Patatas bravas: la receta auténtica
BgMenu
Patatas bravas: la receta auténtica

Patatas bravas: la receta auténtica

  • 20 min preparación
  • 4 comensales

Compartir

No hay tapa más recurrida que unas patatas bravas, en cualquier cena, comida o mientras simplemente tomamos unas cervezas con los amigos, siempre podremos encontrar un plato en medio para compartir.

Es una tapa que gusta tanto a niños como a adultos, y un plato mediterráneo muy común que podemos encontrar en cualquier bar o restaurante y que podemos hacer cómodamente en nuestras casas.

¿Cómo hacer las auténticas patatas bravas?

Este plato está compuesto por patatas cortadas en dados irregulares, de un tamaño mediano, una vez cortadas se fríen en aceite, hasta que adquieren un tono dorado. Pero por muy bien que nos queden las patatas, falta el ingrediente estrella tan distintivo de este plato: la salsa brava.

Aunque hay sitios donde las patatas bravas se preparan con alioli y con pimentón, en otros prefieren elaborarlas con la tradicional salsa brava que da nombre a esta receta. Es justo esta última receta la que os vamos a enseñar, con una receta muy especial sobre cómo preparar esta salsa brava que marque la diferencia en tus patatas.

Sin embargo, si no dispones de mucho tiempo, siempre puedes probar con la salsa La Brava de Choví (o la salsa para patatas bravas), preparada con ajos, tomate, un toque de aceite de oliva virgen extra y especias. ¡Buenísima!

Ingredientes

  • Patata - 6 patatas de tamaño normal
  • Cebolla - 1
  • Ajo - 2 dientes de ajo
  • Aceite - 50ml (aceite de oliva virgen extra)
  • Pimentón picante - 1 cucharada
  • Pimienta de cayena - 2
  • Tomate natural entero - 1 bote
  • Azúcar - 1 cucharadita
  • Sal - 1 cucharadita
  • Vinagre - 1 chorro
  • Salsa Brava
  • Salsa Patatas bravas Choví

Instrucciones

  1. Pelaremos las patatas, las lavaremos, las cortaremos en dados y las meteremos en agua para que no se oxiden.
  2. En segundo lugar, procederemos a llenar más o menos por la mitad un cazo grande, donde quepan las 6 patatas, con aceite. Una vez tengamos el aceite, añadiremos las patatas y le daremos fuego, para que se vayan calentando lentamente junto con el aceite. Este proceso debe de durar 15 minutos, una vez hayan pasado, escurriremos las patatas y las meteremos en el frigorífico para que se enfríen rápidamente.
  3. Ahora iniciaremos el proceso de preparación de la salsa.
  4. Empezaremos a picar la cebolla y los 2 dientes de ajo, lo introduciremos en una sartén con un chorrito de aceite virgen extra. Lo sofreiremos hasta que quede con una textura transparente, a una temperatura media, al final añadiremos la pimienta y removeremos para que los sabores se mezclen bien.
  5. Retiraremos la sartén del fuego y le añadiremos una cucharada de pimentón picante, que removeremos energéticamente para obtener una mezcla homogénea.
  6. A continuación verteremos los tomates enteros, que iremos deshaciendo, hasta conseguir más o menos la textura del puré, si lo preferimos podemos utilizar también tomate triturad natural, que nos será más cómodo de manejar, seguidamente añadiremos la cucharadita de azúcar para quitarle la acidez al tomate y la cucharadita de sal para potenciar el sabor.
  7. De nuevo añadiremos toda la mezcla al fuego y lo cocinaremos todo, durante 5 minutos sin dejar de remover.
  8. Una vez cocinado, sacaremos la salsa del fuego y según gustos podremos pasarla por la batidora, para conseguir una salsa más fina.
  9. Retiraremos las patatas de la nevera, y la verteremos en una sartén con abundante aceite de oliva a fuego fuerte y muy caliente, hasta que queden muy doradas.
  10. Retiraremos de la sartén y las escurriremos, Por último sólo nos quedará emplatar de la forma que más nos guste.