Cuál es el origen de la salsa Kebab - El Blog de Choví
BgMenu

Cuál es el origen de la salsa Kebab

El kebab es un plato procedente de Oriente Medio que consiste en una carne aderezada y asada a fuego lento. Esta elaboración que conocemos hoy en día, ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los años. Tiene además una presentación diferente según el país dónde se cocine, pero con una característica en común: va

Compartir

El kebab es un plato procedente de Oriente Medio que consiste en una carne aderezada y asada a fuego lento. Esta elaboración que conocemos hoy en día, ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los años. Tiene además una presentación diferente según el país dónde se cocine, pero con una característica en común: va acompañado de una salsa kebab que le aporta un extra de jugosidad.

Debido a que la procedencia de la carne de kebab puede ser muy variada, ya sea de cordero, ternera, pollo, pescado, e incluso cerdo en el caso del gyros griego, existen salsas con ingredientes totalmente diferentes.

La salsa kebab es un básico que nunca debe faltar junto a la carne y las verduras de esta preparación. Según las preferencias de cada comensal, puede tratarse de una salsa más suave o más picante. ¿Cuál es tu favorita?

¿Qué es la salsa kebab?

Como complemento perfecto de los populares Döner Kebabs, la salsa kebab es un condimento que aporta cremosidad, ligereza y potencia el sabor de la carne y las verduras crudas que lo acompañan.

Es una salsa que, además del kebab, también puede acompañar otras recetas, tanto en elaboraciones calientes como ensaladas frías, y para tomar con tus aperitivos favoritos.
Aunque existen muchos tipos de salsas diferentes en cada país dónde se consume este plato, las dos más habituales son la salsa blanca y la salsa roja picante.

Origen de la salsa kebab

La salsa kebab tal y como la conocemos hoy en día tiene una larga trayectoria. Nace a orillas del Mar Mediterráneo, en los países de Oriente Medio, Turquía y Grecia, en los que se elaboran de manera tradicional unos aliños con base de aceite de oliva, yogur, ajo y especias varias para dar sabor a los platos.

En cada zona, la variedad de especias empleadas es muy heterogénea. Aun así, la receta se ha mantenido prácticamente igual desde el siglo XVII, cuando el uso de estas salsas comenzó a extenderse por toda la cuenca del Mediterráneo, llegando al sur de Europa y el norte de África.

Salsa kebab blanca

La salsa kebab blanca es una salsa de yogur, muy cremosa y ligera, perfecta para acompañar la carne del Döner Kebab. Proporciona un extra de frescor al relleno vegetal de este plato. Tiene un sabor muy suave que no resulta nada invasivo.

Esta salsa blanca se elabora de manera tradicional con yogur de estilo griego, ajo, zumo de limón, y especias como la pimienta negra y el comino. Incluso se le puede dar un toque más picante. Aunque se busca sobre todo la frescura de una salsa que apenas aporta grasa, pero que tiene cuerpo gracias a la riqueza en proteínas del yogur.

Salsa kebab picante

En contraste con la suavidad de la salsa blanca, hay quién prefiere acompañar la carne del kebab con salsa picante. Es una salsa aún más ligera, cuya sensación picante en boca se puede conseguir con la mezcla de diferentes ingredientes.

Una opción es utilizar guindillas, o bien recurrir a los jalapeños mejicanos. También contiene ajo, pimienta, vinagre, y una base de tomate y cebolla para conseguir un sabor único. Según la cantidad de cada ingrediente, puede resultar más o menos picante, a gusto del consumidor.

¿Qué salsa kebab es mejor?

Debido a la globalización de las diferentes culturas y la expansión de la gastronomía típica de los principales países que se ha producido en las últimas décadas, el kebab es un plato que se consume en prácticamente cualquier rincón del mundo. Tanto la receta original de la carne como la de la salsa kebab ha ido evolucionando, adaptándose a las preferencias de cada país.

Si bien en Oriente Medio ambas salsas para kebab suelen ser bastante más picantes, en nuestro país los sabores resultan considerablemente suaves. Por este motivo se han convertido en una excelente opción para aderezar otros platos, como sustitutos de la mayonesa o de la salsa brava; dos de los aderezos más comunes en España.

A la hora de acompañar el kebab, tienes la opción de elegir una salsa más ligera o una más picante, según tus preferencias. Hay incluso quien no se puede decidir por una sola, mezclando ambas salsas kebab para lograr un sabor fresco y un ligero toque picante al mismo tiempo.

No podríamos quedarnos con una sola de estas salsas, porque cada persona tiene sus propias preferencias. Para decidir cuál es mejor, tendrás que probarlas por ti mismo.
¿Y para ti, qué salsa kebab es mejor? ¿Eres más de salsa blanca de yogur o de salsa roja picante?