SÍGUENOS |

Propiedades de la cebolla según la cocines

Propiedades de la cebolla según la cocines

La cebolla es uno de esos ingredientes fundamentales en las cocinas de todo el mundo, por su versatilidad, sabor y propiedades nutricionales.

Al igual que sucede con otros muchos alimentos, dependiendo de la forma en la que se cocine, ofrece diferentes propiedades y sabores. Motivo por el que hemos querido elaborar una pequeña guía explicando cómo sacar el máximo partido a la cebolla en función de tus necesidades nutricionales.

Así que si quieres disfrutar de los diveros e importantes beneficios, textura y sabores que ofrecen las cebollas, sigue leyendo.

Propiedades nutricionales de la cebolla

Las cebollas son una gran fuente de nutrientes esenciales para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

En su composición es posible encontrar vitaminas C y B6, fibra, potasio y una serie de compuestos sulfúricos que son responsables de numerosos beneficios para la salud.

Aunque si algo caracteriza a este alimento son sus propiedades antioxidantes. Y es que estos, y muy especialmente la quercetina, permiten los radicales libres en el cuerpo, reduciendo así el riesgo de inflamación y enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y ciertos tipos de cáncer.

Te puede interesar→ Alimentos antioxidantes

Además, la presencia de estos compuestos convierte a la cebolla en un aliado esencial para fortalecer el sistema inmunológico y defenderse de posibles virus, bacterias y ataques provocados por el desarrollo de afecciones.

Es por eso por lo que resulta casi imposible encontrar una dieta sana y equilibrada que no contenga a este alimento en alguna de sus diferentes formas de cocinado.

De eso precisamente vamos a hablar a continuación, de cómo en función de la forma en la que se cocine la cebolla, se consigue una textura, un sabor y, lo que muchos ignoran, unas propiedades distintas.

El impacto de las técnicas de cocción en las propiedades de la cebolla

Como venimos apuntando, la manera en que cocinamos la cebolla puede influir significativamente en sus propiedades nutricionales y, por ende, en los beneficios que este alimento aporta a nuestra salud.

Veamos, por tanto, cómo las diferentes técnicas de cocción afectan a la cebolla y, lo más importante, cómo podemos aprovechar al máximo sus propiedades.

Propiedades de la cebolla cruda

Consumir la cebolla cruda es una de las formas más eficaces de aprovechar al máximo nutrientes tan valiosos como la quercetina y la aliina. Dos compuestos conocidos por sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, que protegen el sistema cardiovascular y mejoran la salud digestiva.

En el caso concreto de la quercetina, se ha comprobado que se conserva mejor en la cebolla cruda, por lo que solo si se consume en crudo es posible disfrutar de toda su capacidad a la hora de proporcionar una defensa robusta contra los radicales libres.

Propiedades de la cebolla cocida

Al cocinar la cebolla, se produce una transformación de sus nutrientes que puede mejorar la biodisponibilidad de ciertos compuestos, facilitando así su absorción por el organismo.

Su cocción, como han demostrado diferentes estudios al respecto, modifica los compuestos sulfúricos de la cebolla, que están vinculados con la protección contra ciertos tipos de cáncer y el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Por otro lado, este proceso suaviza además la textura de la cebolla, haciéndola más digerible y agradable al paladar para aquellos que pueden encontrar la cebolla cruda demasiado intensa.

Propiedades de la cebolla frita

Freír la cebolla también induce cambios en su perfil nutricional debido a la presencia del aceite y la temperatura utilizada en el proceso.

Aunque este método puede suponer un importante incremento de su contenido calórico, también carameliza los azúcares naturales de la cebolla, intensificando su sabor y añadiendo una textura crujiente que puede realzar cualquier plato.

Para preservar al máximo las propiedades de la cebolla frita, es recomendable utilizar aceites con un punto de humo alto y evitar el exceso de aceite absorbiendo el excedente con papel absorbente después de freír.

Propiedades de la cebolla caramelizada

Este proceso no solo concentra los azúcares naturales de la cebolla, sino que también transforma sus compuestos, lo que se traduce en una experiencia gastronómica rica y compleja. 

Ahora bien, incorporar cebolla caramelizada en nuestras comidas no solo enriquece el sabor de los platos, ya que también reporta beneficios nutricionales, como, por ejemplo, un incremento en los niveles de antioxidantes.

Dado que cada técnica de cocción se traduce en un sabor, textura y beneficios diferentes, nada como combinar la forma en la que esta se cocina para sacarle todo el partido a este alimento básico de la dieta mediterránea.

Consejos para maximizar las propiedades de la cebolla

Para aprovechar al máximo los beneficios nutricionales de la cebolla es fundamental tener en cuenta tanto las técnicas de cocción como la calidad del producto.


Dicho esto, nada como unos pocos consejos prácticos para ayudarte a maximizar las propiedades de este valioso alimento.

Técnicas de cocción para conservar nutrientes

  • Utiliza el método de cocción al vapor o al horno a baja temperatura para preservar la quercetina y otros compuestos antioxidantes de la cebolla. Estas técnicas suaves permiten mantener la integridad de los nutrientes esenciales.
  • Cocina las cebollas durante el menor tiempo posible. Una cocción prolongada puede degradar sus nutrientes, sobre todo las vitaminas sensibles al calor como la vitamina C.
  • Incorpora cebollas crudas en ensaladas o como guarnición. Al comer cebollas crudas se aprovechan al máximo sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La importancia de la calidad de la cebolla: orgánicas vs. convencionales

  • Opta por cebollas orgánicas cuando sea posible. Las cebollas cultivadas orgánicamente suelen tener un menor nivel de residuos de pesticidas, lo cual es beneficioso para tu salud y el medio ambiente. Además, algunos estudios sugieren que los productos orgánicos pueden tener niveles más altos de ciertos nutrientes.
  • Lava bien las cebollas. Asegúrate de lavarlas bien para minimizar la exposición a pesticidas. Aunque la capa exterior se desecha, lavar la cebolla antes de pelarla puede reducir la transferencia de sustancias químicas de la cáscara a la carne.
  • Apuesta por cebollas frescas. Independientemente de si eliges cebollas orgánicas o convencionales, cómpralas frescas, ya que además de ofrecer un mejor sabor conservan más nutrientes.

Ahora que sabes todo sobre las cebollas, solo te queda ir al súper, ponerte el mandil y, la mejor parte, ¡disfrutar de las mejores recetas con cebolla!

Compártelo ahora

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
propiedades de la cebolla

Propiedades de la cebolla según la cocines

Propiedades de la cebolla según la cocines

Grupo Chovi especialistas en Alimentación