Receta de patatas bravas con Ajonesa
BgMenu
Receta de patatas bravas con Ajonesa

Receta de patatas bravas con Ajonesa

  • 30 min preparación

Compartir

Ingredientes

  • Patata - 6
  • Pimentón de la vera - 1 cucharada
  • Aceite de oliva
  • Sal - 1 pizca
  • Salsa Patatas bravas Choví
  • Salsa Ajonesa Choví

Instrucciones

  1. En primer lugar, pela las patatas y lávalas. Córtalas en cubos irregulares, para dar la forma característica de las patatas bravas. No los hagas muy pequeños, para que luego se impregnen bien en la salsa, e intenta que todos los trozos tengan el mismo tamaño para que, a la hora de freír, se cocinen por igual.
 
  1. Pon en una sartén una buena cantidad de aceite de oliva a fuego medio y deja que coja temperatura. La clave del éxito en la receta de patatas bravas está en la fritura, así que elige un buen aceite y, por supuesto, que no esté reutilizado.
 
  1. Echa las patatas ya cortadas en la sartén con el aceite caliente y preparado para poder freírlas. Las patatas deben freírse durante 10 minutos a fuego suave para que queden doradas por fuera y se reblandezcan por dentro.
 
  1. En el último minuto antes de retirar las patatas del fuego, sube la temperatura para conseguir una superficie más crujiente.
 
  1. Antes de retirar las patatas de la sartén y ya con el fuego apagado, un truco infalible para tu receta de patatas bravas: el pimentón. Añade una cucharadita de pimentón y mézclalo con las patatas y el aceite, para que las patatas cojan el color rojizo. Pero, ¡cuidado con el tiempo! si lo mantienes mucho rato, el pimentón se puede quemar. Con unos segundos es suficiente para que se impregnen y cojan el sabor.
  TRUCO: Si tienes miedo a que el pimentón se pase de cocción y estropee tu receta de patatas bravas, prueba a mezclarlo con una pizca de agua en una sartén, para que se cocine previamente sin riesgo de que se queme, y mézclalo con las patatas ya escurridas.  
  1. Ahora sí, retira las patatas y colócalas sobre un plato con papel absorbente. De esta manera, quitarás el exceso de aceite de tus patatas, que es un paso muy importante para conseguir la receta de patatas bravas perfecta.
  TRUCO: Para conseguir una textura diferente en tus patatas bravas caseras, puedes freírlas durante menos tiempo y luego pasarlas por una sartén sin aceite. De esta manera, se dorarán por fuera aportando otro efecto al comerlas. Cualquiera de las dos formas es perfecta para la receta de patatas bravas, así que ¡elige la que más te guste!  
  1. Una vez escurridas, añádeles un toque de sal para que estén al punto.
 
  1. Colócalas sobre el plato y añade el toque maestro de tu receta de patatas bravas: la Ajonesa. Añade una buena cantidad de salsa sobre las patatas.
 
  1. Para poner la guinda final a esta receta de patatas bravas con Ajonesa, añade la salsa especial para patatas bravas. Esta salsa con carácter, elaborada a partir de aceite, ajo, tomate y especias, le dará a tus patatas la chispa final que necesitan.
Si lo prefieres, puedes sustituirla por la Salsa Brava, elaborada con tomates, vinagre y cayena, para darle un toque más picante.