Cremoso de queso de cabrales con Allioli
BgMenu
Cremoso de queso cabrales, con Allioli de pera al vino tinto y tierra de jamón y albahaca

Cremoso de queso cabrales, con Allioli de pera al vino tinto y tierra de jamón y albahaca

Compartir

Si te gustan los platos con queso, te presentamos una receta con queso de cabrales y Allioli de pera que podrás preparar en casa con facilidad. El queso cabrales puede parecer un ingrediente demasiado fuerte para cocinar pero aquí encontrarás el truco para hacer una crema de queso suave que a todos gustará. ¡Conoce esta receta exclusiva propia de los mejores restaurantes!

El queso cabrales

El queso cabrales es un queso asturiano que se elabora con leche de cabra, vaca u oveja. Tiene un sabor inconfundible: sabroso y fuerte. Para los amantes del queso, el cabrales siempre está entre los favoritos.

Este queso pasa por una gran elaboración antes de darnos un resultado tan delicioso. Una vez el queso está elaborado, lo dejan en cuevas naturales para que madure, entre dos y cuatro meses, con una humedad de 90% y entre 8 y 12 grados. Cómo diría el refrán las cosas de palacio van despacio...

El queso de cabrales puede parecer demasiado fuerte para algunas personas, por eso en está receta te damos el ingrediente secreto para hacer una crema suave y riquísima: el Allioli. Toma nota de esta receta y aprende a preparar una crema de queso de cabrales que podrás usar en muchos más platos.

Ingredientes

  • Para el cremoso de cabrales - separator
  • Queso cabrales - 150 gramos
  • Caldo de pollo - 200 gramos
  • Gelatina - 1 hoja
  • Cebolla - 1 unidad
  • Mantequilla - 1 cucharada
  • Sal
  • Para el Allioli de pera al vino - separator
  • Pera - 2 unidades pequeñas
  • Vino tinto - 250 gramos
  • Azúcar - 40 gramos
  • Anís estrellado - 1 cucharadita
  • Naranja - 1 trozo de corteza
  • Alioli - 250 gramos
  • Para la tierra de jamón y albahaca - separator
  • Jamón serrano - 100 gramos
  • Galletas saladas - 100 gramos
  • Albahaca - 20 hojas
  • Mantequilla - 100 gramos

Instrucciones

  1. Poner en un cazo donde quepan justas las peras, el vino con el azúcar, la pimienta rosa, el anís estrellado y la cascara de naranja.
  2. Llevar a ebullición y dejar hervir 5 minutos. Con la ayuda de una cuchara ir poniendo las peras dentro del vino y bajar el fuego al mínimo, dejándolas hervir tapadas, durante una hora a fuego muy lento.
  3. Retirar del fuego y enfriar. Es mejor hacerlas de un día para otro, para que las peras reposen dentro del vino.
  4. Una vez frías reservar una porción para decorar, cortar en dados y triturar la pera con su jugo. Poner el Allioli en un bol, ir añadiendo el puré de pera y vino y mezclar.
  5. Elaborar el cremoso de cabrales rehogando la cebolla picada en brunoise en la mantequilla con una pizca de sal. A parte hidratar la hoja de gelatina en agua fría.
  6. Mojar la cebolla con el caldo de pollo y añadir el cabrales troceado, calentar el conjunto y triturar. Como aún seguirá caliente añadir la hoja de gelatina y diluir.
  7. Elaborar la tierra colocando las lonchas de jamón en un plato extendidas y asar en el microondas a máxima potencia durante 2 minutos, comprobar si está bien seco y si no es así colocar 1 minuto más y así hasta que lo veamos muy arrugadito y seco (Al enfriarse se endurecerá) secar el exceso de grasa con papel. Dejar enfriar.
  8. Derretir la mantequilla en el microondas o a fuego directo sin que llegue a hervir, triturar las hojas de albahaca con la mantequilla, quedará una pasta verde.
  9. Triturar las galletas saladas hasta conseguir un polvo y hacer lo mismo con el jamón.
  10. Mezclar los dos polvos con la mantequilla de albahaca y hacer una masa quebradiza que estiraremos sobre una placa de horno con papel vegetal.
  11. Hornear a 150ºC hasta que se seque un poco (es importante no pasarse con la temperatura y el tiempo del horno porque se perderá el color verde.)

Acabado y montaje:

  • En un tarro de cristal como de conserva o en un vaso pequeño con un formato aue nos guste colocar en la base el Allioli de pera al vino sobre este la crema de cabrales templada y dejar enfriar para que gelifique.
  • Acabar al momento de servir colocando la tierra de albahaca y jamón que habremos deshecho con los dedos para que parezca tierra. - Decorar con una rodaja de pera al vino y una hojita de albahaca