Salsas para pastas: espaguetis, canelones o lasañas | Choví
BgMenu
ensalada césar de pasta

Salsas para pastas

No hay duda de que la pasta es uno de los ingredientes más populares en las cocinas de todo el mundo. Su sencillez, versatilidad y sabor, hacen que las recetas con pasta generalmente gusten a todos y por ello, estén presentes en la gastronomía de muchos países.

¿Por qué elegir las salsas para pastas de Choví?

Salsas para pastas
Es difícil hablar de pastas y no pensar en salsas, ¡no hay pareja más emblemática!. En el caso de las salsas para pastas, su uso no depende tanto del tipo de pasta que vayamos a preparar. La enorme variedad que podemos combinar con pastas resulta inmensa y su uso queda muy ligado a nuestros gustos y platos de acompañamiento. Teniendo esto claro, vamos a darte una serie de sugerencias para que le des a tus platos de pasta un toque de sabor exquisito.

VARIEDADES DE SALSAS PARA PASTAS

 

Icono de salsas para macarrones

Para macarrones

Los macarrones son una de las pastas estrellas de la gastronomía internacional. Si quieres conseguir la combinación ideal, no le quites ojo a estas salsas para macarrones que te recomendamos a continuación.

  • Salsa Boloñesa. Uno de los clásicos en la cocina de pastas. Su aroma a tomate, finas hierbas y su textura inconfundible, la hacen perfecta para este tipo de platos.
  • Salsa Carbonara. Suave, cremosa, ¡deliciosa!. Así es la salsa carbonara gracias a sus ingredientes, entre los que destacan el bacon, la nata, el queso parmesano, la cebolla y la pimienta. Un clásico que casa a la perfección con cualquier plato de pasta.
  • Salsa Cuatro quesos. Suave, cremosa y sabrosa. La mejor forma de definir esta salsa para macarrones que incorpora en su receta ingredientes como la mantequilla, el queso parmesano, la mozzarella, el queso emmental y el queso de cabra. Un toque de cebolla bastará para darle el punto culminante.
  • Salsa Pesto. Emblemática en la gastronomía italiana. Su sabor resulta aromático y acompaña cualquier pasta a la perfección. Ajo, aceite de oliva, queso, albahaca y piñones; unos ingredientes que hacen de esta una auténtica explosión de sabores.
  • Salsa Alfredo. Con una marcada textura cremosa, incorpora en sus ingredientes el queso parmesano, la mozzarella, la mantequilla, el aceite y un toque de ajo. Una salsa suave para cubrir tus platos de pasta.

 

Icono de salsas para espaguetis y tallarines

Para espaguetis y tallarines

Junto a los macarrones, son otra de las pastas más populares en las cocinas de todo el mundo. Queso, tomate, pimiento, son sabores imprescindibles para este tipo de platos y las siguientes salsas lo corroboran.

  • Salsa de queso Parmesano. Al igual que otras tantas salsas que emplean queso en sus ingredientes, junto a la mantequilla y la leche, resulta suave y deliciosa para los espaguetis.
  • Salsas de tomate. Cualquier elaboración a base de tomate puede resultar una buena alternativa para acompañar este tipo de platos. De tomate natural, acompañadas con cebolla o con ajo, ¡siempre aportan un sabor distintivo!
  • Salsa Puttanesca. Esta salsa cuenta con un sabor genuinamente italiano. Realizada a base de tomate, integra ingredientes como aceitunas negras, anchoas o albahaca, que la dotan de un sabor que te hará sentir que estás plena Italia.
  • Salsa Napolitana. Otra estrella de la cocina italiana por antonomasia. Gracias a ingredientes como el orégano y la albahaca, estamos de nuevo ante una salsa aromática y que evoca los sabores más tradicionales de Italia.
  • Salsa Arrabiata. Tomate, ajo, aceite, orégano y ¡guindilla!. Se trata de una salsa de tomate con carácter, con un sabor picante definido por la cayena. Una opción para acompañar los platos de pasta de los más atrevidos.

 

Icono de salsas para torteliinis y raviolis

Para tortellinis y raviolis

Este tipo de pastas rellenas son todo una delicia para los gourmets. Si además se adereza con la salsa adecuada, lo más probables es que acabes repitiendo plato. Entre las salsas para raviolis y tortellini destacan las siguientes.

  • Salsa funghi (setas). Es similar a la de champiñones, de sabor suave y ligeramente especiado, también resulta ideal para la elaboración de risottos. Cebolla, leche, setas y aceite; ingredientes simples que construyen una gran salsa.
  • Salsa de trufa. Resulta muy especial gracias al sabor de la trufa negra. Junto a la nuez moscada y la pimienta, la trufa aporta un toque intenso y aromático. Ideal para cualquier pasta.
  • Salsas de tomate. Al igual que para la mayoría de pastas, elegir una base de tomate, ya sea natural o especiado, siempre resulta un acierto para los raviolis y tortellinis.
  • Salsa de queso de cabra. Queso de cabra, nata, mantequilla y un toque de pimienta. Unos ingredientes que hacen de esta un deleite de cremosidad y sabores. Idónea para acompañar pastas de todo tipo.

 

Icono de salsas para canelores y lasañas

Para canelones y lasañas

Los canelones y la lasaña son platos que cuentan con gran diversidad de ingredientes en su relleno. Y aunque el clásico siempre se rellena de boloñesa, si liberamos nuestra creatividad podemos conseguir un sabor de sobresaliente.

  • Salsas de tomate. Resulta la protagonista indiscutible en la lasaña y los canelones. Ya sea boloñesa, napolitana e incluso puttanesca, complementan a la perfección el relleno de esta receta.
  • Bechamel. Suave y cremosa, es la cobertura ideal para el gratinado de la lasaña y los canelones. De hecho, es parte fundamental de su receta.
  • Salsa de pimientos de piquillo. Esta puede emplearse de forma muy original para dar nuevos sabores a la receta de la lasaña o canelones tradicionales. Entre sus ingredientes destacan los pimientos de piquillo, la cebolla, el ajo o la nata. Unos ingredientes que lograrán un sabor destacado en tus lasañas y una textura suave.
  • Salsas de Calabacín. De nuevo, una salsa que impregna de suavidad y aromas cualquier plato. Destaca el sabor del calabacín, junto al ajo, la albahaca y el queso parmesano. Una forma de lograr nuevos sabores en la lasaña.