Tipos de parrillas y barbacoas: variedades y diferencias
BgMenu

Parrillas y barbacoas: ¿qué variedades y diferencias existen?

Amantes de las brasas, ¡llega el momento de disfrutar de parrilladas y barbacoas! Pero ¿Sabeis cuantos tipos existen? Buen tiempo, días más largos…factores perfectos para volver a disfrutar de carnes, pescados y verduras a la brasa en buena compañía, esas comidas mágicas con las que casan tan bien nuestras salsa barbacoa, la brava, el alioli,

Compartir

Amantes de las brasas, ¡llega el momento de disfrutar de parrilladas y barbacoas! Pero ¿Sabeis cuantos tipos existen?

Buen tiempo, días más largos…factores perfectos para volver a disfrutar de carnes, pescados y verduras a la brasa en buena compañía, esas comidas mágicas con las que casan tan bien nuestras salsa barbacoa, la brava, el alioli, la ajonesa,…

Quizás los más expertos ya conozcan algunos de los grandes secretos de esta forma de disfrutar de los productos de nuestra dieta mediterránea, sin embargo, existen aún muchas dudas y errores respecto a los instrumentos necesarios para llevar a cabo estas elaboraciones.

En este sentido, lo más importante a la hora de disfrutar de platos a la brasa es elegir la herramienta adecuada: barbacoas y parrillas no son lo mismo y, por tanto, existen variedades diferentes para cada una de ellas que aportarán distintos tipos de cocción y se adaptarán a las necesidades de cada persona.  


Parrillas: el secreto está en las rejillas

Una parrilla, también conocida como asador, es un sistema de cocción elaborado con hierro, en forma de rejilla, que se sitúa sobre el fuego para que los alimentos se cocinen de forma lenta.

Parrila y barbacoa con amigos
Parrilla y barbacoa con amigos

¿Qué tipos de parrillas existen? En este sentido, el secreto está en las rejillas o barrotes: podemos encontrar parrillas con barrotes redondos o cuadrados que favorecen la caída de la grasa sobre las ascuas para generar un ahumado del alimento, y  parrillas con barrotes en forma de V que permiten un cocinado más rápido aunque menos aromático.

Por otro lado, también es importante elegir la parrilla correcta según el tamaño de la misma.  Existen parrillas fijas, por lo general de mayores dimensiones, y parrillas portátiles que pueden ser una buena solución cuando no se tiene suficiente espacio para instalar una parrilla fija.

Barbacoas: la importancia de la tapa

Barbacoa y parrilla se utilizan, en muchas ocasiones, como sinónimos. Si bien es frecuente referirse a ambas como la forma concreta de preparar asados y brasas, en la práctica existe una pequeña diferencia que es importante conocer: las barbacoas incluyen tapa.

Barbacoa con tapa
Barbacoa ¡siempre con tapa!

Aunque puede resultar un añadido sencillo sin mucha relevancia, puede suponer diferencias en el resultado final del cocinado. La tapa nos permitirá realizar ahumados con mayor facilidad que en una parrilla y, además, permite controlar el cocinado del asado de forma más precisa en algunas preparaciones.

La tapa, además, permite controlar la cocción de los alimentos de forma más segura: en caso de que se descontrole el fuego, puede resultar muy útil bajar la tapa para poner fin a la posible llamarada. Algo que, sin duda, puede ser muy relevante para personas que cuenten con un espacio reducido y busquen un instrumento de cocina de este tipo.

Finalmente, cabe destacar que es importante, en ambos casos, abordar la preparación de los alimentos de forma segura y, en todas las circunstancias, controlar siempre las brasas utilizadas para la cocción.


Parrillas y barbacoas son instrumentos perfectos para disfrutar de preparados a la brasa al aire libre pero, para disfrutar sin complicaciones, es importante seguir las recomendaciones e indicaciones de seguridad de los fabricantes.