Ensaladas de verano, tus grandes aliadas - Choví
BgMenu

Ensaladas de verano, tus grandes aliadas

Con las varias e intensas olas de calor que llevamos durante este año seguro que más de un día has sentido que te derretías. La alimentación puede ayudar a equilibrar y mantener nuestra temperatura corporal. Incluir alimentos con alto contenido en agua, nos ayudará, por ejemplo, a luchar contra la deshidratación. Por lo tanto, una

Compartir

Con las varias e intensas olas de calor que llevamos durante este año seguro que más de un día has sentido que te derretías. La alimentación puede ayudar a equilibrar y mantener nuestra temperatura corporal. Incluir alimentos con alto contenido en agua, nos ayudará, por ejemplo, a luchar contra la deshidratación. Por lo tanto, una alimentación rica en frutas, hortalizas y verduras será ideal.

Uno de los platos estrella del verano son las ensaladas, grandes aliadas para refrescarnos e hidratarnos. Si combinamos los ingredientes adecuados puede representar un plato único para realizar una comida completa y equilibrada.

A la hora de preparar tus ensaladas, las posibilidades son casi infinitas. Por ello, vamos a darte unas recomendaciones para que le saques el máximo provecho y que tus combinaciones, además de deliciosas, sean completas.

Consejos para preparar ensaladas de verano

En primer lugar elige un vegetal de hoja verde como, por ejemplo, cualquier variedad de lechuga, espinacas, col rizada, repollo o las hojas verdes de las zanahorias. Todas ellas se caracterizan por ser ricas en vitamina A, C, y E y aportar minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el potasio.

En segundo lugar, te recomendamos incluir alguna hortaliza verde como el pepino, apio, hinojo, espárragos o calabacín. Estos ingredientes le darán un plus de hidratación y variedad a la receta.

A continuación, ¡ponle color a tu plato! En este grupo incluimos la zanahoria, el tomate, el pimiento rojo, los rabanitos y la raíz de remolacha, siendo fuentes de vitaminas antioxidantes.

Para proporcionar energía opta por algún tipo de cereal o legumbre. Preferiblemente arroz integral, quinoa, pasta integral, copos de cereales, patata o bien lentejas, garbanzos, judías, habas o guisantes. Si en la ensalada combinamos alguna variedad de cereal con legumbre, ¡tú ración de proteína será perfecta!

Otra opción como fuente de proteínas puede ser añadir migajas de bacalao, mejillones al vapor, gambas saladas o a la plancha, atún en conserva o el salmón ahumado, a la plancha o tataki. Los tacos de pollo o pavo a la plancha quedan genial. Y el huevo duro rallado o en tortilla a tiras le da un toque muy rico.

Opcionalmente puedes agregar grasas cardiosaludables como aguacate, un puñado de frutos secos o bien, pipas de girasol, pipas de calabaza, semillas de lino o sésamo.

Y por último, ¡queda aderezar la ensalada! Hay que tener en cuenta que el aliño puede llegar a ser el toque imprescindible para convertir tu receta en un plato irresistible al paladar. Algunas opciones pueden ser vinagretas que contengan aceite de oliva, sal marina, y jugo de limón o vinagre de manzana con pimientas u otras especias. Las hojas de plantas aromáticas dan un toque muy fresco.

Si te gustan los sabores agridulces prueba a incorporar alguna fruta troceada, mermelada sin azúcar o miel. Aunque si te apetece una vinagreta más cremosa, te recomendamos añadir a tu aderezo yogur o, para días especiales, un toque de tu salsa preferida para ensaladas. ¡Descubre todas las de Salsas Choví!

Ahora ya sabes todo lo que necesitas para convertir las ensaladas en tus aliadas del verano.