SÍGUENOS |

Recomendaciones para reciclar el aceite de cocina usado

Recomendaciones para reciclar el aceite de cocina usado

Usamos aceite casi a diario y es un imprescindible para la elaboración de una infinidad de platos de nuestra gastronomía, pero, una vez usado, ya no sabemos qué hacer con él y simplemente lo lanzamos por el fregadero o el inodoro sin pensar en las consecuencias. En Choví apoyamos la gastronomía sostenible, y por eso, en este post vamos a enseñarte cómo reciclar el aceite de cocina.

¿Por qué es importante reciclar el aceite de cocina?

Según el Ministerio de Transición Ecológica, cada año se generan en nuestro país alrededor de 150 millones de litros de aceite vegetal usado. De esta cantidad, se estima que solo el 25 % se recicla debidamente y que el porcentaje restante acaba en el alcantarillado público.


Como resultado, se generan graves problemas en el sistema de saneamiento público de muchas ciudades, como atascos, malos olores o plagas, y lo que es aún más preocupante, se contaminan las aguas de nuestros ríos y mares con consecuencias a menudo irreversibles. 

Lamentablemente, y a pesar del impacto medioambiental de esta acción, tirar o desperdiciar este residuo es una práctica muy extendida tanto en hogares como establecimientos comerciales de nuestro territorio, por lo que su reciclaje se revela como un gesto cada vez más necesario.

Es por eso por lo que en este artículo vamos a ofrecerte ideas y consejos sobre cómo reutilizar y reciclar el aceite de cocina para que minimices tu huella ecológica y apuestes por un estilo de vida más sostenible y responsable con el medioambiente.

Cómo reutilizar el aceite de cocina

Antes de deshacernos del aceite alimentario usado, depositándolo en un punto limpio, debemos valorar la opción de, si existe la posibilidad, darle una segunda vida. Y es que, aunque no lo creas, este residuo puede tener multitud de aplicaciones y usos como los que vamos a ver a continuación. 

Aceite de cocina como engrasante

¿Sabías que el aceite sobrante de frituras, asados o productos enlatados puede actuar como un excelente lubricante de metales?

Simplemente, utiliza un colador o un tamiz para filtrar el aceite y descartar todas las impurezas que pueda tener y úsalo para lubricar bisagras y cerraduras de puertas o armarios. Este también lo puedes utilizar en maquinaria o aparatos domésticos que necesitan un poco de hidratación para que sigan funcionando correctamente y sin ruidos desagradables. 

Aceite de cocina para hacer jabones

Hacer jabón con aceite usado es una excelente manera de reciclar el aceite de cocina.

Para elaborar jabón casero tan solo tienes que:

  1. Filtrar aceite de oliva usado
  2. Una vez esté libre de partículas, mezclarlo con agua y sosa cáustica*.
  3. Añadirle colorante o aroma si deseas un resultado específico y mezclar bien.
  4. Hervir la mezcla en un lugar ventilado sin dejar de remover. 
  5. Una vez la pasta se haya enfriado y endurecido (en aproximadamente un mes), cortarla en pastillas para obtener tu propio jabón casero 100 % natural y ecológico.

    *Es importante usar gafas y guantes de protección, ya que manipular sosa cáustica puede ser peligroso.

Aceite de cocina para hacer velas 

Otra forma creativa y útil de dar una segunda vida al aceite de cocina es haciendo tus propias velas. 

Hacer velas caseras es tan sencillo como:

  1. Reunir los siguientes materiales: aceite usado, cera de soja de baja fusión, mechas de vela, recipientes de vidrio o latas, palitos o lápices para sostener las mechas y colorantes (opcional). 
  2. Calentar el aceite y la cera en una olla y añadir unas gotitas de colorante si quieres darle un toque diferente.
  3. Colocar la mecha en el recipiente y sostenerla en su lugar con un palito
  4. Verter el aceite caliente.
  5. Esperar a que se enfríe y solidifique.

    Con este proceso obtendrás unas velas únicas y ecológicas para decorar tu hogar o regalar a tus seres queridos.

Cómo reciclar el aceite de cocina

Si ya has agotado las opciones arriba mencionadas y tienes demasiado excedente de aceite de cocina, entonces debes optar por el reciclado.

Para ello, es tan sencillo como ir vertiendo el aceite sobrante de tu cocina en una botella de plástico con la ayuda de un embudo. Una vez lleno, simplemente tendrás que cerrarlo bien y depositarlo en el punto limpio más cercano de tu zona. 

Y ahora te preguntarás: ¿y qué se hace con este aceite?, ¿adónde va a parar? Pues bien, estos aceites reciclados se recogen y se llevan a plantas especiales donde se procesan industrialmente antes de darles un segundo uso.

Del aceite resultante de este tratamiento, se elaboran materiales tan útiles como el biodiésel. Un biocarburante que se utiliza como una alternativa más sostenible y respetuosa con el medio ambiente en comparación con los combustibles fósiles tradicionales.

Pero no solo eso, el aceite reciclado también se emplea en la elaboración de una gran variedad de barnices, ceras y detergentes industriales.

Como ves, son pocas las excusas y muchos los motivos por los que reciclar el aceite alimentario usado se ha convertido en una práctica cada vez más importante y necesaria.
Y es que se trata de un pequeño gesto al alcance de todos que puede cambiar notablemente la calidad de nuestras ciudades y ecosistemas.

Compártelo ahora

Facebook
X
Pinterest
WhatsApp

Recomendaciones para reciclar el aceite de cocina usado

Grupo Chovi especialistas en Alimentación
Buscar