Peces del Mediterráneo: las 10 especies de pez más bellas > Choví
BgMenu

El Top 10 de peces más peculiares del Mediterráneo

¿Sabes cuáles son los peces del Mediterráneo más peculiares? Descubre estas 10 espectaculares especies de pez que habitan el mar Mediterráneo.

Compartir

El Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) advirtió en 2017 que, desde 1950, habían disminuido un 34% los peces del Mediterráneo. Variaciones en el fitoplancton y la sobreexplotación pesquera son las causas principales del deterioro del ecosistema marino que deriva en el descenso de la población de peces.

Problemas en el ecosistema marino del Mediterráneo

Un equipo de 19 instituciones científicas, donde destaca National Geographic Society o el Centre d’Estudis Avançats de Blanes, realizaron hace 5 años un estudio en 32 áreas marinas del mar Mediterráneo. La intención era conocer el estado original del mar que baña nuestras costas para poder evaluar su estado actual.

A partir de las investigaciones realizadas se ha concluido que los fondos rocosos del litoral mediterráneo han perdido una gran cantidad de biomasa incluso en las zonas protegidas. Especies invasoras de peces herbívoros procedentes del Mar Rojo han reducido el número de algas, los vertidos y la polución han disminuido la cantidad de plancton y la ausencia de cuotas de pesca ha mermado considerablemente el número de peces del mediterráneo.

De hecho, este mismo verano, la Universidad de Plymouth alertó de que la población de pez león se ha multiplicado exponencialmente en las costas de Chipre. Muchos de estos peces de acuario son tirados por el retrete y acaban en el mar donde imposibilitan el crecimiento de especies autóctonas, erradican en torno al 45% de las especies que viven en los corales y pican a los bañistas. A raíz de este problema se ha creado una competición para arponear estos animales que tendrá lugar dos veces al mes durante los próximos dos años.

Recuperar el Mediterráneo

La situación preocupa a la comunidad internacional. Se han activado algunas propuestas para tratar de frenar la situación. Algunas especies del Cantábrico o del Atlántico que llegan a las lonjas pero no tienen interés comercial son enviadas al Mediterráneo para alimentar atunes y muchas zonas han sido declaradas parcialmente protegidas habilitando únicamente la pesca tradicional. Sin embargo, no es suficiente. Los controles tienen que ser más restrictivos y es necesario concienciar al consumidor para que compre especies de temporada.

banco de peces

6 pescados del Mediterráneo que se encuentran en la lista roja de Greenpeace

Algunos peces del Mediterráneo llaman la atención debido a características que los vuelven únicos. Sin embargo, muchos otros que son más conocidos por los consumidores y están incluidos en la lista roja de Greenpeace.

  • Atún. El atún es una de las especies más compradas por el consumidor. Su aceptación es tal que muchas embarcaciones pesqueras llevan a cabo actividades ilegales y emplean métodos de pesca prohibidos. Para combatir estas actividades es importante revisar la procedencia del pescado y comprobar que la época de captura es correcta.
  • Langostinos. Estos crustáceos son capturados mediante redes de arrastre de fondo que suelen capturar un mayor número de especies diferentes que son arrojadas de nuevo muertas al mar.
  • Merluza. En el Mediterráneo las capturas de merluza se están colapsado como ya ha sucedido en algunas partes del océano Atlántico. Es importante reducir la presión pesquera.
  • Pez espada. La sobreexplotación pesquera en esta especie es muy importante ya que las capturas se realizan cada vez en especies más jóvenes y en muchos lugares ya se considera extinto.
  • Rape. El rape tarda mucho tiempo en alcanzar su madurez sexual, por lo que su sobrepesca afecta mucho a esta especie cuya tasa de reposición se ve cada vez más afectada.
  • Tiburón. El tiburón también tarda mucho en reproducirse y tienen un reducido número de crías por lo que es muy sensible a la sobreexplotación. La mayoría de las capturas se producen de forma accidental debido a artes de pesca agresivas como el palangre o el arrastre.

Las 4 claves para un consumo responsable del pescado

El número de peces del Mediterráneo desciende por momentos. Las autoridades internacionales trabajan para lograr una legislación que proteja nuestros mares y océanos pero a nivel usuario también podemos llevar a cabo algunas acciones:

  • Vigila las tallas. No compres peces inmaduros. Si los compradores solamente escogemos peces de tallaje adecuado, los barcos pesqueros solamente capturarán los especímenes adecuados.
  • Pesca de proximidad. Respetando los ciclos de reproducción y comprando únicamente especies capturadas en nuestras costas, aumentará la población de peces y la economía local se verá reforzada.
  • Pesca selectiva. Es preferible consumir especies capturadas con anzuelos y redes artesanales en lugar de artes de pesca nocivas con el medio marino.
  • La acuicultura no es la solución. Muchas especies de pescado no son capaces de reproducirse en cautividad de ahí que muchas piscifactorías opten por capturar especies jóvenes para posteriormente criarlas, impidiendo que el ciclo natural siga su curso. Además, en muchos casos hay sobrepesca de especies destinadas a alimentar peces en cautividad.

10 curiosos peces del Mediterráneo que debes conocer

La doncella o budión

Cerca de la costa, los arrecifes y las cuevas submarinas del Mediterráneo albergan una gran variedad de peces pequeños y coloridos. Esta especie se encuentra vive en aguas poco profundas y es de color plateado brillante con una franja roja a lo largo de su cuerpo. Como muchos peces de arrecife, es hermafrodita secuencial, lo que significa que puede cambiar su sexo a medida que crece.

Vieja colorada o Sparisoma cretense

La Vieja Colorada del Mediterráneo tiene un color rojo brillante y amarillo, con una impresionante montura de plata en la espalda. Esta especie también puede cambiar el sexo según sea necesario y se le ha definido como un ‘pez tropical en un mar templado’.

Serranus scriba

Este alegre pececillo varía del color rojo anaranjado al rosado, con rayas verticales de color más oscuro a lo largo de su cuerpo, con una mancha azul plata brillante hacia el extremo de la cola. Este pez pasa la mayor parte de sus días en zonas donde haya cuevas rocosas, saliendo al atardecer para alimentarse.

El pez escorpión

El cuerpo de este pez, también llamado pez araña o faneca brava, escarapote, sabirón o salvario, es redondeado y su cara está pintada con manchas blancas y rojas. Cuenta con tres espinas venenosas que sobresalen de la aleta dorsal. Si una persona entra en contacto con su veneno provoca síntomas de inflamación, vómitos, dolor, fiebre e incluso insuficiencia respiratoria y convulsiones. Se trata de una belleza… peligrosa.

Babosa de cuernos o blénido

Su coloración varía mucho, pasando desde colores marrón oscuro prácticamente negro, hasta tonos pardos moteados, incluso las hembras pueden ser completamente doradas aunque varían por factores como la edad, el estado de salud y/o el estado de ánimo. Es una especie muy peculiar porque no tiene escamas.

Su cuerpo alargado y sus dos tentáculos, que se posan sobre su cabeza, dan al pez una apariencia de oruga.

Barracuda

Es un pez alargado, de color gris plomo con bandas transversales oscuras y que puede alcanzar un metro de longitud. Un gran depredador que se alimenta de peces pequeños, crustáceos y cefalópodos.

Salpa

La salpa (Sarpa salpa) se reconoce fácilmente por las largas franjas doradas que se dibujan a lo largo de su cuerpo. De cuerpo ovalado y con una sola aleta dorsal, esta especie se alimenta de algas, y si lo hace del alga invasora la caulerpa taxifolia, convierte a este pez en un alucinógeno cuando se ingiere alguna parte de su cuerpo, generalmente su cabeza.

La salpa llega a producir en las personas desgarradores delirios, con alucinaciones similares al LSD.

Vive en fondos rocosos poco profundos y entre algas verdes. Forma bancos de hasta 60 ejemplares y nadan al unísono.

Pez verde

Es uno de los más bonitos del Mediterráneo por sus  bonitos colores. Se encuentra en fondos rocosos y praderas de posidonia, hasta los 150 metros de profundidad. Es uno de los peces más abundantes y atractivos que se pueden observar en las zonas rocosas del sur meridional del Mediterráneo.

Su nombre científico es el Thalassoma pavo. Significa que su cuerpo (soma) tiene los colores del mar (talaso), y pavo porque hace referencia a sus colores, como los del pavo. Su nombre vulgar es pez verde, fredi o pejeverde.

Congrio

Este pez se le conoce más por su presencia de las pescaderías de cualquier mercado que por su vida en el fondo marino del Mediterráneo. Sin embargo, es uno de los más curiosos.

Es un pez grande, gris, sin escamas y el vientre blanquecino. Suele vivir en fondos arenosos y rocosos y por el día se queda oculto entre las rocas.

Tiburón blanco

Como colofón, una especie del pez más taquillero de la historia, el Carcharodon carcharias. Sus hembras visitan nuestras costas para dar a luz a sus crías en el mes de julio. Pese a su mala fama, la probabilidad de sufrir un ataque de tiburón blanco es muy reducida. En la costa mediterránea española solo se han producido dos ataques de tiburón en los últimos 400 años y ni siquiera fueron mortales.

Su tamaño oscila entre los 4 y 6 metros, aunque se han encontrado ejemplares mayores. Sus potentes aletas le mantienen en constante movimiento para evitar ahogarse y hundirse.

 

Es importante proteger los peces del Mediterráneo y cuidar sus fondos marinos. Choví aboga por la pesca responsable y de proximidad. Contribuye con tus acciones a recuperar nuestro mar y disfrutemos juntos de las joyas que nos ofrece.

Etiquetas: