SÍGUENOS |

Jugosas gambas al ajillo con alioli artesano

receta de gambas al ajillo
Raciones: 4
Tiempo: 15m
Dificultad: Fácil

Índice de la receta

Ingredientes de la receta de Gambas al Ajillo con Alioli Artesano

1 kg de gambas frescas
16 dientes de ajo
2 guindillas secas o pimientas de Cayena
200 ml de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra

Si eres amante de la gastronomía mediterránea, seguro que más de una vez has saboreado unas increíbles gambas al ajillo. Este plato es una delicia culinaria que ha conquistado paladares en todo el mundo.

Para que dejes sorprendidos a tus invitados y a tu familia, desde Choví vamos a compartir contigo todos los secretos de cómo hacer gambas al ajillo en tu propia casa.

Las gambas al ajillo son un plato tradicional de la cocina española, específicamente de la región de Andalucía. 

Su sabor y aroma inigualable lo hacen un favorito no sólo en España, sino también en otras partes del mundo donde se ha popularizado gracias a su sencillez y sabor excepcional.

No importa si eres un cocinero experimentado o un principiante en la cocina; esta receta de gambas al ajillo es fácil de seguir. Y te garantizamos que el resultado será delicioso.

Gambas al ajillo, el origen

La receta gambas al ajillo tiene sus raíces en la rica y variada cultura culinaria de España, específicamente en la región de Andalucía. 

Este plato es un reflejo de la influencia árabe en la cocina española, ya que el ajo, uno de los ingredientes principales, es un elemento prominente en la cocina árabe.

El ajo es un ingrediente que se ha utilizado en la cocina española desde tiempos inmemoriales, y las gambas al ajillo son una forma deliciosa y simple de disfrutar tanto del ajo como de las gambas frescas

Aunque existen muchas variaciones de esta receta, la esencia del plato, las gambas salteadas en aceite de oliva con ajo, ha permanecido inalterada a lo largo de los años.

Te puede interesar→ Saltear: Cómo perfeccionar esta técnica culinaria

Lo mejor de las gambas al ajillo

Las gambas al ajillo no solo son deliciosas, sino que también son beneficiosas para la salud. Son una excelente fuente de proteínas, vitamina B12, selenio y fósforo. 

Y, además, son bajas en grasa y calorías. A todas luces, es una opción saludable para mantener una dieta equilibrada día a día, e incluso en ocasiones especiales.

El ajo, por otro lado, es conocido por sus numerosos beneficios para la salud. Es rico en vitamina C, vitamina B6 y manganeso. Ha quedado demostrado que el ajo ayuda a reducir la presión arterial, mejora la salud del corazón y tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Así que la receta de gambas al ajillo no sólo es un plato fabuloso, ¡sino saludable!

Las gambas deben ser frescas y de buena calidad, ya que son el ingrediente principal de este plato. 

Al igual que el ajo, que también debe ser fresco y no en polvo. El sabor será mucho más intenso y auténtico. 

Por su parte, el aceite de oliva virgen extra es esencial para este plato, ya que aporta un sabor y aroma únicos.

Cómo hacer gambas al ajillo paso a paso

Hacer gambas al ajillo es muy fácil. Tanto, que será uno de los platos que repetirás en casa frecuentemente. 

Toma nota, porque la explicación de cómo hacer gambas al ajillo es más larga que el propio proceso:

  1. Lo primero es limpiar las gambas. Procedemos a quitar la cabeza y la cola.
  2. Coloca las gambas en un recipiente y lávalas para eliminar impurezas. 
  3. Sécalas utilizando un paño de algodón o papel absorbente. Debes retirarles las tripas y sazonarlas a tu gusto con sal marina antes de reservarlas.
  4. En una cazuela (de barro si tienes una disponible, si no utiliza cualquier otra que tengas en casa) añade aceite extra virgen junto a las guindillas o la pimienta cayena.
  5. Después pela los dientes de ajo y corta todo finamente en rodajas delgadas. Calienta hasta dorar las rebanadas finitas de ajos evitando quemarlo ya que puede darle al plato un sabor amargo indeseado.

Un truco es freír estos ajos hasta que casi sean chips y retirarlos para continuar con la receta. Los volverías a incorporar al final de la misma.  De esta manera, obtenemos el ajo en su punto óptimo y se hidrata con parte del caldo que libera la gamba. ¡La perfección en las gambas al ajillo!

  1. Agrega las gambas previamente escurridas al aceite. Aumentamos la temperatura y salpimientamos al gusto. En un minuto el aceite cambiará de color, no te asustes, la gamba libera su caldo y con la temperatura, emulsiona.
  2. Incorpora las guindillas y el ajo si los retiraste y revuelve para combinar sabores. Sirve inmediatamente tan pronto como la gamba esté justo cocinada, jugosa y con ese delicioso toque picante. 

Variaciones de la receta de gambas al ajillo

Aunque la receta tradicional de gambas al ajillo es sencilla y deliciosa, existen variaciones que puedes probar para añadir un toque personal a este plato.

  • Una variación interesante es añadir tomate picado y vino blanco al final de la cocción. Le da un toque de contundencia y sabor al plato que no te dejará indiferente.
  • Otra opción es añadir un chorrito de brandy o coñac antes de añadir las gambas, lo que le dará un sabor más intenso y sofisticado al plato.

Cómo combinar gambas al ajillo con otros platos

Las gambas al ajillo son un plato versátil que se puede combinar con una amplia variedad de platos. 

Una receta de gambas al ajillo puede servirse como aperitivo con pan fresco para mojar en el aceite de ajo, o como plato principal acompañado de una ensalada fresca y patatas asadas.

Con los ingredientes adecuados, puedes elaborar esta deliciosa receta de gambas al ajillo en tu propia casa para el día a día o para un evento especial. 

Esperamos haberte inspirado a probar este delicioso plato. ¡Buen provecho!

Sending
User Review
3 (2 votes)
Compártelo ahora
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Autor: Cocineros de Choví, expertos en recetas con salsas para el disfrute.
Autor: Los cocineros de Salsa Choví, desde Valencia para todo el mundo.
Grupo Chovi especialistas en Alimentación