La vida está hecha para disfrutarla. Por eso nos cuesta tanto resistirnos a ese momento en que entre amigos disfrutamos de unas deliciosas patatas bravas, algo tan nuestro y que le da el toque de alegría a nuestro día. Si eres un apasionado de las patatas bravas y estás por Madrid, toma nota de los lugares imprescindibles para disfrutarlas al máximo.

La receta de patatas bravas es sencilla pero en cada sitio le dan su toque, ese ingrediente secreto que nunca desvelarán. El corte de la patata, la intensidad de la salsa, la temperatura del aceite… Lo comprobamos en los bares que sirven las mejores patatas bravas de Madrid.

Patatas Bravas

Docamar

Alegre taberna de 1963 con terraza, decorada con murales de pizarra y popular por sus afamadas patatas bravas. Un must donde los haya.

Acuerdo

Bar castizo con barra de granito y taburetes negros que sirve raciones caseras de oreja, croquetas y jamón. Sus patatas bravas reciben una valoración altísima entre los consumidores. ¡Irresistible!

Bodega de La Ardosa

Pinchos, cervezas de importación y vermú de grifo en tasca de 1892 con toneles y columnas de hierro forjado. El sitio perfecto para los amantes de las patatas bravas.

Bar Cervecería Las Bravas

Con ese nombre nada puede fallar. Ningún disfrutón debería perderse una visita a Las Bravas. Catar esta tapa española en este bar será algo difícil de olvidar.

Bar Moncayo

Tapas, pinchos o raciones en un bar de toda la vida que se ha hecho conocido por preparar unas de las mejores patatas bravas de Madrid. Salsa espesa, patatas alargadas y crujientes, bien de sal y deliciosas.

Si para ti las bravas son religión, atrévete a preparar las tuyas. ¿Te contamos nuestro ingrediente secreto que nunca falla? La Brava de Choví. Elaborada especialmente con aceite, huevo, ajo, tomate y especias. Su personalidad es de sabor intenso, textura cremosa y toque picante. ¡Prueba a calentarla en el microondas para completar la experiencia!

Add to Favourites