Fuentes de proteínas vegetales. ¡Inclúyelas en tu dieta diaria!
BgMenu

Fuentes de proteínas vegetales. Anota en tu lista de productos healthy

Las proteínas son macronutrientes que suponen, de forma aproximada, la mitad del peso de los tejidos del organismo. ¿Qué significa esto? Que están presentes en casi todos los procesos biológicos que se producen en nuestro cuerpo y son esenciales para el crecimiento, el mantenimiento de nuestros tejidos y funciones corporales, así como el transporte de

Compartir

Las proteínas son macronutrientes que suponen, de forma aproximada, la mitad del peso de los tejidos del organismo. ¿Qué significa esto? Que están presentes en casi todos los procesos biológicos que se producen en nuestro cuerpo y son esenciales para el crecimiento, el mantenimiento de nuestros tejidos y funciones corporales, así como el transporte de grasas y oxígeno a través de la sangre.

Las proteínas pueden encontrarse en alimentos de origen animal (proteínas vegetales) y, también, en alimentos de origen vegetal. Estas últimas, fundamentales para una dieta equilibrada, son las denominadas proteínas vegetales. Se trata de macronutrientes con bajo contenido en grasas y que ayudan a reducir los niveles de colesterol, así como prevenir enfermedades cardiovasculares.

¿En qué alimentos podemos encontrar proteínas vegetales?

Frutos secos, soja, cereales y derivados, semillas, legumbres y hortalizas o setas. La combinación de alimentos que provengan de estas fuentes de proteína vegetal aportará a nuestro organismo una amplia variedad de beneficios para la salud.

  • Legumbres. Son alimentos ricos en nutrientes y aporte de energía que, además, forman parte de la dieta mediterránea: lentejas, garbanzos, alubias…Cualquiera de estas variedades de legumbres es una fuente rica en proteína vegetal que no se asocia, además, a grasas saturadas. Aportan, además, hidratos de carbono complejos y son fuente relevante de fibra.
  • Frutos secos. Como hemos comentado en otro artículo del blog, introducir el consumo moderado de frutos secos como las almendras, nueces o avellanas en nuestra dieta aporta beneficios considerables para la salud debido a su rico contenido en proteína vegetal, grasas no saturadas, fibra y minerales.
  • Arroz. Este alimento tan presente y arraigado en la gastronomía mediterránea es una fuente rica en proteína vegetal de alta calidad que, además, añade carbohidratos complejos de fácil digestión y alto aporte energético.
  • Semillas. Las semillas de quinoa y chía, entre otros, son considerados superalimentos: alimentos con un alto valor nutricional y aporte nutritivo por la rica presencia de antioxidantes, grasas no saturadas y vitaminas. Además, semillas como las de lino y cáñamo son ricas en omega-3.

Son solo algunas opciones para introducir proteína vegetal en nuestra dieta. Existen muchos  alimentos que se han ido consolidando e introduciendo de forma paulatina en nuestra dieta, como la soja, el seitán o el tofu, que forman parte de los grupos mencionados anteriormente y, por tanto, son fuentes ricas en proteína vegetal. Nutrientes fundamentales para mantener una dieta variada, equilibrada y saludable.