Conecta con el Mediterráneo en las islas griegas > Choví
BgMenu

Conecta con el Mediterráneo en las islas griegas

Mykonos, Santorini, Creta, Corfú, Rodas, Samos…Grecia ofrece más de 200 oportunidades para conectar con el Mediterráneo. A lo largo de los más de 16 mil kilómetros de costa del país heleno se extienden miles de islas griegas de las cuales, aproximadamente, existen unas 200 habitadas, que han configurado una buena parte de la apariencia y

Compartir

Mykonos, Santorini, Creta, Corfú, Rodas, Samos…Grecia ofrece más de 200 oportunidades para conectar con el Mediterráneo. A lo largo de los más de 16 mil kilómetros de costa del país heleno se extienden miles de islas griegas de las cuales, aproximadamente, existen unas 200 habitadas, que han configurado una buena parte de la apariencia y carácter del Mediterráneo.

Kilométricas playas de arenas finas y aguas cristalinas o pequeñas calas escondidas en los recortes de la costa. Lujosas villas cargadas de actividades y ocio o pequeños parajes para disfrutar del silencio y la naturaleza. Las islas griegas, tan visitadas como poco conocidas, ofrecen contrastes y marcadas diferencias entre sí que convencen a todo tipo de visitantes, desde viajeros en busca de nuevas sensaciones a turistas apasionados de la diversión y el relax.

Comenzando el viaje por la costa griega occidental, en la frontera con Albania, se extienden las islas jónicas para, bordeando la península del Peloponeso en dirección sur, encontrarnos con las Islas Sarónicas, Eubea y las islas Espóradas, así como las islas del Egeo Septentrional, las Cícladas, el archipiélago del Dodecaneso y, finalmente, Creta, la isla griega de mayor extensión y la más meridional de Europa. Según cuenta la leyenda, se trata de la isla natal de Zeus y la tierra en la que uno de sus hijos, Minos, encerró al minotauro en un laberinto.

Las islas griegas son color, luz, pasión, naturaleza e historia. Leyenda y mitología acompañan a una oferta turística, gastronómica y cultural de larga tradición. Además, la característica y reconocible estética de las islas griegas las convierte en uno de los lugares más visitados del Mediterráneo.Junto a Creta, existen otras tres islas griegas que se configuran como las más conocidas y visitadas por millones de turistas: Santorini, resultado de una explosión volcánica que arrasó los primeros asentamientos y que, actualmente, destaca por sus techos azulados y paredes blancas; Rodas, la más extensa del Dodecaneso y Corfú, en el mar Jónico, uno de los grandes atractivos turísticos del conjunto de islas griegas que, además, guarda grandes lazos mitológicos con las historias míticas de la Grecia Helénica.