Cuando se habla de turismo gastronómico hay un destino que destaca sobre los demás: España. No hay que irse muy lejos para disfrutar de una experiencia culinaria única en el mundo. Y no es que lo digamos nosotros, lo confirman los millones de bocas que visitan el país cada año.

Un ejemplo: la empresa de catering británica Caterwings realizó un estudio para determinar los mejores destinos gastronómicos del mundo en 2017, y España fue el único país que logró colar más de una ciudad en el Top 10.

En total fueron tres -San Sebastián, Barcelona y Madrid- las cuales, por supuesto, están incluidas en este recorrido por los destinos gastronómicos españoles que no te puedes perder. Atención porque más de uno te sorprenderá.

Mejores destinos gastronómicos de España

Comunidad Valenciana

Antes de que nos acusen de “barrer para casa” hay que dejar una cosa clara: si quieres comer una auténtica paella valenciana, tienes que venir a Valencia. Eso es así.

La responsabilidad de contar con uno de los platos más famosos del mundo hace que a veces nos olvidemos de que la Comunidad Valenciana es mucho más que paella. Desde luego, si hablamos de arroces, podríamos comer un mes entero y no repetir receta ningún día. Pero no todo es arroz.

La variedad de la cocina valenciana es tan diversa como su geografía: los langostinos de Vinarós, los alcachofas de Benicarló, la pericana de Alcoi, el all i pebre de El Palmar, el tomate de El Perelló, la gamba roja de Dénia… y podríamos seguir. Hay un montón de rutas gastronómicas en la Comunidad Valenciana con las que descubrirás platos y productos extraordinarios.

País Vasco

El País Vasco es conocido a nivel mundial como uno de los lugares donde mejor se come. La gastronomía vasca es de las más piropeadas del mundo y se encuadra en una cultura que valora muchísimo ese pequeño ritual que es sentarse a la mesa y disfrutar de la buena comida.

San Sebastián es la ciudad que más elogios recibe gracias a sus restaurantes y prestigiosos chefs, pero también Bilbao o Vitoria-Gasteiz son visitas imprescindibles para los amigos del buen comer. No te cansarás nunca de probar pintxos espectaculares, eso sí, recuerda que ¡los palillos no se tiran! Los tienes que guardar para saber qué has tomado.

Galicia

No hay ruta gastronómica por el norte de España que se precie que no tenga a Galicia como parada obligatoria. No nos hace falta ningún experto culinario, de toda la vida se ha dicho eso de que “en Galicia se come muy bien” y por algo será.

Cocina de producto, sin complicaciones. Mar y montaña directos al plato. Santiago de Compostela es la ciudad de referencia pero atención también a La Coruña y, sobre todo, a Lugo, una pequeña ciudad capaz de conquistar cualquier paladar por muy exquisito que sea (y a precio muy económico, que sabe mejor).

Andalucía

Si hay un sitio en el que ir de tapas es un auténtico arte, es Andalucía. Nos creíamos que era por las playas y el sol, pero no, uno de los principales motivos por los que miles de turistas visitan este territorio cada año es por su gastronomía.

Granada y Sevilla son templos de la tapa, pero si eres amante del pescado, no dudes en visitar Huelva o Cádiz: te puede cambiar la vida.

Ciudades donde mejor se come

Hay destinos a los que merece la pena viajar aunque sólo sea por su cocina.

León

León es la Capital Española de la Gastronomía 2018, y con este título pasa a formar parte de la red de “gastrociudades”, una serie de lugares que se distinguen por su tradición culinaria. Se une así a Burgos, Vitoria-Gasteiz, Cáceres, Toledo, Huelva y Logroño, todos ellos destinos gastronómicos de obligada visita.

Ciudad perfecta para una escapadita de fin de semana. Si es en invierno mejor porque te encontrarás con mucho cocido, embutido, empanadas, sopas y guisos. También, por supuesto, con patatas bravas. Puede que no lo sepas pero en León las bravas no son cualquier cosa, se toman este típico plato español muy en serio, igual que en Choví, y es obligatorio saber hacerlas bien.

Barcelona

Una de las ciudades más cosmopolitas del mundo también lo es en los fogones. Barcelona ofrece auténticas experiencias gourmet, reúne restaurantes de los mejores chefs del mundo y cuenta con una oferta gastronómica de la que pocas ciudades pueden presumir.

Madrid

La capital de España reúne muestras de muchos de los destinos gastronómicos que te acabamos de contar. Madrid es un viaje gastronómico en sí mismo. Tienes cocina internacional, restaurantes con platos típicos de distintos puntos de España y, al mismo tiempo, encuentras locales con mucha solera, esencialmente madrileños.

Murcia

Murcia no suele aparecer en las listas de los mejores destinos gastronómicos de España, pero pregúntale a cualquier persona que haya tenido el placer de comer allí y verás lo que te dice.

Con productos muy comunes, encontrarás platos únicos cargados de sabor. Por ejemplo “las marineras”: verdura de la famosa huerta murciana y una buena mayonesa; ensaladilla rusa sobre una rosquilleta con una anchoa, no hay más. Parece simple, y lo es, pero es uno de los mejores inventos que te puedes llevar a la boca.

Add to Favourites