El calor hace que huyamos de los platos calientes y nos decantemos por recetas frías, que además podemos llevarnos a cualquier parte.

Te proponemos algunas recetas de comida fría, nutritivas y muy sencillas para refrescarte en casa y allí donde vayas.

 

La ensaladilla: en el número uno de las recetas frías para verano

Hay algunas recetas frías con las que triunfarás en cualquier ocasión y una de ellas es la ensaladilla. Es una de las recetas frías más tradicionales y que se preparan durante todo el año, pero especialmente en verano.

Además de la más clásica, elaborada con patata, guisantes, atún y mayonesa, este plato frío se puede preparar de muchas maneras.

Si quieres hacer recetas frías muy ligeras, puedes hacer varios tipos de ensaladilla sin patata. Para ello, puedes utilizar gambas, salmón, verduras crudas o previamente cocinadas, como pimiento, berenjena o calabacín, y dejarlas enfriar.

El secreto para una buena ensaladilla es que todos los ingredientes estén cortados muy pequeños y que estén ligados con una buena salsa, tradicionalmente una buena mayonesa o una salsa cocktail que va muy bien para las recetas frías con marisco.

 

Hummus: los mil y un sabores

El hummus es una crema de garbanzos típica de la comida árabe,  pero que se ha ido haciendo hueco en nuestra gastronomía y que hoy todo el mundo prepara en casa.

Sus ingredientes hacen que el hummus sea una de las recetas frías favoritas para comer legumbres de forma diferente y saludable.

El hummus tradicional se hace con los siguientes ingredientes:

  • Garbanzos (puedes utilizarlos ya cocidos)
  • Tahini
  • Un diente de ajo
  • Zumo de limón
  • Comino
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón

 

Para hacer el tahini

  • Sésamo
  • Agua
  • Sal

El tahini es una pasta de sésamo que tradicionalmente se usa en recetas frías como el hummus o en otras como el falafel. Puedes omitirlo de la receta, pero esta pasta le dará el sabor del verdadero hummus.

Para hacerlo, sólo necesitas tostar el sésamo (si no lo has comprado tostado), y triturarlo con agua y una pizca de sal.

Como muchas recetas frías, tiene la ventaja de que lo puedes guardar y comerlo en varios días.

 

Elaboración del hummus

  1. Enjuaga los garbanzos cocidos
  2. Añádelos en un vaso para batir con el ajo, el comino, la sal y el zumo de limón
  3. Añade tu tahini
  4. Añade agua poco a poco. Lo más importante del hummus es que quede cremoso.
  5. Coloca tu hummus en un bol o plato, extendiéndolo
  6. Añade un chorrito de aceite de oliva y pimentón a tu gusto.

Una vez domines el hummus clásico, atrévete a crear combinaciones para hacer nuevas recetas frías.

Puedes hacerlo con lentejas, sustituyendo los garbanzos. Debes tener cuidado con la cantidad de agua y zumo de limón, ya que con las lentejas quedará más líquido. Así que añade más, o quita agua.

Además, puedes hacer otras recetas frías tan ricas como la del hummus de remolacha o el de  calabaza, en los que solamente debes sustituir parte de los garbanzos por estos ingredientes.

 

El recetario exclusivo de la Ajonesa

 

Mousse de atún

El mousse de atún es perfecto para untar en tostas o galletas saladas,  y puedes prepararlo para cualquier cena fría de verano, acompañado de otras recetas frías como el hummus.

Para hacerlo, sólo necesitas:

  • Atún en conserva
  • Mayonesa o queso cremoso de untar.
  • Limón

Para elaborar esta tapa fría sólo tienes que usar la batidora y triturar el atún con la mayonesa o el queso y añadir unas gotitas de limón. Para terminar, puedes añadir un poco de pimentón y sésamo.

Si no te queda todo lo consistente que quieres, puedes mezclarlo con una lámina de gelatina neutra previamente hidratada y dejar enfriar.

El mousse es una de las recetas frías más sencillas para cualquier aperitivo en verano. Puedes usarlo también para rellenar otros ingredientes, como tomates, o realizarlo con otro ingrediente principal, como pimientos de piquillo.

¡Está riquísimo!

 

La fruta, que no falte en las recetas frías

Además de incluirlas en las ensaladas, las frutas son protagonistas en otros platos fríos de verano.

Esta elaboración es una de las recetas frías más saludables como desayuno o merienda para los niños, ya que contiene cereales, fruta y lácteos.

Para hacer esta receta de cereales con fruta, necesitas:

  • Copos de avena
  • Miel
  • Frutas
  • Yogur

Para elaborar esta receta fría:

  1. Calienta una cucharada de miel en un cazo y añade los cereales.
  2. Saca la mezcla y dale la forma que quieras.
  3. Cuando se enfríe, quedará sólido
  4. Añade encima el yogur y las frutas cortadas en trocitos pequeños

Siguiendo los pasos, puedes crear varias recetas frías con diferentes cereales y frutas. Si estás fuera de casa puedes dejarlas enfriar un poco más y hacer tus propias barritas de cereales caseras para llevarte donde quieras.

¿Quieres conocer más recetas frías y saludables? Entra en el Blog de Choví y toma nota de todos los platos sencillos que te refrescarán en verano.

 

Add to Favourites