Dieta mediterránea para adelgazar en 5 consejos > Choví
BgMenu

Cinco consejos para perder peso con la dieta Mediterránea

La dieta mediterránea es la mejor para adelgazar. Investigaciones recientes apuntan a que el modo en el que se alimentan los países del mar Mediterráneo es el más eficaz para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares. Y es que permite que las personas pierdan más de peso en comparación a cualquier dieta baja en grasas, además

Compartir

La dieta mediterránea es la mejor para adelgazar. Investigaciones recientes apuntan a que el modo en el que se alimentan los países del mar Mediterráneo es el más eficaz para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares.

Y es que permite que las personas pierdan más de peso en comparación a cualquier dieta baja en grasas, además de una disminución de la circunferencia de la cintura..

Por supuesto, estas conclusiones no son nuevas. Que la dieta mediterránea se asocia con la pérdida de peso ya aparecía en otro artículo publicado en 2008 en el New England Journal of Medicine donde se demostraba que había una mayor pérdida de peso con la dieta mediterránea en comparación con otras dietas alternativas. Otros estudios también han asociado la dieta mediterránea con un peso saludable tanto en niños como en mujeres embarazadas.

Así que no es algo nuevo. Ahora, para aclarar, muchas personas asocian la dieta mediterránea con mucha pasta y aceite de oliva. Esa es una idea errónea, la dieta mediterránea tradicional que tenía como prototipo la dieta cretense es principalmente vegetales, fruta y aceite de oliva con algunos carbohidratos intercalados.  En este caso se trata de una dieta hipocalórica con una cantidad moderada de carbohidratos.

Si quieres perder peso siguiendo una dieta mediterránea, aquí están 5 consejos que funcionan.

La comida principal, lo más pronto posible

Tradicionalmente, dentro de una dieta mediterránea, el almuerzo es la comida principal y se consume entre la una y las tres de la tarde. Al realizar la comida principal tan pronto en el día, se reduce el riesgo de comer en exceso más tarde. De hecho, un estudio español demostró que las personas que hacían su comida principal antes de las 3 de la tarde perdieron más peso.

Comer verduras como plato principal cocinado con aceite de oliva

Este tipo de plato es la magia de esta dieta. Al comer un plato de verduras cocinado en aceite de oliva y tomate, no solo se satisface al estómago más necesitado, sino que también ofrece hasta 3-4 porciones de verduras de una sentada.

Estos menús son de un nivel calórico moderado y bajos en carbohidratos. Y si se acompaña con un trozo de queso fresco, no hay nada mejor. Otro beneficio de comer verduras como plato principal es que, como no es una comida rica en carbohidratos, evitará la somnolencia que le sigue.

Beber agua principalmente

Sí, está bastante extendido en algunos países (sobre todo los anglosajones) beber leche en algunas de las comidas (sobre todo desayuno y merienda), pero ¿es realmente necesario? No. Con la dieta mediterránea, la mayoría de los productos lácteos son el queso y el yogur, así que se ahorran calorías para utilizarlas consumiendo alimentos sólidos en lugar de calorías líquidas.

Lo mismo ocurre con el zumo. En realidad nadie necesita beber zumo, es mucho mejor comer fruta fresca y entera. Además, de hacerlo así se obtiene una sensación de saciedad y toda la fibra y nutrientes que necesita el cuerpo humano.

En cuanto al café y al vino, cada uno tiene su lugar en la dieta mediterránea, pero no sustituyen al agua y deben consumirse con moderación

Consumir la cantidad correcta de aceite de oliva

Cada vez más investigaciones confirman lo que ya sabemos en el Mediterráneo: la grasa buena no engorda. Sí, las calorías cuentan, pero para mantener una dieta a base de vegetales necesitas algo que proporcione saciedad y sabor. Y eso es el aceite de oliva. No solo hace que todas esas verduras sean deliciosas, también hace que la comida sea abundante. Eso no significa, sin embargo, que hay que echar aceite sin ton ni son.

Moverse

La dieta mediterránea no es solo una dieta, es un estilo de vida, por lo que moverse es imperativo. Caminar está bien, pero el movimiento general a lo largo del día es clave. No es suficiente ir al gimnasio durante una hora por la mañana y luego sentarse en la oficina o en el sofá el resto del día. Hay que tomar descansos para caminar, hacer algunos estiramientos cada hora y, si se puede caminar a algún lugar, hacerlo en lugar de conducir. Ya sabes, dieta mediterránea para adelgazar pero también para estar bien 😉

Etiquetas: