La fruta en verano refresca y da energía por partes iguales. Acostumbrar a los más pequeños a tomar cinco piezas de fruta al día es una meta a lograr por todos los padres. Desde Choví te enseñamos algunos trucos para que tus hijos se habitúen a tomar fruta cada día.

Postres con frutas

Educar en alimentación a nuestros hijos en ocasiones se convierte en un problema. Es importante que desde pequeños tengan hábitos de vida saludables tanto en actividades como en una dieta diaria. Recomiendan tomar cinco piezas de fruta al día pero, ¿cómo conseguirlo? A veces es necesario jugar con la mente de los más pequeños, convirtiendo en llamativo aquello que les causa rechazo a simple vista.

Es por esto que la presentación en un plato va a jugar un papel determinante a la hora de atraer a los niños. Podemos aprovechar este truco para ofrecerles más de una pieza de fruta en el postre, de modo que no tengamos que andar detrás de ellos en cada una de las comidas del día.

El ingenio en la cocina está presente incluso con la fruta. Da igual que sea verano, da igual que el calor apriete… con los más pequeños hay que sacar la creatividad hasta debajo de las piedras. Un claro ejemplo es preparar batidos de frutas, consiguiendo así que prueben cosas que jamás imaginarías. Por eso hemos preparado unos cuantos trucos para refrescar a los peques de la casa con frutas de una manera divertida e ingeniosa.

Sorbete de sandía

Este sorbete es realmente una forma de tomar sandía fresca mucho más divertida. Mezclando agua con azúcar en un cazo, se deja hervir hasta que el azúcar se disuelva. Después se deja enfriar, se corta sandía en trozos (y sin pepitas) y se junta con el agua, se hace un puré con la batidora y se añade jarabe de azúcar y zumo de limón. Esta pasta se divide en pequeños tarros y se congelan. ¡Súper refrescante!

Helados de frutas

Sin duda esta es la receta clave para que tus hijos tomen postre de frutas en verano y se refresquen. El helado siempre viene bien en verano, pero siempre será mucho más sano con productos naturales sin aditivos o edulcorantes. Puedes elegir personalmente las piezas para preparar este helado, asegurando que lo que toman tus hijos es lo correcto.

Ingredientes:

• Fresas (500 gramos)
• Leche (200 mililitros)
• Nata para montar (225 mililitros)
• Azúcar (100 gramos)
• Limón (1 unidad)
• Sirope de maíz (opcional, para evitar la cristalización)

Elaboración:

  1. 1. Lava las fresas, cortando los tallos y cortando en trocitos. Extiende en una cacerola o recipiente hondo y espolvorea encima el azúcar. Deja reposar durante hora y media.
  2. Añade la leche, unas gotas de zumo de limón y el sirope (opcional), tritura con la batidora y cuela el batido para quitar las semillas.
  3. Monta la nata hasta que esté espesa. Añade la mezcla de fresas poco a poco removiendo mientras para que la nata no se baje. Recomendamos remover de arriba abajo.
  4. Vierte la mezcla en un recipiente enfriado previamente, tapa con film transparente y déjalo en el congelador.
  5. Remueve cada media hora durante las 3 primeras horas. Después deja que se termine de congelar solo.

Yogur con frutas y avena

Los cereales aportan muchos nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de los más pequeños. Mezclando yogur, frutas veraniegas y avena, conseguiremos un postre estupendo para este verano.

Para ello necesitaremos yogur natural, copos de avena, ralladura de chocolate negro, almendras tostadas, arándanos y un plátano. La fruta seleccionada realmente no importa, ya que este postre admite todo tipo de frutas. Se mezcla bien el yogur con las frutas troceadas, rallamos un poco de chocolate negro y añadimos los copos de avena y las almendras tostadas. Si el postre queda poco azucarado, se puede añadir un chorrito de miel o una pizca de azúcar. Déjalo enfriar servido en copas o vasitos en la nevera.

Tarta de queso, chocolate blanco y frutos rojos

Ingredientes:

• Galletas (300 gramos)
• Mantequilla/margarina (100 gramos)
• Queso crema para untar (450 gramos)
• Chocolate blanco (360 gramos)
• Nata líquida para montar (250 mililitros)
• Azúcar (150 gramos)
• Huevos (3 unidades)
• Extracto de vainilla
• Mermelada de arándanos
• Frutos rojos variados (fresas, frambuesas, moras y arándanos)

Elaboración:

  1. Tritura las galletas junto con la mantequilla.
  2. Con esta mezcla cubre la base de un molde (preferentemente desmontable).
  3. Aprieta con una cuchara contra la base y refrigera.

Esperamos haber aportado nuestro granito de arena para que los postres de vuestros pequeños ganen en fruta, además estamos seguros de que vosotros también los vais a disfrutar. Para seguir éste y otros consejos para hacer el menú de los reyes de la casa, visitad nuestra web y tendréis la oportunidad de ser los mejores chefs que los niños pudieran imaginar.

Add to Favourites