Salsa miel y mostaza, un toque dulce y aromático | Choví
BgMenu
Miel y mostaza Choví

Salsa miel y mostaza

Fresca, sabrosa y delicada. La salsa miel y mostaza da un sabor suave y un toque dulce a tus platos. Ideal para ensaladas y hamburguesas ¡Pruébala ya!

SALSA MIEL Y MOSTAZA CHOVÍ CON ARÁNDANOS

Fresca y sabrosa. Nuestra salsa de miel y mostaza está elaborada con los mejores ingredientes para combinar aroma, calidad, frescura y, sobre todo, sabor. Su delicado sabor a mostaza y su textura cremosa combina a la perfección ensaladas de hoja tierna, brotes verdes y rojos, crudités, así como para dipear con aros de cebolla, preparar ensaladas de pasta, aderezar recetas de pollo y complementar muchas otras elaboraciones.

Nuestra variedad de salsa de miel y mostaza con arándanos, además, añade un toque aromático y sutil que hace de esta elaboración un complemento aún más fresco.

Nueva receta mejorada, más fluida y con un 10% más de miel. Mejor dosificación.
Más fácil para integrar en la ensalada.

¿POR QUÉ SALSA MIEL Y MOSTAZA CHOVÍ?

Delicada, sutil, aromática…Nuestra salsa de miel y mostaza es perfecta como aliño para ensaladas y, además, aporta matices sutiles y potencia de sabor que combinan a la perfección con ensaladas de pasta, preparaciones de pollo y todo tipo de sándwiches y hamburguesas.

La salsa de miel y mostaza destaca por su frescura y sabor auténtico. Conquista por su textura cremosa y sutileza. Enamora con sus matices aromáticos. Una salsa perfecta para cualquier situación y para condimentar todo tipo de elaboraciones. Una salsa, en definitiva, para todos los salseros.

SALSA MIEL Y MOSTAZA CHOVÍ

SALSA MIEL Y MOSTAZA

Salsa Miel y Mostaza Choví

Una elaboración con un suave sabor a mostaza y un toque dulce de miel. Fresca, sabrosa, cremosa e ideal para aliñar ensaladas de hoja tierna, así como complementar muchas otras recetas.

SALSA MIEL Y MOSTAZA CON ARÁNDANOS

 

Delicada y sutil: mantiene la suavidad del sabor de la mostaza y la combina con un toque dulce de miel y arándanos que completan un sabor único y especial. Perfecta también para aliñar ensaladas y para aportar nuevos matices a distintas recetas. Un recurso para salseros amantes del sabor.

INGREDIENTES SALSA MIEL Y MOSTAZA

Mostaza

Las semillas de mostaza son el ingrediente principal de una buena salsa de miel y mostaza. Contar con ingredientes de calidad es fundamental para garantizar un sabor natural que, además, puede combinarse de forma correcta con el resto de especias y condimentos.

Miel

Miel

La combinación de miel y mostaza le otorga a esta elaboración la textura cremosa y un dulzor característico. Es importante combinar ambos elementos de forma correcta para asegurar un sabor combinado e impedir que alguno de los elementos sobresalga en exceso. Ahorra un 10% más de miel.

Especias

Especias

Una buena mezcla y combinación de especias aporta los matices y toques sutiles que hacen de la salsa una elaboración especial.

Arándanos

Arandanos

En Choví elaboramos una variedad de la salsa de miel y mostaza que incluye arándanos para aportar un toque aún más fresco y delicado. Si bien no es un ingrediente presente en la receta original, resulta muy interesante para aportar nuevos matices.

CURIOSIDADES DE LA SALSA MIEL Y MOSTAZA

Existen muy pocas referencias sobre el origen concreto de esta mezcla. Si bien el uso original de la mostaza se remonta a los romanos, que utilizaban la planta con fines curativos y sus semillas como condimento culinario, la introducción de miel resulta aparentemente una variante moderna.

MOSTAZA: UN INGREDIENTE POLIVALENTE

Las propiedades de la mostaza y su facilidad para combinarla con distintas especies y aromas parece ser la raíz de la inclusión de nuevos ingredientes en la receta original. La popularización de la mostaza en la cultura mediterránea y oriental han dado lugar a versiones continuas que, como en este caso, incluyen elementos dulces para elaborar una variante más ligera y suave que la original.

SALSA DE MIEL Y MOSTAZA PARA TODO TIPO DE OCASIÓN

La salsa de miel y mostaza ofrece grandes posibilidades para combinar con distintos ingredientes e, incluso, utilizar como base para nuevas salsas. Su suavidad y frescor nos permiten introducir toques frutales, como en el caso de nuestra salsa con arándanos, y aliñar así todo tipo de ensaladas.

Debido a estas propiedades de la mostaza, ha sido objeto de todo tipo de creaciones y variantes diferentes. De hecho, su consumo en las distintas tradiciones culinarias incluye diferentes mezclas de especias y aromas.