FOLLOW US |

Cuáles son las carnes blancas y qué propiedades nos aportan

Cuáles son las carnes blancas y qué propiedades nos aportan

Todos los médicos nutricionistas coinciden en que una alimentación variada es clave para disfrutar de una dieta sana y equilibrada.

Esto significa incorporar en su justa medida todos los grupos de alimentos y en sus diferentes versiones. También, por supuesto, las carnes.

Puesto que uno de los pilares sobre los que se asienta una vida sana es la concienciación de la importancia de comer bien, resulta fundamental conocer, en la medida de lo posible, los alimentos que componen nuestra dieta.

Pues bien, en el día de hoy nos vamos a adentrar, precisamente, en uno de los tipos de carne que existen y que debemos integrar en nuestro plan de comida semanal: las carnes blancas.

Qué son las carnes blancas

Las carnes blancas son aquellas que provienen de animales de corral, aves y algunos tipos de pescado.

Estas se diferencian de las carnes rojas principalmente por su color más claro, tanto en su estado crudo como cocido.

Pero, ¿qué las hace diferentes? La respuesta está en su composición. Las carnes blancas tienen menos contenido de mioglobina, una proteína que da el color rojo a la carne.

Características de las carnes blancas

Las carnes blancas se caracterizan por ser una fuente de proteínas de alta calidad, pero con un contenido de grasa y colesterol más bajo que las carnes rojas.

Son ricas en vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo y el potasio. Además, son más fáciles de digerir debido a su menor contenido de tejido conectivo.

Algunas de las carnes que se consideran blancas son el pollo, el pavo y el conejo.

Cada una de estas carnes tiene sus propias características y beneficios nutricionales, que exploraremos en detalle más adelante en este artículo. 

Por lo tanto, si tu plan de comidas requiere de una opción carnívora más ligera y saludable que las carnes rojas, las carnes blancas pueden ser la mejor alternativa. 

Cuáles son las carnes blancas: tipos y propiedades

Como venimos comentando, las carnes blancas son una excelente opción para aquellos que buscan una fuente de proteínas de alta calidad pero con un contenido de grasa más bajo.

Dicho esto, veamos cuáles son las carnes blancas más comunes y conocidas:

Pollo

El pollo es, sin duda, una de las carnes blancas más populares y consumidas en todo el mundo. La razón es que es un ingrediente muy versátil a la hora de cocinarlo ya que existen un sinfín de recetas con pollo.

Es una fuente excelente de proteínas de alta calidad, necesarias para el crecimiento y la reparación de los tejidos del cuerpo.

Además, es rico en vitaminas del grupo B, especialmente B3 y B6, que son esenciales para el metabolismo energético.

También aporta minerales como el fósforo, esencial para la salud de los huesos y los dientes, y el selenio, un potente antioxidante

Pavo

El pavo es otra carne blanca muy apreciada. Y es que, al igual que el pollo, es una excelente fuente de proteínas de alta calidad y tiene un bajo contenido de grasa, especialmente si se consume sin piel.

Es alto en vitaminas del grupo B, especialmente B1, B3, B6 y B12. También aporta minerales como el selenio, el zinc y el fósforo.

El pavo es una opción muy saludable y versátil, puesto que se puede preparar de muchas maneras diferentes y resultar enormemente saciante con una baja ingesta calórica. 

¿Quieres una receta original? Prueba a preparar estos nuggets de pavo

Conejo

El conejo es una carne blanca que muchos pasan por alto, pese a los muchos e importantes beneficios nutricionales que ofrece.

Es una de las carnes más magras disponibles, con un contenido de grasa muy bajo y un alto contenido de proteínas.

También es una buena fuente de vitaminas del grupo B, especialmente B12, y minerales como el selenio, el fósforo y el potasio.

De nuevo estamos ante una pieza magra que se puede cocinar asada, a la plancha, al horno o frita, junto a un sinfín de guarniciones.

Propiedades nutricionales de las carnes blancas

El motivo por el que cualquier dieta equilibrada debe contener carnes blancas es porque estas son una fuente de nutrientes esenciales que contribuyen a una dieta equilibrada.

Veamos algunas de las propiedades nutricionales que estas carnes aportan a nuestra dieta:

  • Proteínas de alta calidad: Las carnes blancas son una excelente fuente de proteínas de alta calidad, que son esenciales para el crecimiento y la reparación de los tejidos del cuerpo.
  • Bajo contenido de grasa: Comparadas con las carnes rojas, las carnes blancas suelen tener un contenido de grasa más bajo, lo que puede ser beneficioso para aquellos que buscan reducir su ingesta calórica o de lípidos.
  • Vitaminas y minerales: Las carnes blancas son ricas en vitaminas del grupo B, que son esenciales para el metabolismo energético. También aportan minerales como el fósforo, el selenio y el zinc, que son importantes para la salud de los huesos y el sistema inmunológico.

Beneficios de incluir carnes blancas en la dieta

Incluir carnes blancas en nuestra dieta regular puede aportar varios beneficios para la salud. Aquí, enumeramos algunos de ellos:

  • Control de peso: Dado su bajo contenido de grasa y alto contenido de proteínas, las carnes blancas pueden ayudar en el control de peso. Las proteínas incrementan la sensación de saciedad, lo que puede ayudar a reducir la ingesta de alimentos.
  • Salud cardiovascular: Las carnes blancas tienen menos grasas saturadas que las carnes rojas, lo que puede ser beneficioso para la salud del corazón.
  • Mantenimiento de la masa muscular: Las proteínas de alta calidad presentes en las carnes blancas son esenciales para el mantenimiento y crecimiento de la masa muscular.
  • Salud ósea: Las carnes blancas son una buena fuente de fósforo, un mineral esencial para la salud de los huesos.
  • Sistema inmunológico: Algunas carnes blancas, como el pollo y el pavo, son ricas en zinc, un mineral que juega un papel crucial en la función inmunológica.

Recuerda, aunque las carnes blancas tienen muchos beneficios para la salud, es importante consumirlas como parte de una dieta equilibrada y variada. 

Si eres de los que prefieren las carnes rojas, por su mayor potencia de sabor, recuerda que siempre puedes dar un extra de sabor a tus ingestas de carne blanca con alguna de nuestras salsas Choví.
Dicho esto, para más información sobre alimentos o asuntos relacionados con la nutrición, echa un vistazo a nuestro blog. Porque la vida, con sabor, se disfruta mucho más.

Compártelo ahora

Facebook
X
Pinterest
WhatsApp

Cuáles son las carnes blancas y qué propiedades nos aportan

Search