Cuida tu tránsito intestinal después de las vacaciones - Choví
BgMenu

Cuida tu tránsito intestinal después de las vacaciones

Septiembre suele ser un mes de adaptación y ajustes después de disfrutar de los días sin reloj ni horarios de las vacaciones. Son muchas las personas que huyen de la rutina. Pero ésta es precisamente la clave para seguir unos hábitos de vida saludables y es imprescindible para tener un buen tránsito intestinal. Tener un

Compartir

Septiembre suele ser un mes de adaptación y ajustes después de disfrutar de los días sin reloj ni horarios de las vacaciones. Son muchas las personas que huyen de la rutina. Pero ésta es precisamente la clave para seguir unos hábitos de vida saludables y es imprescindible para tener un buen tránsito intestinal.

Tener un ritmo intestinal regular es fundamental para nuestra salud. Pero, ¿qué es el tránsito intestinal? Se define como el intervalo de tiempo que pasa desde que ingerimos los alimentos hasta que vamos al baño.

Que este intervalo de tiempo sea el adecuado y favorezca a tu salud, dependerá de varios factores externos e individuales de cada persona. Vamos a darte varias recomendaciones para que te beneficies de tener un buen tránsito intestinal.

Recomendaciones para cuidar tu tránsito intestinal

  • Asegúrate de beber suficiente agua, como mínimo unos 8 vasos de agua al día, o combinándolos con caldos o infusiones con hielo. Una hidratación correcta ayuda a tener un mejor tránsito intestinal.
  • Come de manera equilibrada y procura seguir una dieta rica en fibra. 25g de fibra al día es lo recomendado, ya que esta es la encargada de hacer de cepillo de nuestros intestinos. Por ello, será la clave el consumo de cereales integrales, frutas enteras, desecadas o liofilizadas, verduras, hortalizas, legumbres y, por último, frutos secos, evitando aquellos que están fritos o salados.
  • Cuidado con caer en el error de recurrir a laxantes publicitados como “100% naturales” ya que existen plantas, como por ejemplo el sen, capaces de irritar el intestino, causando un aumento de la motilidad (los movimientos de la musculatura de nuestros intestinos) y así produciendo evacuación.

La importancia de un estilo de vida saludable

Además de la hidratación y del consumo de fibra, es importante hacer ejercicio de forma regular para favorecer la motilidad intestinal y gestionar el estrés, factor que influye negativamente en la regularidad del tránsito. Seguro que puedes encontrar media hora al día para andar, ir en bici o hacer natación con la que podrás notar los beneficios.

Otro consejo que tiene buenos resultados es ser constante e intentar ir al baño a la misma hora, cuando tengas un momento de tranquilidad y sin prisas. Al principio te puede suponer más minutos al día de los que desearías, pero este tiempo se reducirá a medida que incorpores el hábito en tu día a día.

Además, reducir el consumo de cafeína y de bebidas alcohólicas, así como, evitar el tabaco, contribuirán a que tu actividad intestinal sea normal.

¡Ahora ya sabes cómo volver a poner ritmo a tu tránsito intestinal!