Turrones y polvorones, tus dulces navideños
BgMenu

Turrones y polvorones, tus dulces navideños

Ya falta muy poquito para que lleguen las Navidades y los turrones y polvorones se hacen un sitio tras las comidas y cenas familiares para endulzar.

Compartir

Los turrones y polvorones se hacen un sitio tras las comidas y cenas familiares para endulzar las sobremesas.

Durante las Navidades empezáis a vestir vuestras casas con el adorno de la puerta, el árbol de navidad, las luces, el belén… El abeto es un elemento central por la posición que ocupa y por todas las actividades que se realizan a su alrededor, al igual que los regalos, que adquieren mucha importancia, sobre todo, cuando tenéis peques en casa. El desarrollo de las fiestas es parecido para todos, aunque cada familia os organizáis de distinta manera.

La tradición de los turrones y polvorones

Otro punto importante en estas fechas es el menú, donde cada casa elige los platos que más les gustan, o los que son esporádicos y especiales… pero cabe destacar que los turrones y los polvorones, seáis de la familia que seáis o vayáis a la casa que vayáis, siempre están presentes.

Dependiendo de la región geográfica de donde seáis estos dulces pueden variar un poco; por ejemplo, los turrones van desde los sabores clásicos tipo el Turrón de Jijona o el Turrón de Alicante hasta otros más atrevidos y originales como los de chocolate, de coco, o de mojito. Los polvorones también tienen una gama clásica, como pueden ser los de almendra o los de canela y otra gama más moderna, como son los de chocolate y naranja o los de nuez y cacao.

El turrón es un dulce con una gran tradición, y se trata de una masa molida de miel, azúcar, clara de huevo y almendras. No obstante, existen muchos tipos de turrones en la actualidad: trufa de chocolate, yema, yema con cerezas, coco, mousse de piña, mousse de limón, crema catalana, ron con pasas, yogur, café, etc.

Los polvorones, esos dulces también muy tradicionales en esta época del año, con los que, seguramente, habréis pasado buenos ratos cuando habéis intentando decir Pamplona con la boca llena de ellos, se tratan de una masa de harina de trigo, manteca de cerdo y azúcar. También tienen muchas variedades: limón,  chocolate,  almendras, avellanas, coco, etc.

Los turrones y los polvorones son el acompañante ideal para cafés, infusiones y tés. También se pueden tomar solos o como tentempié, en la merienda o como postre. Debido a sus ingredientes básicos, tienen un alto valor calórico por lo que deberéis prestar atención a la cantidad de ellos que comáis cada día.

Los turrones y polvorones también los podéis hacer en casa, y pasar una maravillosa tarde con la familia o los amigos mientras los preparáis. Lo único que necesitaréis son muchas ganas, un poco de maña y los pinches necesarios para que salgan perfectos.

Estas fiestas, ¡a disfrutar de estos dulces navideños!