes la nevera llena o no estás seguro de que la temperatura interior de tu aparato es de, como máximo, 4 °C, envuelve el pescado en un trapo húmedo y asegúrate de que este no se seca hasta que vayas a consumirlo.

Apóyate en la sal para conservar los pescados pequeños

Dos de las preguntas más repetidas en internet con relación al asunto de la conservación del pescado es ‘como conservar pescado sin nevera’ y ‘cómo conservar el pescado con sal’.

Una técnica, la de la conserva con sal, que nos lleva acompañando desde hace siglos y que es perfecta para conservar pequeñas piezas como los boquerones y evitar que desarrollen bacterias.

Si te decantas por conservar el pescado con sal gorda recuerda no volver a echarles sal antes de consumirlos.

Si vas a comerlo crudo, congélalo

En el caso de que tengas pensado consumirlo crudo, no olvides congelarlo antes. La recomendación de la OCU pasa por congelar las piezas que se van a consumir crudas durante al menos 5 días a -20 °C. De esta forma te aseguras de que no tiene anisakis.

Si lo congelas, consúmelo antes de tres meses

Otra de las preguntas más habituales entre quienes gustan de consumir el pescado crudo es ‘cuánto tiempo se puede conservar el pescado congelado’.

Lo que dicen los expertos al respecto es que, para evitar que se vean afectadas sus propiedades, las piezas no deben pasar en el congelador más de tres meses.

Ahora que ya sabes cómo conservar el pescado puedes comprar tu favorito para preparar cualquiera de nuestras deliciosas recetas con pescado. Encontrarás todos los pasos detallados para que sea lo más sencillo posible. ¡No olvides compartir con nosotros el resultado!

COMPARTIR

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Grupo Chovi especialistas en Alimentación