Los 5 dulces valencianos más apetecibles
BgMenu

Los 5 dulces valencianos más apetecibles

Más allá de la paella y los arroces entre los platos típicos de la gastronomía valenciana encontramos elaboraciones dulces que se convierten en el postre perfecto para una comida típica de Valencia o para una merienda con amigos.

Compartir

Más allá de la paella y los arroces entre los platos típicos de la gastronomía valenciana encontramos elaboraciones dulces que se convierten en el postre perfecto para una comida típica de Valencia o para una merienda con amigos.

 

Los dulces más tradicionales de la terreta

Entre los dulces valencianos más famosos destacan cocas, tortas, fartons y mazapanes. En muchos de ellos la almendra y la miel, dos materias primas presentes en la Comunidad Valenciana, tienen un papel destacado.

 

1. Turrones, polvorones y mazapanes

Posiblemente nuestros dulces más reconocidos en todo el mundo son los turrones. Sólo hay que nombrar dos de ellos (de Jijona y de Alicante) para comprobarlo. Y aunque existen muchos turrones y de muchos sabores los que se han convertido en emblemas dulces de la gastronomía típica de Valencia son los que se hacen con la receta de siempre a base de:

  • Miel
  • Azúcar
  • Clara de huevo
  • Almendras

Las primeras referencias a los turrones en nuestra comunidad datan del siglo XVI, así que son uno de los dulces valencianos con “más solera”.

También los polvorones forman parte de la tradición repostera valenciana (hechos de harina de trigo, manteca de cerdo y azúcar). Y, como no puede ser de otra forma, este trío se cierra con otro postre navideño: el mazapán, que en Valencia es típicos para celebrar la festividad de Sant Donís (9 de octubre). En este día de los enamorados valencianos los mazapanes se entregan envueltos en un pañuelo a la enamorada (la mocaorà).

Los mazapanes de Sant Donís tienen forma de frutitas y se hacen con masa de mazapán (con almendra Marcona picada, azúcar glass y clara de huevo). Son dulces fáciles y rápidos y puedes hacerlos y moldearlos en casa.

 

2. Coca de llanda

La coca dulce valenciana más típica es la coca de llanda, un bizcocho que se hace,  como su nombre indica, utilizando un molde de lata u hojalata. Por sus ingredientes básicos:

  • Harina
  • Azúcar
  • Huevos
  • Aceite
  • Leche

Se cree que nació en un momento de economía de guerra y se tiene constancia de su presencia en hornos desde finales del siglo XIX.

La coca de llanda es uno de los dulces valencianos más versátiles porque, al ser como un bizcocho, admite multitud de variantes sin perder su esencia original:

  • Crema pastelera
  • Nueces
  • Pasas
  • Chocolate

Para imprimirle un toque más valenciano puedes añadir un vaso de zumo de naranja en su elaboración. Uno de esos dulces caseros fáciles a los que hay que cogerle el punto.

 

3. Torta Cristina

Localidades de la comarca de L’Horta Nord como Foios, Meliana o Puçol se disputan la elaboración de este preciado dulce de almendra presentado sobre una oblea circular.

La torta Cristina es una de las delicias de la gastronomía valenciana. Una vez más la almendra juega un papel fundamental en esta receta, al igual que la ralladura de limón, que con un horneado suave se convierte en una torta de textura suave cuyo sabor evoca los mejores momentos de la infancia.

La torta Cristina puede incluir muchos ingredientes y es similar en elaboración a otro de los dulces valencianos típicos: las cocas de carabassa. La torta de calabaza valenciana tradicional es originaria de la Ribera Alta aunque es muy conocida en toda la comunidad especialmente en Semana Santa y Pascua, cuando empiezan a ser comunes las salidas y meriendas al campo con amigos.

 

4. Panquemado

De sabor similar al Roscón de Reyes este dulce no puede faltar en nuestra mesa cada lunes de Pascua y se ha convertido en otro de los referentes de la gastronomía valenciana. Incluso existe una Ruta del panquemado que tiene su epicentro en la localidad de Alberic.

Preparar una buena masa, ajustar correctamente los ingredientes y respetar los tiempos de fermentación son las claves para preparar este dulce que dependiendo de cada zona e incluso de cada pueblo recibe un nombre distinto:

  • Anou
  • Toña
  • Fogaseta
  • Fogaza
  • Pa socarrat
  • Cóc
  • Tony

Eso sí, el panquemado siempre tiene unas características similares para ser considerado como tal:

  • Sabor dulce
  • Interior blanco y muy esponjoso
  • Una capa exterior oscura y tostada.

 

5. Fartons

Estos dulces valencianos de consistencia esponjosa se han convertido en los acompañantes más famosos de la horchata. De hecho su nacimiento se debe exclusivamente a la búsqueda del producto de bollería perfecto para acompañar a esta bebida valenciana en las meriendas veraniegas. Por tanto su origen lo encontramos en Alboraya durante los años 60 del siglo pasado.

A simple vista se podría decir que los fartons son una ensaimada fina y alargada aunque quien los ha probado sabe que tienen algo especial y único. Básicamente se elaboran con:

  • Harina de trigo
  • Leche
  • Azúcar
  • Aceite
  • Levadura
  • Huevos

Así obtendremos los fantons tiernos para mojar en la horchata. Existe otra variante, los fartons hojaldrados, que añaden en su receta grasa animal, levadura prensada y azúcar. Sean como sean, ¡a mojar y a disfrutar!

¿Te has quedado con ganas de saber más? En la Comunidad Valenciana hay una gastronomía única, en el blog de Choví encontrarás las recetas más típicas de la terreta, además de numerosos consejos para tu cocina. Visítanos y conviértete en un auténtico chef. ¡Te esperamos!

Etiquetas: