SÍGUENOS |

Descubre la cebolla negra y todas su propiedades saludables

Descubre la cebolla negra y todas su propiedades saludables

La cebolla negra es un tipo especial de cebolla, como la cebolla morada, que ha pasado por un proceso de fermentación en condiciones especiales de temperatura y humedad. Durante este proceso, las cebollas se vuelven de color oscuro, adquieren una textura suave y desarrollan un sabor agridulce.

Aunque la cebolla negra es popular en la cocina asiática, especialmente en la gastronomía japonesa, su origen exacto es incierto. Se cree que se originó en Japón, pero también se produce en otros países como China y Corea.

¿Cuáles son las propiedades de la cebolla negra?

La cebolla negra es considerada un alimento gourmet y su disponibilidad puede ser más limitada en comparación con la cebolla convencional. La cebolla negra destaca por los siguientes aspectos:

  • Sabor y aroma: La cebolla negra tiene un sabor único y complejo. Es dulce y suave, con un ligero toque ácido. El sabor se asemeja a una combinación de regaliz, dátiles y vinagre balsámico. El aroma es intenso y distintivo.
  • Antioxidantes: Durante el proceso de fermentación, las cebollas negras desarrollan compuestos antioxidantes, como los polifenoles y los flavonoides. Estas sustancias pueden ayudar a combatir los radicales libres y proteger al cuerpo contra el estrés oxidativo.
  • Digestible: La fermentación de la cebolla hace fácilmente digestibles los nutrientes presentes en la cebolla cruda. Esto se debe a la acción de las enzimas y microorganismos involucrados en el proceso fermentativo.
  • Versatilidad culinaria: La cebolla negra se utiliza en diversas preparaciones gastronómicas. Puede ser consumida sola como aperitivo o utilizada como ingrediente en platos dulces o salados, como salsas, adobos, carnes, pescados, postres y cócteles.
  • Beneficios para la salud: Se cree que la cebolla negra tiene propiedades medicinales similares a las de la cebolla tradicional. Puede tener efectos antiinflamatorios, ayudar a regular la presión arterial, fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la salud cardiovascular.

Beneficios de la cebolla negra para nuestra salud

La cebolla negra está considerada como un alimento muy beneficioso para nuestra salud debido a su proceso de fermentación y los compuestos que se desarrollan durante ese proceso. A continuación, te presentamos algunos de los  beneficios asociados con el consumo de cebolla negra:

Actividad antioxidante

La cebolla negra contiene compuestos antioxidantes, como polifenoles y flavonoides, que pueden ayudar a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo. Los antioxidantes protegen a las células del daño causado por los radicales libres, lo que puede contribuir a la salud en general y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Propiedades antiinflamatorias

Se ha demostrado que la cebolla negra contiene propiedades antiinflamatorias. Los compuestos presentes en la cebolla negra pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para afecciones como la artritis y otras enfermedades inflamatorias.

Mejora de la salud cardiovascular

Consumir cebolla negra puede ser beneficioso para la salud de nuestro corazón. Se ha observado que los compuestos de la cebolla negra pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, así como a regular la presión arterial. Estos efectos pueden contribuir a la prevención de enfermedades cardíacas y mantener un sistema cardiovascular saludable.

Fortalecimiento del sistema inmunológico

La cebolla negra contiene nutrientes y compuestos que pueden fortalecer el sistema inmunológico. Esto puede ayudar al cuerpo a defenderse contra enfermedades y combatir infecciones.

Mejora del proceso digestivo

La fermentación de la cebolla negra hace más digestibles los nutrientes presentes en la cebolla cruda, facilitando la absorción de los mismos y favoreciendo una buena salud digestiva.

Te puede interesar→ Qué condimentos ayudan a hacer la digestión

Es importante tener en cuenta que la investigación sobre los beneficios específicos de la cebolla negra es limitada y en muchos casos se basa en estudios realizados con cebolla, en general. Además, los resultados pueden variar de una persona a otra. Por ello, siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en la dieta para obtener consejos personalizados.

Cómo hacer cebolla negra e incluirla en tu dieta

La preparación de la cebolla negra requiere de tiempo y condiciones adecuadas de fermentación. Veamos cómo se hace cebolla negra:

  • Elige cebollas de buena calidad: Selecciona cebollas frescas y de buen tamaño. Es preferible utilizar cebollas de tipo dulce, como la cebolla blanca o la cebolla morada.
  • Pelar y cortar las cebollas: Retira la piel y las capas exteriores de las cebollas. Puedes cortarlas en rodajas gruesas o en mitades, según tu preferencia.
  • Fermentación en un ambiente controlado: El objetivo es mantener las cebollas en un ambiente húmedo (80%) y con una temperatura constante (de 66 grados)  durante un período prolongado, generalmente entre 3 y 6 semanas, pero puedes prolongar el proceso para obtener un sabor más intenso y oscuro.
  • Controlar la fermentación: Durante el proceso, es importante monitorear la humedad y la temperatura para asegurarse de que se mantengan dentro de los rangos deseados. Asegúrate de que no haya ninguna fuente de luz directa sobre las cebollas, ya que esto puede afectar el desarrollo del color.

Una vez que las cebollas hayan fermentado el tiempo suficiente, estarán listas para su consumo. Recuerda almacenarlas en un lugar fresco y seco para preservar su calidad. 

La cebolla negra se está haciendo un hueco en nuestra gastronomía y ya puedes encontrar cebolla negra en tiendas gourmet y supermercados especializados. Desde Chovi te recomendamos que utilices este rico ingrediente para mejorar los aromas, sabores y calidad de tus platos.

Compártelo ahora

Facebook
X
Pinterest
WhatsApp

Descubre la cebolla negra y todas su propiedades saludables

Buscar