Vinagre ¿Qué tipos de vinagre hay y cómo combinarlos?> Choví
BgMenu

Los 10 mejores vinagres en función de los platos

El vinagre es uno de los aliños más saludables y populares de la dieta mediterránea. Descubre qué tipos hay y cómo combinarlos con tus platos. En Choví tenemos, entre nuestros aderezos y aliños, un vinagre balsámico en monodosis, ideal para tu establecimiento, para la casa de verano o para los picnics en el exterior. La

Compartir

El vinagre es uno de los aliños más saludables y populares de la dieta mediterránea. Descubre qué tipos hay y cómo combinarlos con tus platos.

Monodosis de vinagre, aderezo y aliño Choví
Monodosis de vinagre, aderezo y aliño Choví

En Choví tenemos, entre nuestros aderezos y aliños, un vinagre balsámico en monodosis, ideal para tu establecimiento, para la casa de verano o para los picnics en el exterior.

La primera vez que se sabe que existe el vinagre se remonta a más de 5.000 años, durante el imperio babilónico. Es casi seguro que apareció al mismo tiempo que las primeras bebidas alcohólicas. Pero no todos los vinagres son iguales.

Nos sumergimos en este mundo de los aliños especiales para determinar cuál es el mejor vinagre y para qué platos.

Desde una bolsa de patatas fritas hasta una rica vinagreta, no puede negar que está oculto en todo tipo de alimentos, desde los predecibles como aderezos para ensaladas y encurtidos hasta los condimentos menos obvios como el ketchup y la mostaza.

Le da vida a tu salsa picante favorita y le agrega acidez a las marinadas.

Pero no todos los vinagres tienen el mismo origen ni se puede usar uno para todo. Por lo tanto, he aquí una selección de los mejores y de los más utilizados.

vinagre balsámico, ingrediente Choví
Vinagre de vino tinto

Tipos de vinagre y cómo combinarlos

Vinagre blanco

Este vinagre fuerte y recio se hace fermentando alcohol destilado.

Es muy económico de producir, lo que lo hace muy popular para su uso comercial de aderezos para ensaladas y condimentos. Se puede utilizar en cualquier tipo de cocina, pero incluso no solo para cocinar incluso a veces como producto de limpieza del hogar.

Vinagre balsámico

Este vinagre oscuro, a veces almibarado, es un clásico italiano.

A diferencia de los otros vinagres, no está hecho de un alcohol fermentado. El jugo de uva prensado se envejece en barricas de roble, lo que (con el tiempo) espesa el vinagre, concentra su sabor y aumenta el precio. Existen versiones económicas en el mercado, pero tenga cuidado, las versiones más baratas son simplemente vinagre blanco con colorante. Este vinagre es perfecto para glasear carnes, rociar con frutas frescas o hacer un aderezo para ensaladas cuando se combina con aceite de oliva de alta calidad.

Vinagre de sidra de manzana

Este tipo concreto de vinagre ha tenido mucho reclamo por sus supuestas propiedades medicinales.

Las personas dicen que el vinagre de sidra de manzana es la cura para el dolor de estómago, el resfriado común y también como un suplemento para bajar de peso. Está hecho de manzanas prensadas que se fermentan en alcohol antes de convertirse en vinagre. Esto le da un sabor ligeramente dulce con un regusto ligeramente ácido. Es un vinagre pensado para hacer refrescos caseros, así como encurtidos, aderezos para ensaladas y adobos.

Vinagre de vino tinto

Este subproducto de vino tinto fermentado es uno de los vinagres más populares, por ejemplo, en Estados Unidos. Se puede hacer con cualquier tipo de vino tinto, con una variedad que le da a su vinagre un toque único. En general, tiene un sabor fuerte y mucho aroma, lo que lo hace perfecto para vinagretas y adobos. Ya que confiere a los alimentos un tono rosado, también es una excelente opción para hacer en escabeche.

Vinagre de vino blanco

Al igual que el vinagre de vino tinto, esta variedad se hace fermentando el vino blanco.

Carece del punto agudo y ácido de su compañero rojo, lo que le da un sabor más suave y un punto más sutil. Se puede usar para todo, desde hacer pepinillos hasta aderezos para ensaladas, pero es perfecto para por ejemplo, la ensalada de col.

Vinagre de Champagne

Este vinagre se caracteriza porque es muy brillante, y tiene un sabor fuerte pero a la vez ligero.

Como es de esperar, se hace fermentando champán. Debido a que su sabor es tan delicioso, es mejor para usar en platos sin calentar, para terminar con salsas picantes o hacer vinagretas.

Vinagre de Jerez

Es el vinagre que se elabora fermentando el vino históricamente más conocido fuera de nuestras fronteras, el Jerez.

Después de fermentarlo, el resultado se envejece en barricas de roble durante al menos seis meses. Con eso se consigue un sabor muy sabroso, haciendo uno de los vinagres con sabor más complejos. Es perfecto para deglasear o hacer salsas para recetas de sartén, pero también se puede usar para añadir en profundidad a las sopas o salsas.

Vinagre de arroz

Este vinagre se hace fermentando vino de arroz, generalmente en China o Japón. Es menos ácido que los otros tipos de vinagre, por lo que es menos áspero y tiene un sabor más dulce.

Este vinagre es un excelente encurtidor y es delicioso cuando se añade a los salteados y salsas al estilo asiático.

Vinagre negro

Este vinagre chino (también llamado vinagre de Chinkiang) está hecho de arroz glutinoso o pegajoso. Tiene un sabor profundo y ahumado, casi a madera.

Debido a que es intensamente ácido, se usa como antagónico de los ingredientes dulces en la cocina china. Es una excelente salsa para los ‘rollitos de primavera’ de los restaurantes chinos.

Vinagre de malta

Este popular vinagre para el pescado y las patatas fritas está hecho de cebada, es decir, que se elabora en cerveza antes de ser fermentado en vinagre. Se envejece brevemente, lo que le da un sabor suave y una sensación en boca sabrosa. Es el vinagre preferido en Reino Unido.

Y con esta selección de diez vinagres, ahora solo toca decidir cuál es el que mejor te va para la receta con la que vas a sorprender a los tuyos. El mejor vinagre lo decides tú.