Acaban las vacaciones, el tiempo de levantarse tarde, de jugar y de playa y piscina. Tanto niños como padres esperan la llegada del mes de septiembre para la vuelta a la rutina de los niños, solo que cada uno puede esperarlo con un entusiasmo distinto. Ya que la vuelta al cole puede ser en ocasiones algo costosa, toma nota de estos consejos que pueden ayudar a hacer más fácil el regreso y preparar la vuelta al cole.

La vuelta al cole

Para gran parte de las familias, el mes de septiembre representa volver a la rutina. Muchos adultos retornan a la rutina laboral y todos los pequeños vuelven al colegio después de tres meses de vacaciones.

Adaptarse a esta situación no suele ser fácil, acostumbrados a jugar y disfrutar del buen tiempo, viajar y remojarse en playas y piscinas. El inicio del curso escolar significa regresar a la vida ordenada de horarios, comidas y sueño.

Aunque no todos los peques lo hacen de la misma forma, a unos les cuesta más que a otros volver a esta rutina, pero con un poco de ayuda y algunos consejos conseguirán incorporarse a su vida escolar sin problemas.

Cómo preparar vuelta al cole

Existen varios tips a la hora de ir mentalizando a nuestros hijos para su vuelta al cole. Lo más importante es adaptar la rutina del verano progresivamente a la rutina que nos interesa, la del día a día al inicio de las clases. Para eso, toma nota de estos consejos que debemos adaptar en los días previos al inicio de las clases, que nos ayudarán a normalizar el inicio de las clases.

Consejos para la vuelta al cole

  • Ajusta el horario: durante las vacaciones de verano, la hora de levantarse, las comidas, el baño, los deberes o la hora de dormir se retrasan con respecto al resto del año, ya sea porque se está de viaje, por la luz del sol o la falta de obligaciones. Con la vuelta a la rutina, una de las cosas más importantes es ajustar el horario de las comidas y, sobre todo, del sueño, por lo que conviene empezar al menos una semana antes de iniciar las clases. El objetivo es irse a la cama antes para madrugar, respetando las horas de descanso necesarias para rendir al día siguiente.
  • Catálogo del estudiante: los anuncios de la televisión, carteles, grandes supermercados… Es tiempo de libros de textos, cuadernos, carpetas, rotuladores, estuches, mochilas. Anímalos a realizar las compras contigo, así se motivarán e ilusionarán desde antes de empezar
  • Charla con ellos: bien es sabido que cada niño es un mundo. Por un lado están aquellos que se mueren de ganas de volver a clase, y por otro, los que rechazan y temen el inicio de las clases. Es recomendable sentarse a hablar con nuestros hijos para estimularlos con la vista enfocada a afrontar el nuevo curso. Habla de cosas positivas como el reencuentro con los compañeros y el profesorado, el deseo de aprender cosas nuevas e interesantes, la satisfacción de superarse a uno mismo, etc. Todo esto les aporta autoestima e independencia de cara al futuro, afrontando así la vuelta al cole con una actitud positiva.
  • Invita a sus amigos y amigas a casa: Pasar tiempo con amigos y amigas de clase antes de coincidir en el cole les ayudará a asentar lazos de confianza y a querer pasar más tiempo en compañía de otros.
  • Seguir una dieta equilibrada: Durante el verano es común tomar alimentos “prohibidos” para niños en exceso, como productos de comida rápida, helados, etc. Por eso, aunque la dieta equilibrada debería estar todo el año, es importante volver a la rutina gastronómica. La ingesta de frutas y verduras durante el crecimiento es de vital importancia. Además, muchos de los niños se quedan en el comedor escolar, así que hay que acostumbrarlos a una dieta equilibrada y variada antes de empezar el curso.

Consejos una vez iniciada la vuelta al cole

Es importante que, una vez iniciada la vuelta al cole, se establezcan unas pautas que cumplir a largo plazo, de forma que ya no sólo será efectiva la vuelta al cole, sino todo el resto del curso.

Por ejemplo, es importante llevar al día deberes, estudios, exámenes y demás, así que una buena opción es desarrollar una agenda del estudiante con la que poder organizarse y gestionar todo lo que tenga que ver con estudios. Existen tanto en papel como digitales, gracias a las nuevas tecnologías podremos estar al tanto de la agenda de nuestros hijos para ver todas las tareas que tienen pendientes.

Otro de los consejos más importantes a la hora de conseguir un curso llevadero es establecer un horario y no incumplirlo. De esta manera nos aseguraremos que cumplen con sus tareas de clase, obteniendo el premio del ocio para después cumplir el horario de baño, cena y descanso. Es vital mantener un horario adecuado para el resto del curso.

Por último, y no por ello menos importante, están los periodos vacacionales a mitad de curso. Navidad, pascua, fiestas locales, etc., suelen pasar factura, ya que el proceso de una “vuelta al cole” debe volver a empezar. Por eso es importante no hacerles desconectar al 100% del colegio si no queremos volver a lidiar con el desánimo y los arrebatos. Siempre de manera sutil se les puede preguntar por el colegio, por aquello que quieren aprender, por sus compañeros de clase, preparar pequeñas actividades para que no se les olvide lo aprendido, etc.

Con un poco de esfuerzo y todo el apoyo por parte de los padres conseguiremos que la vuelta al cole de los peques sea lo más llevadera posible. Pásate por nuestro blog y descubre todos los consejos para el día a día. ¡Te esperamos!

Add to Favourites