Ventajas de escoger alimentos de temporada
BgMenu

Ventajas de escoger alimentos de temporada

Muchas veces optamos por alimentos de temporada por diversos motivos. La mayoría de estos motivos, son ventajas de las que podemos beneficiarnos en varios aspectos. Destacan los beneficios a nivel nutricional, en cuanto a las características organolépticas (o sensoriales) o, también, en lo que respecta a su precio de mercado. Principalmente, el término “de temporada”

Compartir

Muchas veces optamos por alimentos de temporada por diversos motivos. La mayoría de estos motivos, son ventajas de las que podemos beneficiarnos en varios aspectos. Destacan los beneficios a nivel nutricional, en cuanto a las características organolépticas (o sensoriales) o, también, en lo que respecta a su precio de mercado.

Principalmente, el término “de temporada” se asocia a las verduras, hortalizas y frutas, aunque también podríamos aplicar esta expresión a los pescados. ¿Y qué quiere decir que un alimento sea de temporada?

¿Cuándo está un alimento de temporada?

Para las verduras, hortalizas y frutas, nos referimos a que son de temporada cuando, en la estación del año correspondiente, están en su momento de maduración idóneo, de modo que están en el punto perfecto de recolección. A los pescados les atribuimos esta característica debido a que en ese período la pesca de ejemplares es mayor y la calidad de su carne también lo es.

Ventajas de los alimentos de temporada

Como decíamos, son varios los ámbitos en los que se observan ventajas de los alimentos de temporada:

  • Una cuestión importante es la calidad nutricional. Las verduras, hortalizas y frutas de temporada presentan niveles de vitaminas y minerales mucho más elevados (en comparación a otras épocas del año) con lo que contribuyen a que, en nuestra dieta variada, el nivel de estos nutrientes esté muy presente. Asimismo, por ejemplo, en las frutas el nivel de azúcares también será idóneo, lo que influirá en otro de los puntos; influirá en las características organolépticas.
  • Las características organolépticas son aquellas que podemos percibir por los sentidos: el color, el sabor, el aroma y la textura. Al oler una verdura, hortaliza o fruta, el aroma que desprende cuando está en su mejor momento es enormemente agradable, al igual que el sabor cuando le hincamos el diente a una fruta o a un salteado de verduras de temporada. Igualmente, lo percibimos en la textura y en el color: en verano hay una inmensa variedad de colores en los vegetales, sin embargo en invierno la mayoría son blancos y verdes.
  • El tercer aspecto a destacar es que, cuando un alimento es de temporada también quiere decir que, en esa etapa, habrá abundancia, mucha cantidad de producto, por eso a nivel de mercado, y por la ley de oferta y demanda el precio de alimentos de temporada es mucho más económico, cosa de la que nuestro bolsillo estará tremendamente agradecido.
  • El último punto, pero no por ello menos importante, es que consumir alimentos de temporada también contribuye a la sostenibilidad del planeta. Cuando compramos y consumimos estos alimentos estamos respetando el ciclo natural y la zona de producción en los vegetales y los ciclos de reproducción en los animales, además de que si se han recolectado o recogido cerca de donde vivimos los gastos de transporte o desplazamiento también serán menores.

¿Habéis visto cuántas ventajas? ¡No hay nada mejor que comer alimentos de temporada!

Etiquetas: