Las recetas de mamá más codiciadas
BgMenu
Las recetas de mamá más codiciadas

Las recetas de mamá más codiciadas

    Compartir

    Como en casa, no se come en ningún sitio, y esto es en parte gracias a las recetas de mamá. Y es que seguro que, aunque intentes seguir al pie de la letra sus instrucciones, el resultado nunca es el mismo. ¿Cuál será su secreto?

    Aunque tenemos claro que es casi imposible igualar esos deliciosos platos, desde Choví queremos compartir contigo cinco recetas tradicionales de mamá con las que perfeccionar tus artes culinarias. ¡Todo es cuestión de práctica!

    1. Tortilla de patatas

    A cada persona le gusta la tortilla de patatas de una manera, pero a todo el mundo le gusta la tortilla de patatas de su madre. Ya sea con cebolla, melosa, en su punto o rellena, la tortilla de patatas tiene algo especial.

    Para acercarte el máximo posible a esta receta de mamá, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo con trucos para hacer la tortilla de patatas perfecta. Primero tienes que pelar y lavar las patatas. A continuación córtalas en dados pequeños y ponlas en una sartén a freír.

    Cuando las patatas estén bien fritas y doraditas, tienes que secarlas y dejarlas escurrir sobre papel absorbente. Por otra parte, bate los huevos y, seguidamente, echa las patatas sobre éstos y mezcla todo bien para que vayan absorbiendo el huevo batido. Finalmente calienta en una sartén un poco de aceite. Una vez esté caliente añade la mezcla de huevos y patatas y deja que cuaje.

    ¡Cuidado al darle la vuelta! Utiliza siempre un plato más grande que la sartén.

    trucos-tortilla-patatas-perfecta

    2. Lasaña casera

    Para preparar esta receta de mamá, tienes que hacer primero la salsa de carne y verdura. Pon en una sartén el aceite y haz un sofrito con la cebolla muy picadita y el diente de ajo. A continuación puedes añadir las verduras que quieras, eso sí, todas cortadas en trocitos pequeños.

    Cuando hayas salteado todo durante unos minutos, añade la carne y mezcla todo junto. Seguidamente añade el tomate triturado.

    A continuación remoja las placas de la lasaña en agua caliente durante unos minutos y en una fuente adaptada para el horno cubre todo el fondo con estas láminas. Encima de esta base añade una capa de la salsa elaborada previamente. Realiza este paso creando todas las capas que quieras.

    Por último cubre la lasaña con la bechamel, espolvorea con queso parmesano y deja que se hornee. ¡Ya tienes tu lasaña casera lista para disfrutarla!

     

    3. Albóndigas con tomate

    Estamos seguros de que tu madre te ha hecho alguna vez unas buenas albóndigas de carne con tomate que estaban para mojar pan. Esta receta de mamá se prepara primero haciendo la masa las albóndigas. Para ello mezcla en un bol la carne con el pan rallado, el perejil y el huevo. Salpimiéntala y forma las albóndigas.

    Puedes hacerlas al horno o en una sartén, depende de cómo te gusten más. Cuando estén casi hechas, añade el tomate frito para que se haga un poco junto con las albóndigas y deja reposar a fuego lento para que queden bien jugosas.

    ¡Ya tienes tus albóndigas listas!

     

    4. Berenjenas rellenas

    Hay muchas maneras de preparar las berenjenas, una verdura saludable, rica y con pocas calorías. Para preparar unas deliciosas berenjenas rellenas, primero debes lavar bien las berenjenas, pártelas por la mitad, y saca la pulpa, córtalas en dados y reserva, y también las pieles.

    Pon al fuego una sartén con un poco de aceite para hacer el sofrito, dora el ajo y a continuación añade la cebolla rallada, luego el pimiento cortado y la pulpa de berenjena. Puedes añadir trocitos de pollo, y saltearlo junto con los otros ingredientes.

    Una vez esté todo bien salteado, añade el tomate rallado, y déjalo hacer hasta que se reduce. Con todo el sofrito rellena las berenjenas, cúbrelas con queso y gratina durante unos minutos.

    ¡Para chuparse los dedos!

    albóndigas con tomate

    5. Estofado de ternera

    Un plato muy calentito para los días de frío. Para elaborar esta receta de mamá, primero  cubre el fondo de una cazuela con aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente añade la carne y empieza a freír. Una vez que está dorada, saca y reserva. En esta misma cazuela haz un sofrito con apio y cebolla cortada.

    Finalmente añade unos cuantos guisantes, mezcla todo bien y añade el vino. Mantén a fuego vivo hasta que se evapore el alcohol. Una vez que el guiso ha perdido el alcohol, cubre la carne con agua, y deja  que se haga a fuego lento hasta que la carne esté bien blandita.

    ¿Has tomado nota de todas nuestras ideas? Si te han gustado, no puedes perderte el resto de artículos que tenemos preparados en nuestro blog.