10 Pueblos con encanto de Alicante que te van a enamorar
BgMenu

10 pueblos con encanto de Alicante

Descubre 10 pueblos con encanto de Alicante y prepara una ruta para disfrutar de la arquitectura mediterránea y la naturaleza de la Comunitat Valenciana.

Compartir

Alicante tiene fama por sus playas y su buen clima, pero tiene mucho más que ofrecer. Descubre 10 pueblos con encanto de Alicante y prepara una ruta para disfrutar de la arquitectura mediterránea y la naturaleza de la Comunitat Valenciana.

10 Pueblos con encanto de Alicante que te van a enamorar

Guadalest

Designado como uno de los Pueblos más bonitos de España, Guadalest destaca por ser un conjunto histórico-artístico ubicado a 595 metros de altura en la Marina Baixa. El municipio se divide en dos barrios: En el primero destaca su castillo y muralla medievales encaramados en lo alto de la cumbre del Guadalest y Arrabal, que a pesar de ser de creación posterior, conserva el encanto de los pueblos alicantinos de interior en la falda de la montaña.

En este pueblo podemos visitar Alcozaiba una antigua fortificación junto al castillo y ocho museos donde destacan el Museo de Microminiaturas o el Museo de Belenes y Casas de Muñecas. Pasear por sus calles medievales es un plan perfecto para hacer en familia.

Biar

Cerca de la Sierra Mariola se erige Biar, una localidad que tuvo sus primeros asentamientos en la prehistoria y que debido a su ubicación ha sido un lugar estratégico durante muchos siglos. En lo alto del municipio destaca el Castillo de Biar fechado en el siglo XIII así como la Iglesia de la Asunción, de estilo gótico, su acueducto ojival medieval y el Convento de los Capuchinos.

Biar también destaca por una extensa gastronomía: El gazpacho, el arroz caldoso y las pelotas son alguno de sus platos estrella. Además, la localidad también es conocida por sus longevas fiestas de Moros y Cristianos que se celebran entre el 9 y el 13 de mayo cuya tradición de la “Bajada de la Virgen” a hombros de los vecinos mientras cientos de hogueras en el monte iluminan el camino sobrecoge a todos los asistentes.

10 Pueblos con encanto de Alicante que te van a enamorar

Altea

Altea es conocida por ser la “cúpula del Mediterráneo”. El color azul de las cúpulas de su parroquia de Nuestra Señora del Consuelo es una de las protagonistas más habituales de las postales de la provincia de Alicante. El casco antiguo de la localidad, con sus casas bajas de paredes encaladas y su fantástico mirador son un reclamo para aquellos que buscan la tranquilidad y las mejores piezas de artesanía de la provincia.

Altea es mucho más que un pueblo con encanto de Alicante. En sus alrededores podrás descubrir el Sha Wellness Clinic, uno de los mejores hoteles del Mediterráneo, playas de cantos rodados sin masificaciones y rutas de senderismo por Sierra de Bernia o el Parque Natural de Sierra Helada.

Beniardá

Beniardá es un pueblo con encanto situado en la Sierra Aitana muy cerca de Guadalest. Visitar el embalse que da nombre a la localidad, pasear admirando sus casas tradicionales con reminiscencias árabes, beber de los chorros de agua que manan de Font Vella y admirar el antiguo lavadero te encantará. Además, acercarte al embalse de Beniarrés, a las Cuevas del Pujar o la Capella de San Francesc son excursiones que merecen la pena.

Dènia

Denia es uno de los lugares con más visitantes de Alicante. Mercados, espacios naturales como el Parque Natural del Montgó y su gastronomía (fue designada Ciudad Creativa de la Gastronomía por la Unesco en 2015) son las virtudes que atraen a una ciudad con mucho bagaje histórico. La ciudad fue creciendo a partir de un asentamiento íbero y fueron pasando romanos, árabes y visigodos a lo largo de los siglos.

El Castillo de Dènia, que cuenta en su interior con el museo arqueológico, es uno de los sitios más visitados de la comarca conjuntamente con su playa y la Cova Tollada.

Sax

Sax es conocido por su castillo, sus calles estrechas, sus parques y sus vinos. El imponente castillo data del siglo XIV aunque está construído sobre una fortificación de estilo árabe anterior. Los callejones estrechos guardan un encanto único mientras ascienden hasta la ermita de San Blas desde la que se ve todo el pueblo.

El Paraje Natural Municipal Riu de Barxeta tiene una gran riqueza tanto paisajística como de elementos naturales y algunas de las bodegas más importantes del Alto Vinalopó, como Bodegas Bocopa. De hecho, en esta zona se elaboran muchos de los mejores vinos de Alicante.

Finestrat

La comarca de la Marina Baja tiene acantilados de gran altura y zonas escarpadas junto al Mediterráneo. Ese es el caso de Finestrat. El pueblo tiene el inmenso Puig Campana a su espalda y el mar delante. Muchas casas se asoman al barranco aprovechando la orografía del terreno y ofrecen unas vistas impresionantes de la Costa Blanca.

Visitar la Torre, recinto amurallado almohade del siglo XII declarado Bien de Interés Cultural, o la Font del Molí y refrescarse en sus 15 caños antes de iniciar la ascensión al Campana son algunas de las mejores actividades que hacer en Finestrat,

Agost

Agost es sinónimo de alfarería. Este precioso pueblo mantuvo la influencia árabe a lo largo de los siglos y a día de hoy sus vecinos siguen empleando las técnicas tradicionales para elaborar todo tipo de utensilios y objetos de decoración. El Museo de Alfarería, ubicado en la antigua fábrica de Torregrosa y el yacimiento de arcilla de Terrers dels pobres son sitios para conocer y aprender más sobre técnicas tradicionales. Además, cabe recordar que algunas piezas de cerámica encontradas en Agost se encuentran expuestas en el Museo Arqueológico de Madrid y en el Museo de Louvre de París

Planes

Planes es un pueblo con encanto con unas vistas privilegiadas. Está ubicado en lo alto de las Sierras de la Almudaina y la Albuerca y tiene mucho que ver: Su castillo de origen árabe de finales del siglo XII, el acueducto, la fuente nueva, la Iglesia Parroquial de la Asunción y la Masía de la Foya.

La principal actividad económica de Planes es la venta de cerezas. Bajo la Indicación Geográfica Protegida Cerezas de la Montaña de Alicante, las cerezas de Planes son apreciadas por su gran calidad. Son de color carmín rojo intenso y pequeño tamaño. Si visitas Planes no dudes en probar sus cerezas o alguno de sus productos relacionados.

Castalla

Castalla es uno de los pueblos alicantinos con más encanto. La localidad posee un gran patrimonio arquitectónico que abarca el renacentismo, el neoclásico y el gótico valenciano. En las calles de su casco antiguo podrás encontrar los blasones de las antiguas familias tallados en las piedras de las casas. La Ermita de la Sangre, exponente del gótico primitivo, el Convento de los Franciscanos Mínimos de estilo neoclásico o su castillo de origen árabe completamente restaurado son ejemplos de la rica arquitectura castallense.

 

¿Ya conocías estos 10 pueblos con encanto de Alicante? Planea una ruta recorriendo las localidades más bonitas de la provincia y encuentra lugares únicos que te atraparán con su arquitectura, su historia y su entorno natural.

Etiquetas: