Receta Choví: La tortilla de alcachofa perfecta: te contamos cómo conseguirla ¿Cómo se hace?
BgMenu
La tortilla de alcachofa perfecta: te contamos cómo conseguirla

La tortilla de alcachofa perfecta: te contamos cómo conseguirla

Compartir

Esta receta es perfecta para acompañar con una rica salsa allioli. Allioli clásico, alioli artesano, incluso puedes darle un toque diferente con la salsa de allioli de ajo negro. ¿Todavía no te has decidido por cuál? Echa un vistazo a todas nuestras salsas y elige la que más os guste.

 

Ingredientes

  • Alcachofas - 6-8 unidades
  • Huevos - 4 unidades
  • Cebolla mediana - 1/2 unidad
  • Pimienta negra molida
  • Perejil fresco
  • Limón - 1-2 unidades
  • Levadura - 1/2 cucharadita
  • Aceite de oliva
  • Sal

Instrucciones

  1. Lo primero para elaborar esta receta es preparar las alcachofas. Retira el tronco y las primeras hojas y deséchalas. Pártelas por la mitad y lávalas.
  2. Un truco para evitar que se pongan negras (al dejarlas al aire) es rociar con zumo de limón las alcachofas.
  3. Calienta bastante aceite de oliva en una sartén. El aceite debe cubrir las alcachofas, para que queden crujientes por fuera pero blandas por dentro. Una vez esté bien caliente el aceite, agrega las alcachofas y fríe hasta que estén bien doradas.
  4. Bate los huevos, añade una pizca de sal, pimienta negra molida y un poco de perejil fresco picadito.
  5. Cuando las alcachofas tengan un color doradito, retira con cuidado con ayuda de una espumadera para retirar exceso de aceite y colócalas sobre los huevos batidos. Cuando todos los trozos de alcachofa estén sobre los huevos batidos, remueve para que se impregnen bien.
  6. Añade en otra sartén un poco de aceite de la fritura de las alcachofas (retirando posibles trozos de fritura). Echa la mezcla de huevo y alcachofa en la sartén y ayúdate de un utensilio de madera para hacer los bordes de forma que quede redonda.
  7. Cuando el huevo ha cuajado, dale la vuelta a la tortilla con ayuda de una tapadera o un plato llano. Vuelve a repasar los bordes para que quede uniforme.
  8. Deja cocinar durante unos cinco minutos y ¡Lista para comer!