Dieta para hipertensos: alimentos recomendados y prohibidos
BgMenu

Dieta para hipertensos: alimentos recomendados y alimentos prohibidos

Descubre con Choví los alimentos recomendados y prohibidos en una dieta para hipertensos. Toma nota y practica una dieta saludable contra la hipertensión.

Compartir

Según la OMS la hipertensión es la causa de fallecimiento de más de 9 millones en todo el mundo. Descubre con Choví los alimentos recomendados y prohibidos en una dieta para hipertensos. Toma nota y practica una dieta saludable contra la hipertensión.

Hipertensión y riesgo cardiovascular

La tensión arterial es la presión con la que la sangre circula a través de los vasos sanguíneos. Esta presión varía en función de muchos factores. la temperatura, la actividad física que estemos realizando, algunas medicaciones o la comida son circunstancias que deben tenerse en consideración.

Los valores de tensión arterial considerados normales por la OMS son aproximadamente 120/80 mm Hg. Si alguno de los resultados superan estos valores considerados normales estamos hablando de hipertensión, un enfermedad crónica que causa más del 50% de las enfermedades del corazón y cerca del 75% de los accidentes cerebrovasculares.

La tensión sistólica aumenta con el paso de los años. De hecho, las mujeres suelen tener la tensión con valores inferiores a la de los hombres pero al llegar a la menopausia se cambian las tendencias. Además, la hipertensión no provoca síntomas claros y habitualmente se descubre cuando la persona tiene otros problemas de salud. Aún así, existen algunas señales que pueden ayudarnos a identificar la hipertensión:

  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Sangrados de nariz espontáneos.
  • Palpitaciones en la sien o en el pecho, incluso en reposo.
  • Mareos, náuseas o vómitos.

Dieta para hipertensos: alimentos recomendados y prohibidos

Alimentos recomendados en la dieta para hipertensos

Hacer ejercicio y seguir una dieta para hipertensos son las mejores armas para combatir esta patología. Disminuir la ingesta de grasas y la sal, así como consumir 5 raciones de fruta y verdura al día son hábitos imprescindibles en la alimentación. Descubre los alimentos más aconsejables para hipertensos:

  • Frambuesas, arándanos y fresas. Las antocianinas presentes en los frutos rojos son compuestos biactivos que ayudan a mantener a raya la presión arterial según la Universidad de East Anglia y la Universidad de Harvard.
  • Plátano. El contenido en potasio del plátano es perfecto para la dieta de personas con hipertensión.
  • Tomate. Las vitaminas presentes en el tomate mejoran la circulación de la sangre y su coagulación.
  • Cereales integrales. La avena y el trigo integral ayudan a estabilizar la presión sanguínea
  • Ajo. El ingrediente estrella del alioli es el ajo. Este condimento es un excelente vasodilatador por lo que ayuda a regular la presión arterial.
  • Alcachofa. Sus características diuréticas contribuyen a que el organismo elimine el exceso de líquidos bajando la presión arterial.
  • Chocolate negro. La Universidad de Harvard ha demostrado que una onza de chocolate negro al día baja la presión arterial.

Dieta para hipertensos: alimentos recomendados y prohibidos

Alimentos prohibidos en una dieta para hipertensos

Así como algunos alimentos ayudan a controlar la hipertensión, también hay otros que conviene evitar:

  • Sal. Este condimento provoca que el cuerpo retenga líquidos, aumentando la presión sanguínea. Con una cucharada de café al día de sal es el máximo recomendado para personas con hipertensión.
  • Alcohol. Aunque algunas bebidas alcohólicas como el vino tienen antocianinas en su composición que son beneficiosas para la salud. Sin embargo, el alcohol eleva la tensión. Por lo tanto una copa de vino al día es la cantidad establecida por los expertos.
  • Dulces y ultraprocesados. El azúcar en exceso puede derivar en diabetes y obesidad, dos enfermedades que están relacionadas con una elevada presión arterial.
  • Carnes rojas. La grasa saturada incrementa la presión arterial por lo que conviene evitar las carnes rojas en la dieta.
  • Encurtidos, ahumados, embutidos y conservas. Estas formas de procesar los alimentos suelen acarrear elevadas concentraciones de sal que derivan en un aumento en la presión sanguínea.
  • Lácteos enteros. La leche, los yogures y los quesos son una buena fuente de minerales como el calcio y magnesio, pero también contienen grasa saturada y sal, que incrementa la presión. La mejor opción es consumir lácteos desnatados.

Seguir una dieta para hipertensos es imprescindible para las personas que padezcan esta patología crónica. Elaborar un menú saludable que encaje con las recomendaciones culinarias es muy importante de cara a controlar la hipertensión.

Etiquetas: