Durante la infancia una alimentación correcta es esencial, es el momento en que los más pequeños comienzan a crecer y necesitan llevar una dieta equilibrada y llena de alimentos que proporcionen energía.

 

¿Qué sustancias nutritivas necesitan los niños?

 

Proteínas

Las proteínas son esenciales desde que nacen y son bebés hasta que llegan a la pubertad. Entre los alimentos que más proteínas tienen están las carnes, los pescado y los lácteos.

 

Grasas

Son necesarias pero se debe controlar qué tipo de grasas consumen los niños, ya que no es recomendable que se acostumbren a comer grasas saturadas, las que tienen origen animal. En cambio, las grasas de origen animal son recomendables.

 

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son esenciales tanto para los niños como para los adultos para mantener una dieta equilibrada. En las dietas de los pequeños es recomendable incluirlos de 2 a 3 veces y en las de los adultos una vez a la semana.

 

Minerales

Los minerales más importantes durante la infancia son el calcio, el hierro y el yodo más en la pubertad.

 

Vitaminas

Los niños deben, al menos, consumir semanalmente vitaminas A, B y C. Estas se consumirán comiendo una pieza de fruta al día y consumo de cernes pescado, huevos y lácteos para la vitamina B.

 

Alimentos que no deben faltar en las comidas de los niños

 

Para conseguir que la dieta de los más pequeño sea lo más equilibrada posible y aporte los elementos mencionados anteriormente, los niños deben consumir los siguientes alimentos a lo largo de la semana:

 

  • Arroz
  • Pastas
  • Pan
  • Verduras y ensaladas
  • Carne
  • Huevos
  • Pescado
  • Patatas
  • Legumbres
  • Frutas

El recetario exclusivo de la Ajonesa

 

Rutinas para  asegurar la dieta equilibrada de los niños

Para garantizar que los pequeños van a consumir los alimentos esenciales para obtener los valores nutricionales necesarios, es importante que las familias se organicen y elaboren un menú semanal donde se incluyan desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas.

 

Desayunos

En los desayunos se deben incluir lácteos, bien sea un yogur o un vaso de leche, además de algún hidrato de carbono como tostadas o algún bollo y una fruta.

 

Almuerzos

En el almuerzo hay que aprovechar para que los pequeños tomen algo de fiambre. Una buena opción para el almuerzo es hacerle un bocadillo o sándwich con queso y jamón york y, además, una fruta.

 

Comidas

En la comida se deben incluir verduras, pastas, arroces, legumbres, carnes y pescados. Para el postre lo recomendable es darles o lácteos, como yogures, o frutas. La comida de al mediodía es la más importante del día por lo que es esencial que los padres y monitores en el colegio se aseguren de que coman todo lo que hay en el plato.

 

Meriendas

Las meriendas son importantes para que los niños no pasen hambre desde la comida hasta la hora de la cena, pero también por ese mismo motivo no deben ser excesivas, ya que sino no comerán nada en la cena. Para merendar también es recomendable darle frutas o lacteados.

 

Cenas

La segunda comida más importante del día. Qué cenar dependerá siempre de os alimentos que hayan consumido durante la comida del mediodía, así podrá tener una dieta más variada.

 

Algunas recetas de cocina para niños, sanas y divertidas

  • Mini hamburguesas de jamón con tomate, queso y lechuga. Sírvelas con patatas chips hechas al horno con un poco de mayonesa y kétchup. ¡Deliciosas!
  • De verduras a la plancha, al horno o a la barbacoa para primer o segundo plato, y de frutas para el postre. En ambos casos tus hijos pueden elegir las que más le gusten y ayudarte a prepararlas.
  • Ensaladas divertidas. Elige los colores y sabores que más les gusten a los peques de la casa. Puedes poner hortalizas, verduras de hoja verde, pasta, frutas e incluso algún fruto seco. ¡Completísimas!
  • Hamburguesas de lentejas, guisantes o garbanzos. Una forma diferente y original de introducir las legumbres en la dieta de tus hijos.
  • Chips de manzana y de zanahoria al horno. O lo que es lo mismo, un picoteo muy saludable.
  • Sándwich vegetales al horno, sustituyendo el pan por calabacín o berenjena. Rellénalos con un poco de jamón york o jamón serrano y queso.

 

¿Qué te han parecido las recetas? En Choví siempre nos hemos preocupado por la alimentación de los más pequeños. Si te ha gustado este artículo también te interesaráideas de meriendas saludables para niños o almuerzos rápidos para niños. Visita nuestro blog y encuentra las mejores ideas para tu cocina. ¡Te esperamos!

Add to Favourites