Se acaban las clases y comienzan las vacaciones de verano para los niños y todos los padres se preguntan: ¿cómo elegir el mejor campamento de verano para mis hijos? A la hora de elegir un campamento de verano, y en especial si es la primera vez, aparecen muchas alternativas que generan infinidad de dudas, por eso queremos ofrecerte esta guía para elegir el mejor campamento de verano para niños.

 

Campamentos de verano para niños

Tomar la decisión de mandar a los niños a un campamento de verano no es únicamente porque los padres no puedan disfrutar de unas vacaciones de verano, sino que sirve para que tengan una experiencia inolvidable y gratificante, y que sirva de crecimiento educativo y personal.

Cuando se comienza a indagar para elegir un campamento veraniego siempre se establecen varios criterios que incrementan las dudas sobre cuál elegir: que sea barato, de calidad, educativo y entretenido, cuántos días es lo ideal…

Dependiendo de la edad de los pequeños habrá que decantarse por un estilo de campamento u otro. Por ejemplo, para los niños más pequeños es aconsejable un campamento de día que no estén muy lejos de casa. Así se les va preparando para futuros campamentos de verano para cuando sean más mayores y pueden ir adquiriendo experiencias que les harán repetir en futuras ocasiones.

También existe la duda de cuántos días debe durar el campamento de verano ideal. Si es su primer campamento, la mejor opción es que dure unos 10 días para que le dé tiempo a establecer vínculos con los demás niños y pueda vivir experiencias únicas. En el caso de que ya repita periódicamente y el bolsillo lo permita, un campamento que dura una quincena es una buena opción, aunque los hay que duran tres semanas o incluso llegan al mes.

Las actividades a realizar también son un buen criterio a la hora de elegir un campamento u otro. Las actividades deben ser acordes a la edad y a los objetivos que se pretenden cumplir en el campamento de verano. Es aconsejable que entre las actividades tengan momentos de tiempo libre para dejar a un lado un horario estricto repleto de actividades. Además, un campamento de verano que inculque en valores y les enseñe a tener responsabilidades siempre será mucho mejor que el resto. Por ejemplo, que tengan que hacer la cama, mantener las habitaciones recogidas y limpias, recoger la mesa después de comer, etc.

 

El recetario exclusivo de la Ajonesa

Campamentos de verano baratos

Preparar la elección del campamento con tiempo es la clave para escoger el más adecuado y al mejor precio. Las prisas nunca son buenas, y dejándolo para el final se reduce el tiempo para buscar, para comparar e informarte de todas las prestaciones con las que cuenta cada campamento, y con total seguridad, el precio será más alto. Además, posiblemente muchos campamentos tengan las plazas cubiertas y el niño acabaría inscrito aquél que todavía tenga plazas.

Muchas veces se suele pensar que cuanto más elevado sea el precio, mejor es el campamento, pero no siempre se cumple esa regla. En ocasiones, el precio es más caro porque tiene incluidas actividades que realmente no son necesarias; es un campamento de renombre, que se ha puesto de moda o los menús tienen varias opciones de platos a elegir, lo que incrementa su precio debido al coste de los alimentos y la elaboración de los platos.

Para que un campamento de verano resulte barato habrá que tener en cuenta: la duración total del campamento, las actividades a realizar, los servicios prestados, la comida y la popularidad del campamento.

Lo ideal es elegir un campamento de verano que cumpla la estrategia de calidad/precio, donde tengan muchas actividades lúdico-educativas, aprendan a tener pequeñas responsabilidades y al final tengan una experiencia inolvidable del campamento.

 

Campamentos de verano en inglés

Otra de las variables a la hora de elegir son los campamentos de verano en inglés. Son los más aconsejables si el objetivo es que tus hijos aprendan un nuevo idioma o perfeccionen el que ya han comenzado a aprender. Si la economía familiar lo permite, existen campamentos fuera de España, como por ejemplo en Reino Unido, donde aprenderán inglés de forma lúdica y entretenida, ya que nunca debemos olvidar que en un campamento de verano para niños la máxima de todo es divertirse.

Otra opción menos conocida pero cada vez más en auge son los campamentos de verano para niños en inglés impartidos en España. El coste es mucho más barato, ya que puedes ahorrarte el vuelo al Reino Unido, y las actividades siempre serán más divertidas gracias al clima que disfrutamos en nuestro país.

Y al igual que se puede aprender inglés en un campamento de verano, también los hay para aprender o perfeccionar otros idiomas, viajando a Italia, Francia o Alemania, por ejemplo.

 

Desde Choví apostamos por una educación en valores para los más pequeños, donde el aprendizaje y la diversión van cogidas de la mano. En nuestro blog podrás encontrar todo tipo de consejos para poner en práctica. No olvides seguirnos en redes sociales. ¡Te esperamos!

Add to Favourites