Comer en el trabajo es muy habitual pero no todas las comidas son cómodas para llevar, ya que a veces no contamos con lo necesario para calentar el recipiente o corren el riesgo de volcarse.

Te proponemos comidas rápidas, nutritivas y que no perderán su sabor aunque las prepares el día anterior.

 

Consejos para llevar la comida al trabajo en verano

  • El calor hace que debas prestar más atención a la conservación de alimentos. Si no hay nevera, lo mejor es que te hagas con una bolsa isotérmica.
  • Tus comidas rápidas pueden cambiar completamente con una buena salsa y un aliño. Lleva los aderezos en un tarro de cristal hermético o en sobres individuales y añádelos justo antes de comer.
  • La carne, el pescado y los huevos deben estar bien cocinados.
  • Recuerda siempre lavar bien los recipientes después de cada uso.

 

Comidas rápidas: recetas para comer de forma saludable en verano.

Hay vida más allá de las ensaladas de lechuga, la pasta con tomate y el arroz (con tomate también) con los que seguro llenas tu fiambrera todos los días.

En verano apetecen comidas rápidas, frescas y nutritivas, pero sobre todo, que no sean nada aburridas.

Te damos algunas recetas de comidas rápidas y refrescantes para disfrutar en el trabajo.

1. Tabulé con cuscús

Esta ensalada fría de origen libanés es una de las comidas rápidas que más te refrescarán en verano. El tabulé original es una ensalada verde con menta, limón y especias, pero se ha ido extendiendo su preparación como una ensalada con cuscús.

Te contamos cómo prepararlo de la forma más sencilla:

Ingredientes:

  • Cuscús mediano (60g/persona)
  • Pimiento
  • Tomate
  • Cebolla
  • Hierbabuena
  • Limón
  • Pasas
  • Aceite y sal

Preparación:

  • Calienta agua en un cazo (la misma cantidad que de cuscús).
  • Añade el agua caliente al cuscús y deja reposar tapando con un paño.
  • Corta el pimiento, el tomate y la cebolla. Para las comidas rápidas con este tipo de hortalizas crudas, es importante que sean trozos muy pequeños.
  • Destapa el cuscús y separa con el tenedor.
  • Añade aceite y sal al gusto y mezcla con las verduras, el limón y la hierbabuena muy picada
  • Añade algunas pasas.

 

2. Ensalada de espinacas y garbanzos

Los platos tradicionales pueden convertirse en comidas rápidas y veraniegas. Esta es una versión para el verano del nutritivo potaje de garbanzos.

Ingredientes:

  • Espinacas frescas y lavadas
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • Cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pimentón
  • Aceite y sal

Preparación:

  • Corta muy fina la cebolla y el ajo, y sofríelos.
  • Añade las espinacas y saltéalas. Reserva.
  • Lava y escurre los garbanzos.
  • Tuesta los garbanzos con aceite, sal y una cucharadita de pimentón.
  • Mézclalo todo en un bol y deja enfriar.

 

El recetario exclusivo de la Ajonesa

 

3. Hojaldre de verduras

En las comidas rápidas no podía faltar algo para comer directamente con las manos.

El hojaldre es muy ligero y puedes prepararlo con todas las verduras que tengas a mano y así evitar otras comidas rápidas como sándwiches o bocadillos poco saludables.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre
  • Tomate
  • Champiñón
  • Cebolla
  • Zanahoria
  • Calabacín
  • Aceite y sal

Preparación:

  • Extiende la placa de hojaldre.
  • Córtala en cuadrados para hacer raciones individuales.
  • Pincha la masa con un tenedor y haz unos pequeños bordes doblando hacia adentro.
  • Corta las verduras en trozos pequeños.
  • Sofríelas en una sartén con aceite de oliva.
  • Rellena tus cuadrados de hojaldre.
  • Mételos al horno hasta que los bordes estén dorados.

4. Lomo frío aliñado

En las comidas rápidas para llevar al trabajo, siempre dejamos de lado la carne por miedo a que se convierta en una suela de zapatilla cuando la comamos.

Con esta preparación conservará todas sus propiedades y estará lista para consumir en cualquier momento.

Ingredientes:

  • Una pieza de lomo de cerdo
  • Ajo
  • Pimiento
  • Aceitunas
  • Hierbas aromáticas
  • Aceite y sal

Preparación:

  • Marcar el lomo en una sartén con un poco de aceite. El lomo de cerdo es perfecto para las comidas rápidas con carne fría, pero también puedes sustituirlo por pollo o pavo.
  • Poner las hierbas aromáticas, aceite, sal y meter al horno unos 25 minutos.
  • Mientras, cortamos la cebolla muy pequeña.
  • Asamos el pimiento a tiras en la sartén a fuego lento con el ajo cortado pequeño
  • Deshuesamos y cortamos las aceitunas muy finas.
  • Con el lomo enfriado, lo cortamos en lonchas finas.
  • Mezcla el jugo del lomo, los pimientos, la cebolla, las aceitunas, aceite y sal.
  • Añadimos encima de las lonchas de lomo.

¿Listo para ser la envidia del trabajo con estas comidas rápidas y sabrosas? Visita el Blog de Choví y encuentra muchas más recetas para este verano.

Add to Favourites