Cuidar nuestra alimentación no sólo es bueno para nuestro organismo y, por tanto, para nosotros mismos, sino que también se ve reflejado en nuestro estilo de vida ya que, en la mayoría de los casos, llevar una dieta sana es sinónimo de ser personas equilibradas.

Normalmente sabemos cuáles son los alimentos que más nos convienen y cuáles son aquellos que no son precisamente saludables. Pero a veces nos sorprendemos al descubrir alimentos con una enorme cantidad de beneficios que en la mayoría de las ocasiones desconocíamos. Es el caso de las uvas.

Esta fruta es una de las mejores que podemos tomar ya que es un auténtico aliado para tener una salud como un roble: no sólo nos proporciona energía por medio de sus vitaminas, sino que es perfecta para el cuidado de la piel y para otras muchas funciones de nuestro organismo.

Te vamos a dar diez razones de peso para añadir las uvas a tu dieta habitual.

  • Las uvas son ricas en polifenoles, lo que es muy beneficioso para controlar el colesterol y evitar sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Esos polifenoles, además, mantienen a raya a los radicales libres, que provocan la oxidación de las células. Por tanto, comer uvas sirve para prevenir el envejecimiento de la piel.
  • Comer uvas aporta un 11 por ciento del hierro y un 9 por ciento del magnesio que necesitamos cada día, por lo que es muy bueno para personas con anemia y para cuidar la vista.
  • Contienen ácido linoleico y vitamina E que fortalecen los folículos pilosos, por lo que las uvas son buenas para el cuidado del cabello e intentar reducir su pérdida.
  • Cada uva está llena de sales minerales, la gran mayoría de ellas alcalinas, por lo que equilibran los ácidos del organismo.
  • Son ricas en fibra y poseen cualidades antiinflamatorias.
  • Las uvas tienen un gran poder cicatrizante, además de proteger a la piel de los efectos del sol.
  • Se utilizan en el mundo de la cosmética de varias maneras: sus pepitas se trituran y son usadas como exfoliantes, mientras el conjunto de sus propiedades sirven de base a productos antiedad.
  • El 80 por ciento de las uvas es agua y eso las hace ser un alimento ideal cuando se necesita hidratación.
  • La composición de las uvas les convierten en un laxante natural y son muy beneficiosas para el tránsito intestinal.
Add to Favourites