Receta de costillas con salsa barbacoa
BgMenu
Receta de costillas con salsa barbacoa

Receta de costillas con salsa barbacoa

  • 2h 30 minutos preparación

Compartir

Hay cantidad de ideas para cocinar unas ricas costillas: con diferentes salsas, al horno, con miel... Hoy te traemos una receta clásica americana de costillas con salsa barbacoa, que te maravillará.

Esta deliciosa receta de costillas al horno se merece ser compartida: reúne a los tuyos alrededor de la mesa y a gozar con alegría de este  manjar. Además de sabrosas, las costillas con salsa barbacoa son muy jugosas. Una receta sencilla y muy económica.

El secreto está en el punto de cocción de la carne y en la salsa que elijas. No te compliques y elige una salsa ya preparada, que te garantice el éxito del plato: Barbacoa Choví . Los mejores acompañantes para las costillas con salsa barbacoa, son una generosa ensalada y unas patatas al horno.

Esta vez, elegimos la versión al horno para preparar las costillas. Pero, si te sale un día agradable ¿qué más da la estación? Lánzate a encender brasas y  preparar la carne a la barbacoa. ¡Será divertido!

La salsa barbacoa marcará la diferencia

Los auténticos amantes de las costillas con salsa barbacoa saben que depende de la salsa el que el plato sea una receta ganadora. Aunque si tienes tiempo puedes preparar la salsa tú mismo, la verdad es que suele ser muy engorroso. Por eso, te recomendamos que para tu receta de costillas con salsa barbacoa escojas la Salsa BBQ de Choví.

Ingredientes

  • Costilla de cerdo - 12
  • Sal - 1 pizca
  • Mantequilla/Aceite de oliva - 1 cucharada
  • Salsa Barbacoa Choví
  • Ensalada de la huerta - 1
  • Patata pequeña - 12

Instrucciones

  1. Cubre el interior de una bandeja para horno con papel de aluminio, y unta con una fina capa de mantequilla, o en su defecto, con un poquito de aceite de oliva, para evitar que se pegue el costillar.
  2. Con ayuda de una brocha, adereza las costillas de cerdo, por ambos lados, con la salsa barbacoa y una pizca de sal. Cierra bien el papel de aluminio para que no se salga la salsa. Y mientras la carne absorbe el sabor, precalienta el horno a 180 grados.
  3. Introduce la fuente en el horno, con calor a ambos lados, a una temperatura de 180 grados durante 1 hora aproximadamente. Ya sabes que esto es orientativo, ya que dependerá de la potencia de tu horno y de si tus comensales son o no de carne al punto. El fuego lento ayudará a que la carne se te deshaga en la boca.
  4. Prepara las patatas lavándolas muy bien, ya que son para comerlas con piel incluida. Tienes que hornearlas durante 30 minutos aproximadamente, así que aguarda a que a la carne le quede ese tiempo, para introducir las patatas en el horno.
  5. Mientras, puedes ir preparando una ensalada con verduras varias para completar el menú.
  6. Extrae las patatas y las costillas con salsa barbacoa y deja que repose unos minutos. La carne estará completamente caramelizada con la salsa barbacoa. ¡A chuparse los dedos!