Alitas de pollo a la barbacoa: el ingrediente perfecto
BgMenu

Alitas de pollo a la barbacoa: el entrante perfecto

Las barbacoas se han convertido prácticamente en un ritual del verano. No se trata sólo de comer y no se trata sólo de cocinar, el ingrediente principal de una buena barbacoa es la diversión y pasar un día agradable rodeado de familia y amigos. Pero ¡cuidado! una barbacoa también tiene un componente peligroso: la indigestión.

Compartir

Las barbacoas se han convertido prácticamente en un ritual del verano. No se trata sólo de comer y no se trata sólo de cocinar, el ingrediente principal de una buena barbacoa es la diversión y pasar un día agradable rodeado de familia y amigos.

Pero ¡cuidado! una barbacoa también tiene un componente peligroso: la indigestión. Para hacer las barbacoas más ligeras, y no por ello menos sabrosas, te presentamos un entrante que no dejará a nadie indiferente: alitas de pollo a la barbacoa.

 

Alitas de pollo a la barbacoa: un entrante saludable

Cuando pensamos en una barbacoa, hay algo que inmediatamente viene a la mente: cantidades ingentes de comida. Y sí, una buena barbacoa debe contener una gran variedad de alimentos, pero no tiene por qué convertirse en una fiesta del colesterol ni provocarte una indigestión que dure días.

Las alitas de pollo a la barbacoa son perfectas como entrante para una barbacoa, ya que son muy sencillas de preparar.

Un truco infalible para cocinar unas alitas de pollo a la barbacoa y que queden muy sabrosas, es marinarlas previamente. El adobo para alitas de pollo hará que tengan mucho más sabor y que se cocinen más rápido, ya que la carne se ablandará y en unos 15 minutos tendrás unas alitas de pollo a la barbacoa para chuparse los dedos.

¿Cómo marinar las alitas de pollo a la barbacoa?

Para hacer el adobo de las alitas de pollo a la barbacoa no existe una manera única. Hay varios tipos, y se puede hacer con las especias que más te gusten. Algunas como la pimienta, el romero o el curry van perfectas para este plato.

Después de haberlas sazonado y añadido las especias, sólo falta el toque maestro: añade una cantidad generosa de Salsa barbacoa Choví y mézclalo todo.  Las alitas de pollo quedarán adobadas y cogerán todo el sabor de la salsa bbq, que aportará un toque agridulce y ahumado.

Si quieres darle a las alitas de pollo a la barbacoa una chispa extra de sabor, añade una gotita de la salsa pimienta Tabasco Choví, tendrás unas alitas de pollo picantes que desaparecerán del plato.

Después de marinar las alitas de pollo a la barbacoa, deben reposar unas horas para que se impregnen bien de todos los sabores, así que si puedes prepararlas la noche anterior, mucho mejor.

 

¿Qué otros entrantes son perfectos para una barbacoa?

En una barbacoa los entrantes son fundamentales porque ir de aquí para allá y picotear mientras se hacen las carnes en la brasa es parte del ritual.

En verano apetecen platos ligeros y fresquitos y, con ellos,  evitarás llenarte demasiado mientras esperas a que se hagan los productos principales y tu digestión te lo agradecerá.

Para acompañar a las alitas de pollo a la barbacoa en los entrantes, son perfectas las ensaladas de hoja verde, como canónigos, espinacas o lechugas. Añadiendo unos frutos secos y un toque de salsa para ensaladas, tendrás un entrante fácil y saludable.

También puedes preparar una ensaladilla o unas patatas con Ajonesa, combinan a la perfección con las alitas de pollo a la barbacoa y son tapas muy sabrosas.

 

Cosas que no pueden faltarte en una buena barbacoa:

Resumiendo, ¿qué es indispensable para una buena barbacoa?

  • Unas buenas brasas: Controlar las brasas es esencial. Para que las alitas de pollo a la barbacoa y el resto de productos no acaben calcinados, debes esperar a que la llama haya desaparecido. Planifica el tiempo, si te pones a hacerlas con el tiempo justo, acabaréis comiendo a la hora de la cena.
  • Variedad de productos (pero con medida): Las barbacoas deben tener variedad de productos, pero no compres a lo loco y opta por carnes como el pollo, el pavo o el conejo si quieres hacer una barbacoa más ligera e igualmente rica. Las alitas de pollo a la barbacoa y los platos fríos son entrantes perfectos antes de atacar lo que vaya saliendo de las brasas.
  • Un buen cargamento de salsas: Una buena salsa puede cambiar completamente los platos. Una Ajonesa para las patatas, un buen aliño para las ensaladas y las verduras y, por supuesto, la salsa barbacoa para tus alitas de pollo a la barbacoa y el resto de carnes, llevarán tu barbacoa a un nivel experto.
  • Tiempo libre y ganas de pasarlo bien: Es casi el ingrediente principal. A una barbacoa no se puede ir sin ganas y con prisas. Así que ¡déjate el reloj en casa y disfruta!

Si no has podido resistirte y ya has bajado al supermercado a por la salsa BBQ para tus alitas de pollo a la barbacoa, entra en blog de Choví y participa en la promoción de Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar, con la que podrás ganar un viaje al Caribe y exclusivos regalos.

¡Entra y participa!